El poroto desplaza a la soja y rompe récords

El viernes a la madrugada arribó a la provincia la comitiva de empresarios y funcionarios tucumanos que recorrieron las ciudades brasileñas Río de Janeiro, Belo Horizonte y Recife. Quedó mucha información para procesar, proyectos para analizar, errores para corregir y desafíos que ahora se plantean.

06 Ago 2017
1

FIN DE LA ZAFRA. San Román y Colombres Garmendia contaron que ya se cosechó el 80% del poroto. foto de archivo

Timba. Es la palabra que más repiten agricultores, comercializadores y exportadores de granos. “Es una timba”.

“Hay que diferenciar información de especulación. Aún así, estamos en condiciones de asegurar que este año la producción de poroto batirá un récord histórico”, arriesgó el exportador de legumbres Santiago de San Román, de Creston Group, en una charla con LA GACETA, durante la gira de empresarios tucumanos por Brasil.

“Los números finales se conocerán el próximo año, pero nuestras estimaciones indican que la producción de poroto estará en el orden de las 614.000 toneladas. Si a eso le restamos un 10% de pérdida en la cosecha, por desperdicios y otros factores, más un 10% que se guarda para semilla, nos quedan poco más de 500.000 toneladas. Si un año normal promedia entre 380.000 y 400.000 toneladas, quiere decir que se romperá una marca histórica”, precisó San Román.

A este número se llega con la producción de todas las provincias poroteras argentinas: Salta y Jujuy (412.000 hectáreas sembradas), y Tucumán, Santiago del Estero y Córdoba (100.000 hectáreas sembradas). A un rinde promedio de 1.200 kilos por hectárea para este año, porque puede aumentar o descender según el clima, la producción total debería ser de 614.000 toneladas.

No es casual que uno de los grupos más importantes que integraron la Misión Empresarial y de Cooperación Tecnológica y Cultural, que esta semana estuvo en Brasil, fueran los productores y comercializadores de porotos.

Casi el 100% de la producción de porotos (50% poroto negro y 50% el resto) se exporta a Brasil. A ese resto lo componen el alubia, colorado dark y colorado light, cranberry, mung (verde) y pallares.

“Lo que se destina al mercado interno es tan irrisorio que no incide en los números globales”, precisó San Román.

El 80% del poroto ya se cosechó. La zafra comienza a fines de mayo y culmina en agosto. Se inicia en el sur (Córdoba) y a medida que pasan los meses avanza hacia el norte, hasta llegar al norte de Salta y Jujuy.

El precio va cayendo

Francisco Colombres Garmendia, gerente comercial de la comercializadora de granos CALCO, contó que este año la tonelada de poroto arrancó en 750 dólares y que hoy ya está en 500 dólares, ya que los valores van cayendo a medida que aumenta la oferta.

En una cosecha estimada en 500.000 toneladas, representa un volumen de negocio total de 250 millones de dólares, a valor actual. “La buena campaña del poroto se debió a que no llovió lo suficiente para la soja y a que hubo voluntad de siembra, empujada por los buenos precios que tuvo el poroto el año pasado”, explicó Colombres Garmendia. “Brasil consume 32.000 toneladas de poroto negro por mes. Significa que las 250.000 toneladas de negro que produce la Argentina alcanzan para darles de comer a los brasileños durante ocho meses”, detalló el empresario. Luego comentó que otra de las causas que empujaron la producción de poroto es que hoy se consume casi un 40% menos de carne que hace dos años y eso incrementó el consumo de legumbres, las que por su valor proteico son un sustituto natural de la carne. “El kilo de poroto en promedio cuesta en góndola $30 contra $140 un kilo de carne. No hace falta analizar mucho más”, describió.

Colombres Garmendia y San Román comentaron que la zona norte argentina siempre fue porotera por excelencia, pero que en los últimos años el boom de la soja le fue quitando terreno. “Luego, con las retenciones, la crisis del campo y la caída del precio internacional de la soja hicieron que los productores fueran volviendo a sembrar poroto y por eso este año se romperán récords históricos”, afirmó Colombres Garmendia.

“Muchos productores están reteniendo poroto esperando que el precio aumente, lo que no ocurrirá por la cantidad de granos sembraron”, aclaró San Román. “Es una timba que depende de muchos factores y por eso la clave está en diversificar la apuesta”, concluyó.

Comentarios