Vecinos de Villa 9 de Julio opinaron sobre un desalojo: "nos tratan de villeros y ladrones"

Personal de Gendarmería blindó la primera cuadra de la calle Panamá para que los vecinos dejen sus casas. Video.

08 Ago 2017

Vecinos de Villa 9 de julio opinaron sobre el desalojo que Gendarmería quiso llevar a cabo esta mañana en su barrio. Los habitantes de la zona aseguraron que no recibieron notificación alguna antes de esta fecha y que se van a ir solo si los reubican.

“Acá hay personas mayores y muchos niños. No pueden quedar en la calle”, aseguró Margarita, una de las vecinas.

Personal de Gendarmería, Bomberos, Policía y grupo C.E.R.O. llegó al lugar a las 8 y blindaron la primera cuadra de la calle Panamá. Los residentes aseguraron que, desde su arribo, les prohibieron salir de sus casas. “Mi mamá tenía que ir al médico, ya tenía turno, pero no la dejaron”, expresó Carina Capurro.

“Nosotros somos gente trabajadora, que todos los días se levanta y le va a comprar el pan a sus hijos para desayunar. Hoy no nos dejaron ir hasta el almacén”, agregó José Gómez.


En un primer momento, los vecinos creyeron que Gendarmería iba a desalojar a las familias que se encontraban ocupando un terreno baldío ubicado a mitad de cuadra, pero no fue así. El jefe del cuartel se acercó a ellos y les leyó la “notificación de desalojo”.

La mayoría de ellos coincide en que -cuando estaba abandonado- “el predio” (como llaman ellos al terreno baldío) era utilizado por los ladrones para escaparse por allí luego de robar. “Para seguridad nuestra decidimos permitir que familias honestas y trabajadoras se instalen ahí a vivir. Ahora todos vivimos más tranquilos y ya no hay robos”, explicó Juan Pablo Lobo, otro de los habitantes.

“Cuando termine esto, quisiéramos que se compruebe la denuncia que hicieron, en la que nos tratan de ‘villeros y ladrones’”, añadió Gómez.

A cuentas rápidas, estiman que unas 200 personas viven en esa cuadra y que todos ellos pagan los impuestos: “luz, agua, teléfono”. Algunos de ellos padecen alguna incapacidad para movilizarse, hay muchos niños y personas mayores que resultaron afectadas.

“Ninguna persona del gobierno se apersonó. Tanto que se llena la boca Manzur, hablando de estar con los necesitados, acá hay 50 familias que necesitan de él. Que venga o mande a alguien”, finalizó Capurro.

Comentarios