El plantel "decano" tendrá que seguirla en Buenos Aires

El equipo empieza hoy con Arsenal su serie de amistosos en el final de una pretemporada rara.

08 Ago 2017
1

LA GACETA/FOTO DE HÉCTOR PERALTA

Curiosamente, pese a que la pretemporada de Atlético lleva 36 días, hoy jugará su primer amistoso. Hablamos de los titulares (los suplentes enfrentaron a San Jorge la semana pasada), que hoy visitarán a Arsenal en Sarandí dando comienzo a la parte final del más extraño receso que haya tenido en los últimos años.

El que haya estado ausente de cualquier noticia en el último mes, podría preguntarse y alarmarse tranquilamente: “¡¿no jugó amistosos en una temporada que lleva más de un mes?!”. Tranquilícese, no se alarme. Decimos que fue un período raro porque en el medio de todo el trabajo entre torneos tuvo dos compromisos oficiales.

Los duelos ante Oriente Petrolero del 11 de julio y el de la semana pasada tuvieron que servir para darle ritmo futbolístico a un equipo incluso que no lo quería aún. Por un momento le quisieron añadir a ese complicado calendario, un tercer partido oficial en la pretemporada: los 16vos. de final ante Independiente por la Copa Argentina. Por suerte para el entrenador, la dirigencia logró posponerlo a una fecha indefinida.

Leito: "estamos jugando copas internacionales y hacer amistosos locales se nos complica"

“Tuvimos que preparar equipos para esos partidos (los de la Copa Sudamericana) cuando en realidad necesitábamos preparar el equipo para el inicio del torneo”, advirtió el “Ruso” que ayer merendó junto a todo el plantel, antes de partir a Buenos Aires.

En realidad, la delegación (compuesta por más de 30 personas) se trasladó primero hasta Termas de Río Hondo y de allí voló a la capital de nuestro país.

En apenas cinco días, Atlético jugará tres partidos. No serán de 90 minutos pero exigirán al equipo de igual manera, condimentando la pretemporada con otro ingrediente para detener la mirada. Hoy ante Arsenal, el jueves contra Defensa y Justicia y el sábado contra Tigre. Lo que no es extraño es que los amistosos se jueguen en Buenos Aires. El famoso “roce” en este tipo de escenarios (la pretemporada) se consigue mucho más fácil allí. Desde los tiempos de Héctor Rivoira, que en 2009 supo presionar a la dirigencia para realizar la pretemporada en Mar del Plata (donde todos los equipos de Primera estaban), justo seis meses antes del ascenso a Primera.

Incluso llegó a jugar también tres amistosos ante Banfield, Lanús y Huracán, equipos de una categoría superior (en ese momento Atlético estaba en la B Nacional), contra los que no perdió y motivaron al equipo.

El año pasado, Juan Manuel Azconzábal forzó el viaje hasta La Plata donde el equipo hizo parte de la pretemporada invernal y programó amistosos con Estudiantes y Arsenal, entre otros equipos de la zona.

No han cambiado muchas cosas con Zielinski a la cabeza. Eso sí: el “Ruso” quizás finiquite el trabajo de la pretemporada con un amistoso ante un equipo tucumano el fin de semana que -originalmente- debería haber empezado el torneo (18-19).

Ese equipo no será San Martín seguramente, luego del cruce de “chicanas” que tuvieron Roberto Sagra y Mario Leito ayer. “Con Atlético no creo que juguemos un amistoso porque tienen cuatro razones para no hacerlo”, dijo el presidente “santo” en referencia al 4-0 global de la última serie amistosa que disputaron.

Ni lerdo ni perezoso, Leito contestó con altura. “Nos encantaría jugar pero tenemos compromisos internacionales”, dijo el monterizo dando por terminada la chance de un posible amistoso, algo que fue casi una tradición en los últimos años. Otro rasgo extraño de una pretemporada para Atlético que hoy empezará a decirle adiós.

Comentarios