"Quien sea descubierto quemando un campo de caña va a ser puesto a disposición de la Justicia"

1

IMPACTANTE. Las llamas consumen un cañaveral; adelante, la silueta de una cosechadora. FOTO DE HÉCTOR GALLO

Desde el Gobierno aseguraron que van a endurecer los controles para evitar incendios.

03 Ago 2017

El tremendo incendio que se produjo ayer en una finca de caña muy cerca de Ranchillos disparó la alarma. Esta mañana, funcionarios de distintas áreas del Gobierno se reunieron para analizar la manera de endurecer los operativos que se realizan para frenar esta práctica.

“Hemos tenido incidentes bastante serios en los que se puso en peligro viviendas y la vida de personas. Por eso vamos a actuar con todo el rigor de la ley”, explicó César Nieva, subsecretario de Seguridad del Ministerio de Seguridad.

Además de Nieva, de la reunión participaron Fernando Torres, director de Defensa Civil, y Marcelo Lizárraga, subsecretario de Protección Ambiental del Ministerio de la Producción.

“La zona en la que más denuncias venimos registrando es en el este, Cruz Alta, Leales… que es donde más incidió la helada. Estamos viendo un comportamiento diferente a otros años: por los programas de medio ambiente, hay más conciencia en algunos sectores de la producción, pero hay otros a los que no les llegó el mensaje”, explicó Torres.

Entre los programas de medio ambiente a los que se refiere Torres se encuenta la certificación de caña cosechada en verde. Según Lizárraga, alrededor de 20.000 hectáreas de campos tucumanos recibieron esta certificación durante esta zafra. “Cuando nos encontramos con el hecho consumado, realizamos acciones administrativas para multar al dueño del predio quemado. Además, impedimos el ingreso de caña quemada a los ingenios”, enumeró el funcionario.

Nieva agregó que están programando operativos terrestres y aéreos para detectar quemas. “Las personas que sean descubiertas realizando estas prácticas van a ser puestas a disposición de la Justicia”, aseguró el funcionario.


Comentarios