Por unanimidad, la Legislatura repudió al edil Romano Norri

Representantes de todas las bancadas reprobaron los dichos en contra de Evita, e instaron al Concejo a sancionar al referente radical

04 Ago 2017
1

EN LA JUSTICIA. Alejandro Figueroa, del PJ, reemplazó a Armando Cortalezzi. la gaceta / foto de Antonio Ferroni (archivo)

No hubo distinción partidaria a la hora de votar el repudio. Peronistas, radicales, macristas y republicanos levantaron ayer la mano para marcar su distancia con el concejal capitalino Agustín Romano Norri. El radical había tildado de prostituta a Eva Duarte de Perón y vivado el cáncer en un audio de Whatsapp que se viralizó.

La única salvedad que formularon los parlamentarios opositores a la hora de analizar el caso del representante vecinal fue el tratamiento dado a episodios protagonizados por la presidenta del Partido Justicialista local, Beatriz Rojkés de Alperovich. Recordaron que en más de una ocasión, la ex senadora lanzó en público comentarios tanto o más desafortunados que el mensaje de Romano Norri. Más allá de esa discrepancia, al momento de votar todos coincidieron en reprochar lo sucedido.

La peronista Graciela Medina, presidenta de la comisión de Derechos de la Mujer, consideró que los dichos de Romano Norri no podían ser pasados por alto. “La gravedad de las ofensas no se podían tolerar. Primero negó la autoría del audio y luego la admitió, pero no creo que lo haya hecho desde el lugar del arrepentimiento. Esa clase de pensamiento no nos lleva a construir un mejor país; no podemos tolerar estos conceptos de una sociedad machista que ve a la mujer como objeto, la denigra, la insulta. Esta clase de pensamiento nos lleva a pensar que hay hombres que cuando una mujer sufre una violación preguntan ‘cuál era el largo de la falda’”, planteó la legisladora.

Alfredo Toscano, justicialista que responde al intendente Germán Alfaro, le reclamó al Concejo Deliberante que adopte alguna sanción contra el edil radical. “Sus expresiones fueron una animalada, ojalá el Concejo tome las medidas que correspondan”, pidió. De inmediato, se refirió al oficialismo y a la tolerancia hacia Rojkés: “Esto es nada a la par de miles de insultos a los tucumanos, a la Iglesia, a los muertos, a los que sufren, a una madre que se le murió un hijo por adicto. Esto nos degrada a todos, pero en miles de oportunidades la ex senadora Rojkés lo hizo”. La peronista disidente Stella Maris Córdoba también instó al Concejo a sancionar al edil y el macrista Alberto Colombres Garmendia habló de una “torpeza abismal”.

Los correligionarios de Romano Norri no tuvieron reparos en cuestionar sus dichos. “Es repudiable sin peros ni justificaciones”, esgrimió Adela Estofán de Terraf. Aprovechó el caso para exigirle al gobernador, Juan Manzur, que reglamente la ley de emergencia en violencia de género. Claudio Viña, representante de Fuerza Republicana, manifestó su repudio pero se distanció del titular de ese partido, Ricardo Bussi: “no adhiero a esas fotos que circularon en las redes sociales, que dicen todos somos peronistas”.

Comentarios