Reclamos políticos en la noche de los premios Cóndor

Se pidió por la aparición con vida de Santiago Maldonado y por más respaldo al cine nacional.

09 Ago 2017
1

DISTINGUIDOS. Foto general de los premiados en la entrega de los Cóndor de Plata, con “Gilda” y “La luz incidente” como los más ganadores. Fotos Telam.-

Los discursos de contenido político, con reclamos de mayor apoyo al cine independiente y por la aparición con vida de Santiago Maldonado (desaparecido hace una semana en Chubut), fueron temas recurrentes en la ceremonia que tuvo lugar en la noche del lunes, durante la entrega de los premios Cóndor de Plata a la producción filmográfica nacional.

De ese modo, la gala de la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina (ACCA) se transformó en un escenario de malestares que subyacen en la industria, en un 2017 que comenzó con una crisis dentro del Instituto de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) y el reemplazo de su entonces titular, Alejandro Cacetta, por Ralph Haiek.

Ese contexto fue tocado por el secretario general del ACCA, Claudio Minghetti, al afirmar: “parece que las cosas están un poco más tranquilas y eso es bueno”. “No existe la grieta en el mundo del cine; olvidémosla, la borremos, nos va a ayudar a seguir construyendo el cine argentino”. El dirigente destacó que el Incaa asignó en este ejercicio U$S 10 millones en créditos y que hay firmados otros U$S 8 millones para financiar unas 100 películas en total, y que ya se estrenaron más de 80 filmes nacionales, una cifra similar a la de 2016 en el mismo período. Al agradecer el apoyo al Incaa, sonaron silbidos desde la platea.

La situación de Maldonado, quien no aparece desde un operativo de Gendarmería realizado durante una manifestación de apoyo a la comunidad mapuche, fue abordada inicialmente por el ganador como mejor actor de reparto por “Gilda, no me arrepiento de este amor”, Lautaro Delgado. “Exijo su aparición con vida”, dijo entre aplausos, y también pidió “que Milagro Sala salga en libertad porque es inconstitucional e ilegal que esté presa”. También se refirió a Maldonado el triunfador por mejor guión adaptado, Francisco Márquez (compartido con Andrea Testa) por “La larga noche de Francisco Sanctis”. “Nuestra película está ambientada en los 70 y seguimos ahora diciendo Nunca Más. No hay una posible vuelta a la normalidad mientras pase esto, haya presos políticos y le peguen palos a los trabajadores que están reclamando por el laburo”, planteó.

Los filmes más ganadores fueron, con siete premios cada uno, “La luz incidente” (incluyendo el de mejor película -ver “Los principales galardones”-) y “Gilda”. En el caso de mejor actriz, fueron premiadas ex aequo las protagonistas de ambos filmes: Érica Rivas (no participó de la ceremonia) y Natalia Oreiro.

Como mejor directora se impuso Lorena Muñoz, quien dedicó el premio “a los fans de Gilda y a los de Natalia”. La mejor película fue para “La luz incidente”, cuyo director, Ariel Rotter, reclamó que se defienda la Ley Nacional del Cine. En el mismo sentido se pronunció el director de “Favio, crónica de un director” (ganadora del mejor documental), Alejandro Venturini: “nos toca a nosotros defender el cine, defender lo que ganamos con su ley, para seguir construyendo todo lo que falta”.

También hubo espacio para los homenajes a las trayectorias, que fueron recibidos por Miguel Ángel Solá (“el cine sigue siendo un espacio abierto y de libertad”, afirmó), Lita Stantic y Ana María Picchio (“una trayectoria coherente es encontrar el camino”, sostuvo).

Comentarios