Los comerciantes esperan que la peatonal esté lista antes del Día de la Madre

Para los negocios de Muñecas primera cuadra, julio fue un mes negativo. Vendieron poco y vivieron en una nube de polvo. El municipio promete terminar a principios de septiembre.

01 Ago 2017
1

-Las obras se desarrollan en el medio de la cuadra que va desde San Martín hasta 24 de Septiembre.- LA GACETA - FOTO DE JOSÉ NUNO.-

Suciedad y ventas bajas. Esos son los principales problemas que, para los comerciantes, acarrea la remodelación de la peatonal de Muñecas primera cuadra. Desde junio se encuentran allí obreros y maquinarias que reemplazan las cañerías y el cableado subterráneo. Por este motivo, el paso fue reducido a menos de dos metros en cada costado de la cuadra en un amplio tramo. Y en el resto, a tres metros de cada lado.

Según los comerciantes, en un principio les habían dicho que la obra estaría finalizada en agosto, pero al parecer los plazos se extendieron. Su mayor anhelo es que los arreglos se terminen antes del Día de la Madre, para que la reducción de las ventas no se complique aún más.

“Se le llega a ocurrir al de al lado baldear la vereda y perdiste, te ensució todo”, graficó Rodrigo López, encargado de una de las zapaterías de la cuadra. Así, hizo referencia al polvo que la construcción genera y que, además de meterse en las vidrieras, les ensucia el negocio. No fue el único en hacer un comentario al respecto. Lourdes Orozco, encargada de un local de productos electrónicos, añadió: “la cantidad de tierra es impresionante. Llega hasta el fondo del local”.

Si bien la reducción del paso no afecta a los locales ubicados en las esquinas, sí lo hace la tierra. Es una dificultad que enfrentan a diario y que sólo revierten limpiando las vidrieras y la mercadería constantemente.

Las obras se desarrollan en el medio de la cuadra que va desde San Martín hasta 24 de Septiembre. Pozos, tierra, máquinas, obreros y puentes se extienden por ese camino cercado que se hace más ancho llegando a la esquina de la 24, aunque con muy poco espacio para los transeúntes.

“El problema más grande va a ser cuando terminen lo que están haciendo ahora y comiencen a trabajar en el frente de los locales. Ahí ya no va a entrar nadie a comprar”, dijo Silvia, de otra de las zapaterías de la zona. Agregó que las ventas bajaron debido a las refacciones y que espera que todo esté listo antes del Día de la Madre. Los comerciantes coinciden en que esa celebración es la más importante para ellos porque es cuando mayor cantidad de gente consume, más aún que en Navidad.

A la baja

“Julio fue un mes horrible”, comentó López. Emilia, compañera de Silvia en la casa de zapatos, añadió: “lo peor va a ser cuando comiencen a romper los pisos en el frente de los negocios, porque esto supone una gran dificultad para quienes se mueven en sillas de ruedas, para las madres que salen con los chicos o con el bebé en cochecito; a la gente no le gusta caminar así ni pasar por esos puentes de madera que ponen cuando están arreglando”. Emilia aludió a la incomodidad del cliente que ante estas situaciones prefiere dirigirse a otro lado “donde todo esté más tranquilo”.

Dos meses más

Luis Lobo Chaklián, subsecretario de Planificación Urbana de la Municipalidad capitalina, sostuvo que los trabajos en la peatonal estarán finalizados a principios de septiembre (incluyendo los frentes de los locales). “Estamos trabajando en el lugar y es lógico que las ventas disminuyan. Son cosas que pasan cuando se hace este tipo de trabajos”, comentó.

Añadió que a fines de octubre se terminará la segunda cuadra de la calle Muñecas. “En lo que más se tarda es en colocar las cloacas y los poliductos. La parte estética se hace rápido”, aseveró el funcionario.

Los trabajos se desarrollan dentro de la segunda etapa del proyecto arquitectónico Centro Comercial a Cielo Abierto, llevado a cabo por la Municipalidad. Se instalarán pérgolas ornamentadas, bancos, nueva iluminación y mobiliario urbano.

Comentarios