Va a juicio un ex empleado judicial en Concepción

10 Ago 2017

En la Cámara Penal Sala I del Centro Judicial de Concepción, hoy se iniciará el juicio contra Guillermo Molina, el ex empleado de la fiscalía I° de Instrucción cesanteado en 2014 por adulterar actas en una causa por homicidio. El hombre está acusado de haber incurrido en “falsificación de instrumento público y violación de elementos de prueba”.

Los letrados del acusado habían solicitado el recurso de la probation para evitar el juicio, pero el fiscal de Cámara Enrique Rojas se negó a aprobarlo y en consecuencia, la Cámara, presidida por Elena Grellet, resolvió seguir adelante.

La maniobra por la que Molina va al banquillo de los acusados se habría perpetrado mientras se instruía la causa por el crimen de José Luis Poma, ocurrido en abril del 2014 en el barrio Tagusa de Aguilares; durante una discusión familiar, Raúl Esteban Ortega, su cuñado, le asestó una puñalada en el pecho.

El homicida fue detenido, pero quedó en libertad poco después. Gladys Albarracín, madre del difunto, al indagar en las razones de la liberación, se dio con que el expediente de la causa tenía varias irregularidades; había folios con declaraciones de testigos adulteradas y que favorecían al homicida. Esas irregularidades permitieron que el acusado de homicidio quedara libre y se diera a la fuga.

Luego de que el fiscal de Instrucción Edgardo Sánchez confirmara las modificaciones en las actas, la Corte Suprema de Justicia resolvió iniciar un sumario administrativo contra Molina; luego lo suspendieron por 30 días, y finalmente, tras concluir el proceso interno, lo cesantearon.

“El fiscal es el encargado de una investigación y luego están los funcionarios que también firman los procedimientos. A ellos sólo los suspendieron pocos días. Yo no firmé nada y me corrieron sin contemplación. Veo que esto se cortó por la parte más delgada” se defendió Molina tras su cesantía, en declaraciones al medio Bajo La Lupa. Su defensa será ejercida por Julio César Herrera.

Comentarios