Famaillá: la capital de la empanada... y de las irregularidades electorales

Qué ocurrió en Monteros y en Lules.

14 Ago 2017
la capital de la empanada... y de las irregularidades electorales
En la puerta de la escuela Diego de Rojas, en Famaillá, donde figuraban en el padrón los mellizos José y Fernando Orellana (entre otros electores), se pudo observar autos particulares y ómnibus identificados con carteles con números de los que subían y bajaban votantes; y una mujer preguntaba “¿Tienen votos?”. También se vieron automóviles que circulaban con un cartel pegado con la leyenda “Jaldo” y otros con un afiche a medio arrancar del mismo candidato. En el primer caso un policía se acercó a pedirles que despegaran ese cartel. En Lules, el intendente Carlos Gallia había organizado un grupo de abastecimiento para los fiscales del PJ de la escuela Técnica N°1. Unos jóvenes que cargaban bidones y una caja con medialunas reconocieron que tenían como misión abastecer a los fiscales de esa escuela: primero con el desayuno y luego a la hora del almuerzo.   
Muchos mayores de 70 años; poquísimos adolescentes
Carmen Gutiérrez, de 82 años, “nacida y criada en Lules” salió con la compañía de un bastón de votar en la escuela Técnica N°1. “No me interesa cuando se pelean, pero los escucho que critican a (José) Cano y (Beatriz) Ávila y yo digo: ‘¿qué hicieron ellos con Cristina (Kirchner) tanto tiempo?’”, dijo Carmen sin perder la sonrisa. Sin embargo, reconoció que el intendente actual de Lules (Carlos Gallia) se ha ocupado de la limpieza de la ciudad. “Ahora uno va al cementerio y es una plaza, antes era un basural”, reconoció. Después de octubre finalizará el período como diputada de la luleña Miriam Gallardo de Dip (esposa del ex intendente, César “Kelo” Dip. 
En la escuela de Monteros “General San Martín”, las escaleras no amainaron los ánimos de algunos abuelos que ayudados por personal de Gendarmería subían hasta la mesa de votación. En algunos casos, hubo que bajar las urnas para que las personas con discapacidad motora pudieran votar.
¿por qué votan? los vecinos de lules piden seguridad y que luchen contra la droga 
Teresa Chapero lo tenía claro, al momento de votar espera que los políticos solucionen el problema de la inseguridad en Lules. “Uno al problema de la canasta familiar lo puede llevar, pero al de la seguridad no lo puede manejar y te mata”, sostuvo la mujer al salir de la escuela Técnica N°1 de Lules. Según contó en los últimos años esa ciudad se ha convertido en un caos. “En mi familia todos hemos sufrido algún tipo de robo: a mi me arrancaron la cartera, a mi hijo le robaron la moto y a mis nietos la bicicleta. La otra noche, a las 4 de la mañana, un ladrón entró en casi todas las casas de la manzana”, comentó.
monteros
Boletas en fuga: fuerza republicana no tenía y las de cambiemos desaparecían 
En la escuela de Comercio de Monteros el partido Fuerza Republicana no puso boletas en el cuarto oscuro. “Hubo personas que querían votar y pidieron boletas, pero no había fiscales. Yo tenía un poco de todos los partidos que nos habían dado en la Cámara Electoral, así que pude llevarlas”, explicó José Manuel Jalis, el rector de la escuela. También reconoció que había algunas personas que denunciaron faltantes de boletas de Cambiemos en varias mesas. 
ausentes con aviso
Casi 20.000 personas solicitaron en Tucumán constancias de no sufragio 
Según un informe que recibió el jefe de la Policía de Tucumán, Dante Bustamante, unas 19.429 personas se acercaron a las distintas sedes policiales de la provincia para solicitar una constancia de no voto, por encontrarse lejos de las ciudades en las que debían sufragar o por cuestiones de salud. El distrito que más pedidos recibió fue la Regional Capital, con 6.485 constancias firmadas. En el sur, se dio el caso opuesto: fue el lugar donde menos certificados se entregaron, unas 2.875. En las regionales Norte, Este y Oeste, se emitieron entre 3.200 y 3.500 constancias. Aquellos que no sufragaron y tampoco solicitaron una justificación, deberán pagar una multa. Quienes no hayan votado amparados por las razones que prevé el Código deberán ir con el certificado respaldatorio a la Secretaría Electoral, de Las Piedras al 400, o cargar la información y el documento respaldatorio la web de la Cámara Electoral. Si el faltazo no se justifica y es sólo en uno de los comicios de este año, la multa es de $ 50; y si se falta a ambos, la penalización es de $ 150.

