Proponen revisar cuidadosamente la caña que se desea utilizar como semilla

Hay que extremar el control de calidad de las yemas a usar en las plantaciones.

12 Ago 2017
1

CUIDADOS. El frío ocurrido en julio afectó lotes de semilla de caña.

Para tener éxito en la nueva plantación, la Estación Experimental Obispo Colombres (Eeaoc) recomienda:

* Revisar cuidadosamente la caña que se desea utilizar como semilla, controlando el estado de las yemas a lo largo del tallo.

* Observar si las yemas, desde las “apicales” hacia abajo, se encuentran necrosadas (color marrón oscuro) y/o flácidas. Estas yemas están muertas o son de dudosa brotación.

* En caso de que sólo las “yemas apicales” presenten este estado, hay que eliminar toda la porción del tallo afectada (no plantar dejando esta porción, porque afectará la brotación de las otras yemas).

En este caso, coloque en los surcos una cantidad de semilla mayor que la habitual (20%-30%), para subsanar posibles fallas en la brotación.

* Si son muchas las “yemas del tallo” dañadas o en dudosas condiciones, no utilice este cañaveral como “caña semilla”. La plantación es una operación costosa y se debe garantizar la capacidad de brotación del material que se emplea.

* Recordar que cada lote es una situación particular. La ubicación del lote, el estado de crecimiento del cañaveral, las variedades, etc. modifican el grado de afección por las heladas. Por lo tanto, nada reemplaza al monitoreo cuidadoso para tomar la decisión acertada.

* La caña que está caída sufre, en mayor medida, los efectos de las heladas ya que las temperaturas a nivel del suelo son más bajas. En este caso, las yemas que quedan en contacto con la superficie del suelo resultan más afectadas.

* Es acumulativo el efecto de horas de frío; una nueva helada agrava el cuadro. Por ello, la evaluación del lote debe hacerla cuando decida cortar la caña para plantar.

* Prudencia. Extreme el control de calidad de las yemas que empleará en las plantas. No arriesgue su inversión. Cuando un semillero muestra elevada cantidad de yemas dañadas o en dudosas condiciones, no usarlo como “caña semilla”.

Comentarios