Muchos vinos, pocos sommeliers

14 Ago 2017

Desde París, una sommelier habla del buen momento del vino argentino

Y todavía hay quienes piensan que estamos jugando. A pesar de que la Argentina desde hace varios años integra el ranking de países que más vinos exportan, en los mercados más conservadores del vino aún ven a nuestra industria como un bebé en pañales, apenas gateando y son pocas las personas que, sentadas en un restaurante de París -por caso- pedirán como su elección un vino argentino. ¿A qué se debe? Ni falta de calidad ni un mal momento en la actividad; lo que explica esta “desconfianza” es un déficit en la comunicación del vino, una debilidad para venderlo a estos mercados, según la mirada de Paz Levinson, sommelier argentina afincada en Francia.

En un breve paso por Buenos Aires, Levinson dijo a Télam que los vinos argentinos están en un momento buenísimo, el tema es la comunicación. El desafío es comunicar al mundo el gran momento que vive el vino argentino”, arengó. “Los sommeliers de los países tradicionales y cerrados no suelen recomendarlos, ni la gente de esos países suele pedirlos espontáneamente”, señaló, y agregó: “hay que mostrar la calidad que tenemos, llegar a los sommeliers de esos países, y para ello necesitamos formar sommeliers. Todo el mundo sabe que nuestro país es super productor, pero de ahí a que el sommelier compre el vino y lo recomiende... ese es nuestro desafío hoy”, planteó la especialista de 38 años, elegida mejor sommelier de la Argentina en 2010, entre otros premios que obtuvo.

En 2016 la Argentina exportó vinos por U$S 819 millones, según datos del Observatorio Vitivinícola Argentino.

En la charla con Télam, momentos antes de encabezar una cata a ciegas para alumnos de la Asociación Argentina de Sommeliers, Levinson destacó especialmente la reciente elección del argentino Andrés Rosberg como presidente de la Association de la Sommellerie Internationale (ASI). Es el primer americano en ocupar ese puesto y que sea argentino es un dato alentador para el vino nacional.

Según Levinson, la llegada de Rosberg a la asociación que reúne a los sommeliers de todo el mundo le aportará frescura y renovación a una entidad que necesita gente joven y nuevas miradas, “gente de países que no sean Francia, Italia, Japón”, según su definición. “Con la elección de Rosberg, se vio que no estábamos jugando, que estábamos hipercomprometidos con representar a la Argentina”, dijo, y agregó que el vino argentino puede cambiar muchas cosas del Viejo Mundo”.

Para Levinson, somos un país que no tiene una larga tradición, pero que vemos las cosas con otros ojos. “Somos mucho más abiertos, aprendemos a utilizar lo mejor de lo tradicional, y lo que nos frena o lo que no va, lo cambiamos. Hay que aprovechar este presente y creo que va a continuar porque cada vez hay gente más entusiasmada, que cree en lo que hacemos, tenemos que mostrarles a los formadores de opinión del mundo lo que estamos viviendo porque es un buen momento del vino”, concluyó.

El concurso del año

El concurso Mejor Sommelier de Argentina, que organiza la Asociación Argentina de Sommeliers, se realizará el 30 de octubre en Buenos Aires. Es una instancia previa al Mundial de Sommeliers. En este tipo de certámenes, los especialistas deben demostrar sus conocimientos y habilidades en temas relacionados al servicio y cata de vinos y bebidas, vitivinicultura, gastronomía, geografía vitivinícola y procesos de elaboración, producción y consumo de los más diversos productos y bebidas del mundo. Se realizan pruebas como catas ciegas y situaciones hipotéticas con temas a resolver en restaurantes, por ejemplo.

El sábado es nuestra Vendimia

Si en el mundo la Argentina es un productor relativamente joven de vino, dentro del país, los viñedos tucumanos se encuentran entre los últimos en incorporarse al mapa mundial del vino. Los sommeliers y productores locales siempre sostienen que no es posible competir con otras provincias argentinas en cuanto a cantidad, pero sí en cuanto a calidad y personalidad de los vinos tucumanos, todos ellos producidos en altura.

Según un informe de Télam, en Argentina hay 40.000 hectáreas de uvas malbec plantadas, concentradas en un 86% en Mendoza. “En estos momentos Tucumán tiene aproximadamente 250 hectáreas sembradas en total, lo que es apenas un poco más del 10% del potencial que tenemos, que es de 2.300 hectáreas. De esas 250 hectáreas unas 100 son de torrontés y en segundo lugar de malbec”, detalló Roberto Carro, vicepresidente de la Cámara de Bodegueros de Tucumán.Según el dirigente, ha sido una buena temporada para los viñedos tucumanos, que lograron recuperarse en buena medida del hachazo que les pegó la helada del año pasado. Así, este fin de semana la Fiesta de la Vendimia será una verdadera celebración por un año positivo.

“En general hacemos la Fiesta de la Vendimia en mayo, pero por cuestiones organización la hacemos ahora. La ventaja del cambio de fecha, es que durante el encuentro ya podremos probar los vinos de la cosecha 2017. Habrá degustaciones y ventas de los vinos del año”, contó Carro.

La Vendimia 2017 será este sábado, desde las 13, en la bodega Las Arcas de Tolombón, en Colalao del Valle. El festejo comenzará con la tradicional bendición ancestral de los frutos y continuará con un almuerzo regional y una degustación de vinos. Además, habrá espectáculos en vivo durante toda la jornada.

Las tarjetas para el evento se consiguen en la sede de la Cámara de Bodegueros, en calle Santiago 21, planta baja. El precio es $ 500 e incluye almuerzo, bebida y espectáculos. Más info llamando al 4300666.

el argentino que hizo historia
============02 TEX EDI TAPA "B" (11680525)============
El mendocino Andrés Rosberg fue el primer americano en llegar a la presidencia de la Asociación de la Sommellerie Internacional (ASI), un puesto que ejercieron siempre sommeliers europeos. La elección fue este año, en asamblea general de la ASI, y se convierte en un hecho auspicioso para toda la industria vitivinícola argentina. Rosberg, de 42 años, presidió durante 10 años la Asociación Argentina de Sommeliers. La flamante elección se llevó a cabo en Burdeos, Francia, y participaron 53 países. El representante argentino se impuso al candidato francés, Serge Dubs, por 29 contra 24 votos. Su mandato tendrá una duración de 3 años.

El argentino que hizo historia

El mendocino Andrés Rosberg fue el primer americano en llegar a la presidencia de la Asociación de la Sommellerie Internacional (ASI), un puesto que ejercieron siempre sommeliers europeos. La elección fue este año, en asamblea general de la ASI, y se convierte en un hecho auspicioso para toda la industria vitivinícola argentina. Rosberg, de 42 años, presidió durante 10 años la Asociación Argentina de Sommeliers. La flamante elección se llevó a cabo en Burdeos, Francia, y participaron 53 países. El representante argentino se impuso al candidato francés, Serge Dubs, por 29 contra 24 votos. Su mandato tendrá una duración de 3 años. 

Comentarios