En la puerta de la escuela Diego de Rojas, en Famaillá, donde figuraban en el padrón los mellizos José y Fernando Orellana (entre otros electores), se pudo observar autos particulares y ómnibus identificados con carteles con números de los que subían y bajaban votantes; y una mujer preguntaba “¿Tienen votos?”. También se vieron automóviles que circulaban con un cartel pegado con la leyenda “Jaldo” y otros con un afiche a medio arrancar del mismo candidato. En el primer caso un policía se acercó a pedirles que despegaran ese cartel. En Lules, el intendente Carlos Gallia había organizado un grupo de abastecimiento para los fiscales del PJ de la escuela Técnica N°1. Unos jóvenes que cargaban bidones y una caja con medialunas reconocieron que tenían como misión abastecer a los fiscales de esa escuela: primero con el desayuno y luego a la hora del almuerzo.

  

Muchos mayores de 70 años; poquísimos adolescentes
Carmen Gutiérrez, de 82 años, “nacida y criada en Lules” salió con la compañía de un bastón de votar en la escuela Técnica N°1. “No me interesa cuando se pelean, pero los escucho que critican a (José) Cano y (Beatriz) Ávila y yo digo: ‘¿qué hicieron ellos con Cristina (Kirchner) tanto tiempo?’”, dijo Carmen sin perder la sonrisa. Sin embargo, reconoció que el intendente actual de Lules (Carlos Gallia) se ha ocupado de la limpieza de la ciudad. “Ahora uno va al cementerio y es una plaza, antes era un basural”, reconoció. Después de octubre finalizará el período como diputada de la luleña Miriam Gallardo de Dip (esposa del ex intendente, César “Kelo” Dip. 
En la escuela de Monteros “General San Martín”, las escaleras no amainaron los ánimos de algunos abuelos que ayudados por personal de Gendarmería subían hasta la mesa de votación. En algunos casos, hubo que bajar las urnas para que las personas con discapacidad motora pudieran votar.

¿Por qué votan? los vecinos de Lules piden seguridad y que luchen contra la droga 
Teresa Chapero lo tenía claro, al momento de votar espera que los políticos solucionen el problema de la inseguridad en Lules. “Uno al problema de la canasta familiar lo puede llevar, pero al de la seguridad no lo puede manejar y te mata”, sostuvo la mujer al salir de la escuela Técnica N°1 de Lules. Según contó en los últimos años esa ciudad se ha convertido en un caos. “En mi familia todos hemos sufrido algún tipo de robo: a mi me arrancaron la cartera, a mi hijo le robaron la moto y a mis nietos la bicicleta. La otra noche, a las 4 de la mañana, un ladrón entró en casi todas las casas de la manzana”, comentó.

Monteros
Boletas en fuga: Fuerza Republicana no tenía y las de cambiemos desaparecían 

En la escuela de Comercio de Monteros el partido Fuerza Republicana no puso boletas en el cuarto oscuro. “Hubo personas que querían votar y pidieron boletas, pero no había fiscales. Yo tenía un poco de todos los partidos que nos habían dado en la Cámara Electoral, así que pude llevarlas”, explicó José Manuel Jalis, el rector de la escuela. También reconoció que había algunas personas que denunciaron faltantes de boletas de Cambiemos en varias mesas. 

Ausentes con aviso


Casi 20.000 personas solicitaron en Tucumán constancias de no sufragio 

Según un informe que recibió el jefe de la Policía de Tucumán, Dante Bustamante, unas 19.429 personas se acercaron a las distintas sedes policiales de la provincia para solicitar una constancia de no voto, por encontrarse lejos de las ciudades en las que debían sufragar o por cuestiones de salud. El distrito que más pedidos recibió fue la Regional Capital, con 6.485 constancias firmadas. En el sur, se dio el caso opuesto: fue el lugar donde menos certificados se entregaron, unas 2.875. En las regionales Norte, Este y Oeste, se emitieron entre 3.200 y 3.500 constancias. Aquellos que no sufragaron y tampoco solicitaron una justificación, deberán pagar una multa. Quienes no hayan votado amparados por las razones que prevé el Código deberán ir con el certificado respaldatorio a la Secretaría Electoral, de Las Piedras al 400, o cargar la información y el documento respaldatorio la web de la Cámara Electoral. Si el faltazo no se justifica y es sólo en uno de los comicios de este año, la multa es de $ 50; y si se falta a ambos, la penalización es de $ 150.

Comentarios