Cartas de lectores

09 Ago 2017

cartas de lectores
============02 TEX EDI Cartas Título OK (11667086)============
n abandonados, invisibles
En el dintel de una ventana de un local ubicado en la esquina de Crisóstomo Alvarez y 24 de Septiembre pernocta una persona con marcados síntomas de deficiencia mental, que sólo habla consigo misma  y que de tanto en tanto escribe garabatos. Empero, desde hace días que no se la ve deambulando por la calle, llevando consigo su cargamento compuesto, al parecer, por sus relatos acumulados desde hace mucho tiempo en papeles ininteligibles. Desde hace unos días, alguna persona caritativa le ha prodigado un sacón que le cubrió los pies cuando las temperaturas habían bajado drásticamente. Es de suponer que no es la única persona en la provincia que muestra ese cuadro, ya que, como lo ha dicho el otrora ministro de Salud y ahora precandidato en la PASO, en el territorio había un 32 % de desnutridos, de lo que se puede colegir que dentro de ese porcentaje hay deficientes mentales de toda naturaleza. Felizmente, la “mujer que duerme en la esquina” es pacífica. Preocupa que los actuales candidatos de los diferentes partidos no aborden el tema de la subalimentación, sabiendo que esa carencia tiene carácter de irreversible, y que deja un lastre social difícil de arrastrar. Nuestros antepasados solían repetir la sentencia de que “antes que curar, es mejor prevenir”, puesto que está demostrado que la pobreza no es sólo una privación de medios económicos sino más bien una dificultad de carácter mental, pues la persona no razona ni reflexiona en torno a su estado para solucionar los problemas que la aquejan. No basta con prodigar inmensas sumas de dinero para alimentar a los escolares; más bien, hay que advertir sobre los inconvenientes hogareños  en los que se está produciendo una explosión demográfica insostenible. Ya advirtieron en su momento Thomas Robert Malthus y Charles Darwin que la demografía aumentada en proporción geométrica superaría la producción de alimentos, generando situaciones de conflicto en proporción aritmética, por lo que no tendremos con qué alimentarnos. Los candidatos divagan penosamente en propuestas que no conducen al desarrollo y progreso de las comunidades, sin importar la agrupación a la que pertenecen; y en ningún momento tratan el asunto de los niños, que son la esencia de la Nación.
Fernando Sotomayor
Alberdi 139
San Miguel de Tucumán
n promesas vacías
No se puede prender la televisión ni escuchar radio. Todo lo ha inundado la política barata con sus próximas elecciones. Los candidatos atacan al oponente, se reprochan cosas del pasado, se insultan, prometen hacer cosas que en los últimos 20 años no hicieron aún cuando la mayoría de ellos formaron parte del gobierno. Son una vergüenza, un asco, y reflejan la pobreza moral y de ideales de una sociedad cansada. La ciudadanía mientras tanto paga una cantidad exorbitante en impuestos que teóricamente son para mejorar la provincia. ¡Mentira! Todo ese dinero no se refleja en mejoras en nuestra calidad de vida. El agua que la SAT derrocha por las calles, los baches (o cráteres) que están presentes en casi todas las calles, los hospitales abarrotados, las escuelas con pobres resultados y lo peor de todo: la inseguridad. No hay persona que no haya sido asaltada o que no haya sufrido algún episodio delictivo. No podemos salir con cartera, ni cuando está oscuro, ni dejar los portones abiertos, ponemos alambres de púas, alarmas, candados, rejas, y aún así seguimos con miedo. Ese miedo que nos acompaña en nuestros lugares de trabajo, en las paradas de los colectivos y en nuestra vida diaria. Los almacenes, panaderías o farmacias atienden tras las rejas o tienen custodia policial. Irracional, escabroso, indignante. Paradójicamente los funcionarios se hacen cada vez más ricos ejerciendo un cargo público. Solventamos sus autos, su estilo de vida lujoso mientras  los que no tenemos asignada custodia personal sorteamos la inseguridad nuestra de cada día  como podemos. Todos los días algún familiar, o conocido cuenta de algún episodio con motoarrebatadores, ladrones de a pie, asaltos con armas, entraderas, etc. Y vemos cómo los delincuentes son liberados por la policía o por el ineficiente sistema judicial que tenemos. Y. ¿ qué hacen nuestros políticos? Prometen lo que no cumplirán, mientras siguen engordando su patrimonio, reparten caridad (que nos cuesta a los contribuyentes), inauguran varias veces el mismo edificio público o las mismas ambulancias y vehículos policiales, colocan un pavimento de baja calidad... y condenan a los pobres a seguir en su condición. Reparten pavimento, pero no crean fuentes de trabajo. Ven el defecto del otro pero no se hacen cargo de su inoperancia. Nos ha inundado la droga pero nadie hace nada. Chicos drogados en los semáforos son parte del paisaje; evitamos mirarlos por miedo. Los de arriba evitan mirarlos para no ver lo que han hecho con su inacción de esa juventud perdida. Por favor dejen de mentir y pongan al país como ideal.
Amelia Campos[email protected]
n en primera persona
