Quejas por la presión tributaria acumulada

La Copal calificó de “ilegales” algunas tasas.

08 Ago 2017

BUENOS AIRES.- El presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, se quejó ayer por “la presión impositiva acumulada” de las jurisdicciones nacional, provinciales y municipales, que representan “el 50% (del precio) en el caso de las bebidas y el 40% en los alimentos”.

Funes de Rioja -que también integra la Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA)- cuestionó especialmente las tasas municipales, algunas de las cuales calificó de “totalmente ilegales”.

Por otra parte, y sobre la evolución de las ventas en su sector, Funes de Rioja señaló: “el segundo trimestre ha sido más favorable que el primero en lo que hace al mercado interno. Las últimas mediciones, correspondientes a junio, mostraban que (la actividad del sector) dejó de caer y que había una mejoría”, destacó.

Los reclamos de la Copal por la presión impositiva se dan en un contexto en el que el Gobierno asegura que después de las elecciones habrá una reforma impositiva y los gobernadores justicialistas le advierten que no aceptarán una resignación de recursos, luego de que el propio presidente Mauricio Macri dijera que “los impuestos nos están matando”.

El costo argentino

Al respecto, la semana pasada la Cámara Argentina de Comercio (CAC) le presentó al jefe de Gabinete, Marcos Peña un informe sobre el “Costo Argentina”, del que se desprende que la presión impositiva, los costos laborales no salariales, la falta de infraestructura y los altos costos financieros son las principales causas de la falta competitividad de los productos argentinos que, en algunos rubros, representan más del doble del valor que tienen en otros países.

Funes de Rioja sostuvo: “reducir la presión fiscal implicaría una mejora en los precios”. Y apuntó a los impuestos provinciales, sobre todo los Ingresos Brutos, y especialmente a las tasas municipales.

Sobre los Ingresos Brutos, comentó que si bien la tasa es de entre 1,5% y 1,8%, como es “sobre toda la cadena de insumos, en un paquete de galletitas llega a transformarse casi en el 10% del valor del producto”. (DyN)

comentarios