"El dolor no se irá con nada", dijo el hermano de la víctima del crimen de la plaza Alberdi

Marcelo Acosta fue condenado a prisión perpetua por la muerte de Marcos Nazur.

03 Ago 2017
1

MARCELO ACOSTA. El condenado, escoltado por la Policía. LA GACETA / INÉS QUINTEROS ORIO

“Este hombre dejó a dos angelitos sin papá. El dolor de su muerte no se irá con nada, pero estamos conformes con el fallo de la Justicia. Además es un tipo peligroso y macabro, no podía estar suelto”, explicó Marcelo Nazur, luego de que Marcelo Acosta, el asesino de su hermano Marcos, recibiera la pena de prisión perpetua.

“Fue muy duro todo este tiempo para nosotros, porque mi hermano no tenía nada que ver con esto. Y sinceramente, lo único que nos borraría el dolor es que él volviera a estar con nosotros, pero eso no es posible”, lamentó.

En cuanto a la otra parte querellante, se retiró sin hacer declaraciones. Cecilia Figueroa, ex esposa de Acosta y baleada durante el crimen de Nazur, le dijo a su abogado que no se sentía en condiciones de hablar con nadie y se retiró a paso rápido, abrazando a una de las hijas que tuvo con el condenado.

“No estamos contentos porque se perdió una vida, y hay una familia destruida, pero estamos conformes con el fallo de la Justicia”, afirmó el abogado de los Nazur, Álvaro Zelarayán. Durante sus alegatos, el querellante fue el único en advertir un detalle: “Acosta nunca pudo haber ido por la calle Santiago del Estero desde la avenida Mitre hasta la Plaza Alberdi, porque es contramano. Y jamás pudo haber visto a Nazur y Figueroa besándose, cosa que no ocurrió, porque los vidrios eran polarizados y él, según su relato, dobló en Corrientes y José Colombres, por lo que lo hizo pegado a la plaza y lejos de la EcoSport de la víctima”.

De parte de la otra querella, también dijeron que estaban conformes con el fallo, “pese a que hoy hay un esposo, un padre, un hijo y un hermano que no está. Espero que esto sirva de ejemplo para todo el sistema judicial. No nos olvidamos que había más de 20 denuncias por violencia de género por parte de Figueroa y no se hizo nada. Que sea un punto de inflexión, que no le dé un papel a la víctima que solamente diga que hay una orden de restricción”, planteó el abogado Gustavo Carlino.

“No fue sorpresa”

Tras el fallo, el defensor Salvador Rotondo le dijo a LA GACETA que la condena no los tomó desprevenidos. “No fue una sorpresa, Acosta ya había sido condenado por la sociedad. Está más que claro que fue un hecho donde hubo una emoción violenta. Este muchacho sufrió mucho también, no merecía esto”, opinó.

Luego, explicó que apenas se lea el fallo íntegro -será dentro de dos semanas-, presentarán un recurso ante la Cámara de Casación para que se revise el fallo. “Con el codefensor creemos que tenemos los argumentos suficientes para poder revertir esta condena”, adelantó. Según se estima, alegarán nuevamente que el acusado perdió los estribos “al ver a su esposa besándose con otro hombre”.


Comentarios