Deseo repudiar al concejal Agustín Romano Norri  por haber agraviado a Eva Duarte. Y me pregunto: ¿cómo quienes lo conocen pudieron votarlo para concejal, lugar que debería ser ocupado por personas honorables, respetuosas y cultas y no por un personaje al que se le suelta fácilmente la lengua, lo cual demuestra su escasa formación y cultura? El concejal debe renunciar; y de no hacerlo, debe ser destituido por sus pares. No soy peronista pero respeto a Eva y a todos sus admiradores. Mucho bien debe haber hecho para ser querida y recordada como ella lo es, no en vano pasó a ser parte de la historia argentina.. Y yo, como paciente oncológica, me siento muy dolida, no sólo por mí, sino por todos los pacientes oncológicos que habitamos el mundo todo. Desde que el médico al abrir el sobre con la biopsia nos dice: dio positivo, tiene cáncer, no somos más nosotros mismos, cada día es una batalla a vencer. Sufrimos por las drogas, las radioterapias, el cobalto, los estudios a los que nos debemos someter en forma permanente y continua; si supiera lo que nos estresamos nunca hubiese vivado al cáncer. Hoy al realizarme el centellograma óseo total, muy tensionada, yo alentaba y les daba fuerzas a otras dos personas que esperaban colocarse por primera vez el contraste en vena. ¿El edil cree que está libre de contraer cáncer? Yo sólo puedo asegurarle que no. Nadie lo está. Al decir viva el cáncer nos apuñaló a todos; y por la espalda.
María Cecilia Iosa
Santiago del Estero 81 - 5° C
San Miguel de Tucumán
n sin agua (I)
Los vecinos de calles Juramento y pasaje 1° de Mayo desde el 0 al 400 de Villa 9 de julio de esta ciudad sufrimos desde hace décadas la escasez de agua, con el agravante de que a la fecha la provisión se hizo nula. Tanto es así que la SAT nos envía un camión “aguatero” tres veces por semana. Increíble que en pleno siglo XXI, y a sólo 17 cuadras de la plaza Independencia, suceda esto. Hemos tenido numerosísimas reuniones con las autoridades responsables, y su respuesta es: “no hay dinero para solucionarlo”. Señor gobernador, los invitamos a usted y a su candidato para que vean cómo vivimos. Sería hermoso tener en nuestro barrio una nueva cañería, antes de que el verano nos enloquezca.
Amelia Ruiz, Graciela Fernández, Juan González. Juramento 209 
San Miguel de Tucumán
n sin agua (II)
En calle 12 de Octubre al 400 y la zona circundante no hay agua hace desde hace ocho meses y ya nos estamos acostumbrando a levantarnos a las tres de la mañana para hacer andar el lavarropas, a las tres de la tarde a llenar los baldes con el cañito de entrada, para llenar el inodoro, para tener en la cocina, para el mate cocido; ya estamos acostumbrándonos a no bañarnos; un trapo húmedo sirve para sacar la mugre del cuerpo. Pero todo tiene un límite, “no hay tiento que no se corte”, hicimos una carpeta con la firma de más de 200 vecinos para el presidente de la SAT; para el presidente del Ente Regulador y para el defensor del Pueblo, y haremos una asamblea popular el  martes 15, a las 17, en la esquina de San Juan y 12 de Octubre.
Antonio Beco Salazar Salazar[email protected]
n el hombre mediocre
José Ingenieros matizó sus estudios de Medicina con la política y adhirió al socialismo. Su tesis doctoral de 49 páginas, que llevó el título “Simulación de la locura por alienados verdaderos”, fue dedicada al portero de la facultad. Dos libros lo inclinaron a la especialidad de la patología mental: El “Elogio de la locura”, de Erasmo, y el Quijote, de Cervantes. En 1905 Ingenieros regresó a Italia (había nacido en Palermo, Sicilia; su nombre original era Giusseppe Ingegnieri) para representar a la Argentina en el V Congreso Internacional de Psicología. A los 30 años dirigió el Instituto de Criminología. Fue presidente de la Sociedad Médica Argentina y de la Sociedad de Psicología. Se postuló para la cátedra de Medicina Legal de la UBA y el jurado lo eligió en primer lugar. Pero su nombramiento fue vetado por el Poder Ejecutivo. Indignado, renunció a todos los cargos públicos. Su frustración tenía nombre y apellido: el presidente Roque Sáenz Peña. El médico partió a Europa en 1911. Durante su estadía en aquellas latitudes, volcó su ensañamiento hacia Sáenz Peña en un libro, “El hombre mediocre”. Cuando regresó a Buenos Aires en 1914 murió el presidente. En la mañana del 10 de agosto Ingenieros observaba el multitudinario cortejo que acompañaba el féretro de Sáenz Peña. Sin quitar la vista de la multitud, dijo en voz baja: “¡Cuánta gente que no ha leído mi libro!” Ingenieros murió de meningitis en 1925 a los 48 años.
Luis Salvador Gallucci[email protected]
n josé ingenieros y la política
Desde que tengo uso de razón veo cómo la rica Argentina es devastada por la voracidad de los gobernantes, en particular por estos últimos. En esta última campaña electoral que está minando la poca salud que nos queda sobre todo a los que estamos en el ocaso de la vida, funcionarios y candidatos han abandonado sus lugares de trabajo y andan de un lado a otro gastando cifras siderales en propaganda, alabándose a sí mismos, repitiendo las mismas mentiras que ellos se creen. José Ingenieros, brillante escritor y notable expositor de los problemas científicos y filosóficos de su tiempo, autor de, entre otros títulos, “Simulación en la lucha por la vida”, escribe: “Simuladores por excelencia son los políticos de profesión que fingen preocuparse por el país, fingen lo que no son para engañar a los demás, viven simulando trabajar para justificar las prebendas que reciben. En política florece el hombre camaleón, arquetipo de los simuladores”. 
Ana Jiménez Bru
Italia 2.820
Yerba Buena

