Buscan rentabilidad, limitar las malezas y tener una cobertura

Juan C. Morales posterga estimar un resultado. ¿Habrá heladas tardías?

05 Ago 2017
1

UN DESEO. Hay expectativas de que las plantas mejoren su desarrollo.

La campaña de trigo en Tucumán avanza con el ritmo esperado, con las plantas en proceso de desarrollo, pero muchas tratando de superar los fuertes golpes que recibieron por las heladas que se registraron días pasados en las zonas productivas de la provincia.

LA GACETA Rural dialogó con el ingeniero agrónomo y asesor privado Juan Carlos Morales, quien despliega su actividad en la región este, en las zonas de Garmendia (Tucumán) y Nueva Esperanza (Santiago del Estero).

- ¿Las plantas están naciendo?

- Sembramos los campos sin problemas: un poco en abril, la mayor parte de la superficie en mayo y el poco restante en junio.

En el suelo teníamos un buen nivel de humedad por las lluvias importantes que hubo en el arranque de la campaña. Después, ante la demora en la cosecha de soja, nos retrasamos un poco pero logramos recuperar el tiempo, ayudados por una buena humedad.

- ¿Tienen enfermedades?

- En general, tenemos algunos ataques de “gusano cogollero” (oruga cortadora), que corta las plantas. Nos exigió realizar los tratamientos de rigor, pero no tuvimos mayores complicaciones porque son ataques esperados y resueltos por los productores.

- En esos campos, ¿se hizo trigo sólo como cobertura o buscando un resultado económico?  

- Se está retomando la siembra de trigo, lo que genera que haya una mayor superficie cubierta con trigo. A este cultivo de invierno lo hacemos con las siguientes premisas: a) buscando un rendimiento, para que sea rentable; b) para controlar malezas, para que los lotes estén limpios y lleguen sanos al verano, sin malezas; c) como aporte de cobertura.

- ¿Utilizaron mucha tecnología de granos en esos campos?

- En los últimos años, la siembra de trigo venía en franco descenso, donde escaseaban las semillas.

Pero en 2016 y este año comenzó la recuperarse la cantidad de superficie cubierta; ahora, ya hay más semillas de trigo para comprar.

En cuanto a las variedades utilizadas, o tecnología aplicada, puedo señalar que hay pocas diferencias entre el material genético que ofrecen los semilleros. Por eso, se utilizó una tecnología media, porque no se esperan grandes rendimientos.

- ¿Se puede hablar de rindes?

- Falta mucho en cuanto al desarrollo de esta campaña triguera como para hablar de rendimientos; las estimaciones son indefinidas. Para Tucumán, el mes de agosto será clave por las altas temperaturas que suelen registrarse, que no le hacen bien al trigo porque se acelera su crecimiento. Y las heladas tardías (en agosto y septiembre) que suelen aparecer tampoco ayudarán. Así que hay que esperar como para estimar rindes.

Comentarios