Al carbón vegetal le queda poco tiempo

La soja arrasó con muchos montes de leña.

06 Ago 2017

“Los brasileños están muy interesados en el carbón argentino. Ellos no tienen carbón, ellos usan briquetas, que es una mezcla de aserrín, que no tienen el mismo poder calórico y son más complicadas de encender”, explicó a LA GACETA Roberto Salinas, titular del Establecimiento Santa Rita, ferretería industrial y productora de carbón vegetal.

Salinas formó parte de la misión de tucumanos que fue a Brasil y mantuvo allá distintas reuniones de negocios, entre ellas con supermercadistas.

“Se mostraron muy interesados, pero el primer problema que se nos presentó es que manejan volúmenes de negocios que son inalcanzables para nosotros; nos piden para un mes lo que nosotros producimos en un año, para darte un ejemplo”, precisó Salinas.

“Y no es un tema que se resuelva solamente con aumentar la producción, porque nosotros afrontamos además otro problema que es bastante grave: al carbón vegetal le queda poco tiempo”, alertó Salinas.

Dijo que el desmonte descontrolado producto del boom de la soja en los últimos años arrasó con gran parte de los montes de donde se extraía la leña para carbón.

“Un quebracho de 400 años es irreemplazable. Yo estimo, sin ser alarmista, que en el norte argentino tendremos carbón vegetal unos 20 o 30 años, no creo que mucho más”, pronosticó Salinas.

El empresario adelantó que por esa razón están estudiando la posibilidad de empezar a producir briquetas, como en Brasil.

“Estamos haciendo análisis de costos e inversiones, porque en algún momento vamos a tener que hacer asados con briquetas”, confesó.

“No es lo mismo, no tiene el mismo poder de fuego y es más difícil encenderla, pero tiene la ventaja de que se arma con aserrín de maderas renovables, que pueden reforestarse en poco tiempo y creo que hacia allá vamos”, concluyó.

Comentarios