Abandonados, invisibles

En el dintel de una ventana de un local ubicado en la esquina de Crisóstomo Alvarez y 24 de Septiembre pernocta una persona con marcados síntomas de deficiencia mental, que sólo habla consigo misma  y que de tanto en tanto escribe garabatos. Empero, desde hace días que no se la ve deambulando por la calle, llevando consigo su cargamento compuesto, al parecer, por sus relatos acumulados desde hace mucho tiempo en papeles ininteligibles. Desde hace unos días, alguna persona caritativa le ha prodigado un sacón que le cubrió los pies cuando las temperaturas habían bajado drásticamente. Es de suponer que no es la única persona en la provincia que muestra ese cuadro, ya que, como lo ha dicho el otrora ministro de Salud y ahora precandidato en la PASO, en el territorio había un 32 % de desnutridos, de lo que se puede colegir que dentro de ese porcentaje hay deficientes mentales de toda naturaleza. Felizmente, la “mujer que duerme en la esquina” es pacífica. Preocupa que los actuales candidatos de los diferentes partidos no aborden el tema de la subalimentación, sabiendo que esa carencia tiene carácter de irreversible, y que deja un lastre social difícil de arrastrar. Nuestros antepasados solían repetir la sentencia de que “antes que curar, es mejor prevenir”, puesto que está demostrado que la pobreza no es sólo una privación de medios económicos sino más bien una dificultad de carácter mental, pues la persona no razona ni reflexiona en torno a su estado para solucionar los problemas que la aquejan. No basta con prodigar inmensas sumas de dinero para alimentar a los escolares; más bien, hay que advertir sobre los inconvenientes hogareños  en los que se está produciendo una explosión demográfica insostenible. Ya advirtieron en su momento Thomas Robert Malthus y Charles Darwin que la demografía aumentada en proporción geométrica superaría la producción de alimentos, generando situaciones de conflicto en proporción aritmética, por lo que no tendremos con qué alimentarnos. Los candidatos divagan penosamente en propuestas que no conducen al desarrollo y progreso de las comunidades, sin importar la agrupación a la que pertenecen; y en ningún momento tratan el asunto de los niños, que son la esencia de la Nación.

