¿No podés pegar un ojo? Seis cosas que nunca se deben hacer antes de ir a la cama

Un periódico británico recopiló los mejores consejos para ayudarle a conciliar el sueño con más éxito.

02 Ago 2017
1

Todos pasamos estos momentos insoportables cuando damos vueltas sin parar y no podemos dormirnos por más que lo intentemos. Quizá hacemos algo mal. Un artículo del diario británico 'The Independent' ha recopilado los seis errores que debemos evitar si queremos disfrutar de un dulce sueño.

1. Mirar el teléfono

istock.jpg

Las pantallas electrónicas de los teléfonos, computadoras o televisores nos mantienen despiertos porque el cerebro reacciona a la luz que emiten y todavía piensa que estamos de día. Esto detiene la liberación de la hormona de la melatonina, que ayuda a su cuerpo a saber que es hora de dormir.

2. Forzarse a dormirse

Si no logra dormirse, es mejor no quedarse despierto en la cama rezando para que llegue el deseado sueño. El experto en sueño Raj Dasgupta aconseja que en este caso sería mejor intentar otra actividad relajante: "Si no puede dormir, la buena higiene del sueño sugiere que se levante de la cama y haga otra cosa, algo relajante, como dar un paseo o leer un libro".

3. Tomar alcohol

istock-643909000-0.jpg

A pesar de que en las películas a menudo muestran cómo un personaje ebrio cae a la cama y se duerme plácidamente, en la vida real el alcohol ahuyenta al sueño. Sí se puede quedar dormido con altas cantidades de alcohol en el cuerpo, pero este no ayuda a tener un sueño sano. Además, perjudica el sueño de movimientos oculares rápidos (también conocido como fase REM) que mejora la memoria, la concentración y el aprendizaje.

4. Hacer ejercicio

El ejercicio físico es bueno para despertarse, porque prepara nuestro cuerpo para el día y aumenta su temperatura. Sin embargo, antes de dormir no le ayudará a conciliar el sueño sino todo lo contrario.

5. Subir la temperatura en el cuarto

La tentación de convertir el dormitorio en un pequeño país tropical, especialmente en invierno, es muy alta. Sin embargo, es mejor evitarlo, dado que los estudios han demostrado que los seres humanos dormimos mejor en ambientes más frescos.

6. Dormir con mascotas

istock-157639309-0.jpg

Acariciar a una mascota en la cama es agradable, pero dejar que se quede allí toda la noche puede interrumpir el sueño. Además, los animales provocan más congestión en el cuarto y pueden ser causa de diferentes tipos de alergias.

Comentarios