La campaña virulenta

08 Ago 2017

Las peleas políticas de los candidatos llegaron a un nivel de paroxismo: se acusan unos a otros por “lo que no hacen” y por lo que “no los dejan hacer”. En las tandas de acusaciones entraron tanto las obras que deben hacerse en las localidades afectadas por las inundaciones del verano pasado como la ayuda que en este contexto electoral queda enmarcada en la crítica al clientelismo. El fin de semana, cuando se anunció que comenzarían los trabajos de ayuda a damnificados, pareció que las cosas iban a entrar en razón y que tanto las críticas generadas por chisporroteos entre Nación y Provincia por la demora en las obras como las vinculadas con entrega de mercaderías iban a morigerarse. Pero ayer recrudecieron y se involucraron las más altas autoridades de la Provincia, por lo que la campaña virulenta se ganó la portada. En cuanto a imágenes, hubo consenso en que la visita de los fieles a San Cayetano mostraba un fenómeno de la jornada de ayer, aunque hubo editores que señalaron que el incidente con toma de una rehén en la principal confitería de Concepción bien merecía ser foco de tapa. Pero las imágenes tomadas de un video no tenían el impacto de la misma historia.

Comentarios