Para Hernán Coronel “mientras haya humildes, seguirá la cumbia villera”

El líder de Mala Fama afirma que la misión de los músicos es alegrar a la gente. Es el creador de numerosos hits, como “La marca de la gorra”.

05 Ago 2017
1

“LE DAMOS ALEGRÍA A LA GENTE”. Hernán Coronel creó Mala Fama, el grupo que cumplirá pronto 20 años.

ACTÚA HOY

• A las 22, en el Centro Cultural Leticia (San Martín 1.075). También Vampiro Indio y Papayas.

Ante la aparición de una foto junto a Mauricio Macri, el año pasado tuvo que aclarar que “no banca a Macri”, y ahora responde que “no hay mal que dure más de cuatro años”. “Hay más pobres, y mientras haya gente humilde, la cumbia villera seguirá”, le dijo Hernán Coronel a LA GACETA. A las apuradas, pero con muy buen humor, el líder de Mala Fama conversa con el diario mientras hace el chek-in en el Aeroparque para venir a Tucumán a actuar en el Centro Cultural Leticia. No se olvida de lanzar dos frases que lo hicieron famoso ya: “aguante la gente humilde” y “los guisos de mi vieja”.

Mala Fama cumplirá 20 años en pocos meses. “Al grupo lo fundé en 1998, pero el primer disco es de 2000, ‘Ritmo sustancia’; pero ojo, antes de cada show trato de no caer en los excesos, tomo alguna cerveza, pero estoy tranquilo”, cuenta.

Junto a otros grupos, Mala Fama es creador de la cumbia villera, con hits como “La motito de Carlitos”, “Guampachata”, “Pollerudo” o “La marca de la gorra”. Algunos con letras cómicas y chistosas, pero por lo general, duras, de sexo, drogas y alcohol, sobre la pobreza y la policía, con diálogos fuertes.

“Ahora que no sos mala fama y cumbiero,/ usas ropa prestada y pelo corto,/ te cruzás con la vagancia/ y nosotros a puro ritmo,/ vino tinto y sustancia;/ vos llevás la marca de la gorra/ y tocá que la vuelo ahora”, afirma Coronel en una de las letras de su autoría.

- ¿Hasta cuándo la cumbia villera, hay más cosas para decir?

- Más vale que quedan cosas por decir, y muchas; mientras haya gente humilde siempre estará esta cumbia, porque con la música todo se puede. Y ahora hay que aguantar, porque no hay mal que dure más de cuatro años. Además, parece que le gustamos más a la gente porque en nuestros shows muchos quedan afuera; estamos viajando constantemente y con mucho trabajo. Por suerte los fundadores que están, como nosotros, Meta Guacha o Flor de Piedra, todavía tienen gasolina. La cumbia villera está creada por la gente más humilde, y la valoran más que nadie, sienten más admiración que nunca. Es un lujazo dedicarse a la sagrada música, dándole alegría a la gente a todos lados que vamos. Vivimos de la música, pero es una profesión de amor, de pasión y de relación con la gente.

- Estos días hubo cruces entre Gladys, La Bomba Tucumana, y otros del palo, ¿qué opinás?

- Opino que le gusta ir al puterío hasta en los velorios. No, para nada me meto ahí en esas cosas, porque no hay nada que valga la pena. Lo que debemos hacer nosotros es alegrar a la gente, es la misión que tenemos los músicos, cantar con mucha emoción y que la gente esté bien; soy la persona más feliz del mundo cuando subo a cantar. Es relindo ver la cara de emoción de la gente cuando escucha nuestras canciones.

- ¿Cuáles son los temas que más gustan?

- Y bueno, “La motito de Carlitos” es la más graciosa; “La marca de la gorra” que es muy popular, o “Guampachata”, que son los grandes éxitos. Estos temas nos han consagrado ante el público, como “Si tenés… mandale mecha”.

- ¿En qué te inspirás cuando escribís las letras?

- En las emociones de las cosas que pasan alrededor mío, las emociones más comunes. A veces se me ocurren de repente y las escribo. Me gusta contar lo gracioso de la vida, como “Pollerudo”, que la escribí para un amigo. Soy feliz cuando la banda suena y la gente agita, me llena de emoción.


En Esta Nota

San Miguel de Tucumán
Comentarios