“Estás corriendo un riesgo constante desde que te sentás a conducir”, advirten los choferes de colectivos

Los pasajeros expresaron su solidaridad hacia los choferes y remarcaron que ellos también son víctimas de asaltos en las paradas. Ningún colectivo ingresó a Las Talitas hasta la media mañana de ayer, luego de que un conductor de la Línea 107 resultara baleado.

10 Ago 2017
1

UNIDOS POR UNA PREOCUPACIÓN. Los choferes de colectivos y los usuarios reclamaron más seguridad. LA GAECTA / FOTO DE Analía Jaramillo

La de ayer no fue una mañana normal en Las Talitas. Al salir temprano de sus casas para ir a trabajar o asistir a la escuela, los vecinos se encontraron con la ausencia del servicio de transporte público de pasajeros. Más tarde supieron que los colectivos llegaban sólo hasta la entrada de ese municipio y que la medida respondía al asalto que había sufrido un chofer la noche anterior.

Hasta media mañana, pasadas las 10, ningún colectivo de las líneas 101 y 107 ingresaron los barrios que pertenecen a Las Talitas. Las unidades llegaban hasta la entrada, estacionaban sobre la autopista y allí cargaban a los pasajeros para trasladarlos hacia la capital. Por lo tanto, quienes necesitaban tomar el colectivo debían caminar hasta ese sector o pagar un taxi.

Pese a la incomodidad que les generó la medida, gran parte de los pasajeros comprendieron la decisión de los choferes y les expresaron su solidaridad. “Los entiendo porque a mí me han asaltado en enero, íbamos solos con el chofer como a las 5.30 y subieron con pistolas”, recordó Nelda Ledesma, mientras viajaba en el 101. “Al chofer le partieron la frente y a mí me quitaron todo lo que llevaba. Está tremendo por acá. Tendrían que andar más policías”, agregó la mujer. Ledesma comentó que, como se mueve sola en colectivo, opta por bajar en lugares donde el descenso de pasajeros es multitudinario para evitar caer en manos de los delincuentes.

También se mostró preocupado por la inseguridad Gregorio Rojas, otro usuario de colectivos. “A mí no me pasó pero presencié varios robos, hay muchísima inseguridad. Tendrían que cambiar un poco la metodología los políticos, la Policía y el Poder Judicial, que son los encargados de la seguridad, porque hay mucha corrupción. No se puede andar por ninguna parte”, se quejó el hombre.

Vicente Jerez también fue testigo de arrebatos en las paradas de colectivos, en la zona del barrio Galicia. “La acompaño a mi esposa todas las mañanas a tomar el ómnibus y hemos visto robos varias veces. Me gustaría pedirle a (Osvaldo) Jaldo que no se preocupe tanto por andar criticándolo al Presidente sino por poner más seguridad. Hay que andar entre dos o tres personas para que no las asalten”, protestó el pasajero.

“En la Villa (Mariano Moreno) hay lugares donde está feo y otros medianamente tranquilos. Pero la inseguridad es una constante en todas partes; ayer a la tarde asaltaron a un chofer en Villa Alem y esta mañana en el barrio Smata. Estás corriendo un riesgo constante desde que te sentás a conducir”, expuso Jorge Carrizo, chofer de la Línea 101.

Otro conductor de la misma línea, Agustín Camaño, remarcó que últimamente los ladrones son más violentos. “Antes te golpeaban, pero el otro día a un compañero le pegaron una puñalada y al de anoche le dieron un tiro. Estamos todos complicados, más que nada las chicas que salen a esperar el colectivo”, explicó.

Quien tiene varias anécdotas para contar es Fabián Roldán, otro chofer. “A mí ya me van asaltando 15 veces entre Los Pocitos y Villa Mariano Moreno. Pero tenés que seguir trabajando, no te queda otra”, dijo, resignado. “Sí, me golpearon varias veces; pero nunca tan al extremo como esto. Se está poniendo muy difícil”, destacó.

Roldán visibilizó otro problema que padecen. “Todos los delincuentes tienen pase de discapacitados. Yo llevé uno a la comisaría y lo dejaron en libertad porque tenía pase de discapacitado, sin que tuviera que afrontar ningún problema. Resulta que ahora hay más pases de discapacitados que gente con tarjeta”, aseguró.

En Esta Nota

Las Talitas Inseguridad
Comentarios