Fernando Sotomayor
Alberdi 139
San Miguel de Tucumán


Promesas vacías

No se puede prender la televisión ni escuchar radio. Todo lo ha inundado la política barata con sus próximas elecciones. Los candidatos atacan al oponente, se reprochan cosas del pasado, se insultan, prometen hacer cosas que en los últimos 20 años no hicieron aún cuando la mayoría de ellos formaron parte del gobierno. Son una vergüenza, un asco, y reflejan la pobreza moral y de ideales de una sociedad cansada. La ciudadanía mientras tanto paga una cantidad exorbitante en impuestos que teóricamente son para mejorar la provincia. ¡Mentira! Todo ese dinero no se refleja en mejoras en nuestra calidad de vida. El agua que la SAT derrocha por las calles, los baches (o cráteres) que están presentes en casi todas las calles, los hospitales abarrotados, las escuelas con pobres resultados y lo peor de todo: la inseguridad. No hay persona que no haya sido asaltada o que no haya sufrido algún episodio delictivo. No podemos salir con cartera, ni cuando está oscuro, ni dejar los portones abiertos, ponemos alambres de púas, alarmas, candados, rejas, y aún así seguimos con miedo. Ese miedo que nos acompaña en nuestros lugares de trabajo, en las paradas de los colectivos y en nuestra vida diaria. Los almacenes, panaderías o farmacias atienden tras las rejas o tienen custodia policial. Irracional, escabroso, indignante. Paradójicamente los funcionarios se hacen cada vez más ricos ejerciendo un cargo público. Solventamos sus autos, su estilo de vida lujoso mientras  los que no tenemos asignada custodia personal sorteamos la inseguridad nuestra de cada día  como podemos. Todos los días algún familiar, o conocido cuenta de algún episodio con motoarrebatadores, ladrones de a pie, asaltos con armas, entraderas, etc. Y vemos cómo los delincuentes son liberados por la policía o por el ineficiente sistema judicial que tenemos. Y. ¿ qué hacen nuestros políticos? Prometen lo que no cumplirán, mientras siguen engordando su patrimonio, reparten caridad (que nos cuesta a los contribuyentes), inauguran varias veces el mismo edificio público o las mismas ambulancias y vehículos policiales, colocan un pavimento de baja calidad... y condenan a los pobres a seguir en su condición. Reparten pavimento, pero no crean fuentes de trabajo. Ven el defecto del otro pero no se hacen cargo de su inoperancia. Nos ha inundado la droga pero nadie hace nada. Chicos drogados en los semáforos son parte del paisaje; evitamos mirarlos por miedo. Los de arriba evitan mirarlos para no ver lo que han hecho con su inacción de esa juventud perdida. Por favor dejen de mentir y pongan al país como ideal.

Amelia Campos

[email protected]


En primera persona

Deseo repudiar al concejal Agustín Romano Norri  por haber agraviado a Eva Duarte. Y me pregunto: ¿cómo quienes lo conocen pudieron votarlo para concejal, lugar que debería ser ocupado por personas honorables, respetuosas y cultas y no por un personaje al que se le suelta fácilmente la lengua, lo cual demuestra su escasa formación y cultura? El concejal debe renunciar; y de no hacerlo, debe ser destituido por sus pares. No soy peronista pero respeto a Eva y a todos sus admiradores. Mucho bien debe haber hecho para ser querida y recordada como ella lo es, no en vano pasó a ser parte de la historia argentina.. Y yo, como paciente oncológica, me siento muy dolida, no sólo por mí, sino por todos los pacientes oncológicos que habitamos el mundo todo. Desde que el médico al abrir el sobre con la biopsia nos dice: dio positivo, tiene cáncer, no somos más nosotros mismos, cada día es una batalla a vencer. Sufrimos por las drogas, las radioterapias, el cobalto, los estudios a los que nos debemos someter en forma permanente y continua; si supiera lo que nos estresamos nunca hubiese vivado al cáncer. Hoy al realizarme el centellograma óseo total, muy tensionada, yo alentaba y les daba fuerzas a otras dos personas que esperaban colocarse por primera vez el contraste en vena. ¿El edil cree que está libre de contraer cáncer? Yo sólo puedo asegurarle que no. Nadie lo está. Al decir viva el cáncer nos apuñaló a todos; y por la espalda.

María Cecilia Iosa
Santiago del Estero 81 - 5° C
San Miguel de Tucumán


Sin agua (I)

Los vecinos de calles Juramento y pasaje 1° de Mayo desde el 0 al 400 de Villa 9 de julio de esta ciudad sufrimos desde hace décadas la escasez de agua, con el agravante de que a la fecha la provisión se hizo nula. Tanto es así que la SAT nos envía un camión “aguatero” tres veces por semana. Increíble que en pleno siglo XXI, y a sólo 17 cuadras de la plaza Independencia, suceda esto. Hemos tenido numerosísimas reuniones con las autoridades responsables, y su respuesta es: “no hay dinero para solucionarlo”. Señor gobernador, los invitamos a usted y a su candidato para que vean cómo vivimos. Sería hermoso tener en nuestro barrio una nueva cañería, antes de que el verano nos enloquezca.


Amelia Ruiz, Graciela Fernández, Juan González.

Juramento 209 

San Miguel de Tucumán


Sin agua (II)

En calle 12 de Octubre al 400 y la zona circundante no hay agua hace desde hace ocho meses y ya nos estamos acostumbrando a levantarnos a las tres de la mañana para hacer andar el lavarropas, a las tres de la tarde a llenar los baldes con el cañito de entrada, para llenar el inodoro, para tener en la cocina, para el mate cocido; ya estamos acostumbrándonos a no bañarnos; un trapo húmedo sirve para sacar la mugre del cuerpo. Pero todo tiene un límite, “no hay tiento que no se corte”, hicimos una carpeta con la firma de más de 200 vecinos para el presidente de la SAT; para el presidente del Ente Regulador y para el defensor del Pueblo, y haremos una asamblea popular el  martes 15, a las 17, en la esquina de San Juan y 12 de Octubre.

Antonio Beco Salazar Salazar

[email protected]


El hombre mediocre

José Ingenieros matizó sus estudios de Medicina con la política y adhirió al socialismo. Su tesis doctoral de 49 páginas, que llevó el título “Simulación de la locura por alienados verdaderos”, fue dedicada al portero de la facultad. Dos libros lo inclinaron a la especialidad de la patología mental: El “Elogio de la locura”, de Erasmo, y el Quijote, de Cervantes. En 1905 Ingenieros regresó a Italia (había nacido en Palermo, Sicilia; su nombre original era Giusseppe Ingegnieri) para representar a la Argentina en el V Congreso Internacional de Psicología. A los 30 años dirigió el Instituto de Criminología. Fue presidente de la Sociedad Médica Argentina y de la Sociedad de Psicología. Se postuló para la cátedra de Medicina Legal de la UBA y el jurado lo eligió en primer lugar. Pero su nombramiento fue vetado por el Poder Ejecutivo. Indignado, renunció a todos los cargos públicos. Su frustración tenía nombre y apellido: el presidente Roque Sáenz Peña. El médico partió a Europa en 1911. Durante su estadía en aquellas latitudes, volcó su ensañamiento hacia Sáenz Peña en un libro, “El hombre mediocre”. Cuando regresó a Buenos Aires en 1914 murió el presidente. En la mañana del 10 de agosto Ingenieros observaba el multitudinario cortejo que acompañaba el féretro de Sáenz Peña. Sin quitar la vista de la multitud, dijo en voz baja: “¡Cuánta gente que no ha leído mi libro!” Ingenieros murió de meningitis en 1925 a los 48 años.

Luis Salvador Gallucci

[email protected]


José Ingenieros y la política

Desde que tengo uso de razón veo cómo la rica Argentina es devastada por la voracidad de los gobernantes, en particular por estos últimos. En esta última campaña electoral que está minando la poca salud que nos queda sobre todo a los que estamos en el ocaso de la vida, funcionarios y candidatos han abandonado sus lugares de trabajo y andan de un lado a otro gastando cifras siderales en propaganda, alabándose a sí mismos, repitiendo las mismas mentiras que ellos se creen. José Ingenieros, brillante escritor y notable expositor de los problemas científicos y filosóficos de su tiempo, autor de, entre otros títulos, “Simulación en la lucha por la vida”, escribe: “Simuladores por excelencia son los políticos de profesión que fingen preocuparse por el país, fingen lo que no son para engañar a los demás, viven simulando trabajar para justificar las prebendas que reciben. En política florece el hombre camaleón, arquetipo de los simuladores”. 

Ana Jiménez Bru
Italia 2.820
Yerba Buena


Comentarios