Las Harley Davidson son para acelerar, conocer lugares y brindar con amigos

Algunos recorrieron más de 1.800 kilómetros de ruta para llegar a Tucumán. El tercer Encuentro Harley Davidson reúne a decenas de fanáticos de las motos en el hotel Sheraton, frente al parque. El rugido de los motores y el brillo de los accesorios atraen a numerosos curiosos, que buscan sacarse una foto en alguno de los modelos tan anhelados. Música y mucha fiesta son el complemento.

29 Jul 2017
cuatro días de fiesta arriba de una harley daVidson en tucumán
Mujeres con trajes de cuero negro. Hombres con tatuajes en los brazos. Curiosos tomando fotos con los celulares. La música de AC/DC sonando de fondo. Pero el rugido de los motores le proporciona la mayor potencia al tercer Encuentro Harley Davidson, en el Sheraton, frente al parque 9 de Julio. Desde allí partieron ayer en caravana hacia San Javier, La Sala, Raco y Tapia. Hoy realizarán un recorrido por Yerba Buena, San Pablo, Lules y Famaillá, donde compartirán las clásicas empanadas. Luego habrá un bike show y picadas de Harleys. Cerrarán la noche con una cena en el hotel y una gran fiesta de amigos. El encuentro concluirá mañana, cuando los harleros emprendan el regreso a casa.

Cuatro días de fiesta arriba de una Harley Davidson en Tucumán. Mujeres con trajes de cuero negro. Hombres con tatuajes en los brazos. Curiosos tomando fotos con los celulares. La música de AC/DC sonando de fondo. Pero el rugido de los motores le proporciona la mayor potencia al tercer Encuentro Harley Davidson, en el Sheraton, frente al parque 9 de Julio. Desde allí partieron ayer en caravana hacia San Javier, La Sala, Raco y Tapia. Hoy realizarán un recorrido por Yerba Buena, San Pablo, Lules y Famaillá, donde compartirán las clásicas empanadas. Luego habrá un bike show y picadas de Harleys. Cerrarán la noche con una cena en el hotel y una gran fiesta de amigos. El encuentro concluirá mañana, cuando los harleros emprendan el regreso a casa.

> El montañes se compró su primera Harley hace tres años

Roque González llegó desde un pueblito turístico llamado Agua de Oro, ubicado en la parte central de Córdoba. Le dicen El Montañés. Tiene 67 años. Su modelo es una preciosa Road King Edición Limitada 95 aniversario. Solo hay 3.500 unidades en todo el mundo. “Manejo motos desde los 12 años, pero esta es mi primera Harley Davidson. La compré en 2014, cuando un amigo me pasó el dato de un empresario que la tenía en casa, sin uso -recordó. A mí me gustan todas las marcas, pero haber alcanzado una Harley es como tocar el cielo con las manos. Yo puedo decir: Señor llevame si querés, no tengo ningún problema”. Entre los harleros, a este tipo de modelos le dicen “gordas”. González dice que lo mejor es el confort. “A mi edad necesito algo así, muy cómodo, para salir a rutear y rutear”, resaltó. En esta moto viajó a Chile, Uruguay, Paraguay y Brasil.

- U$S 80.000 - Es una edición limitada. “Si me dan esa plata, la vendo”, sostiene. Sólo hay 3.500.


> El primer viaje en un modelo Indian Chief Vintage desde Bolivia

Desde Cochabamba, Bolivia, emprendió el viaje hasta Tucumán. Román Dikson hizo noche en Ledesma, Jujuy, y al día siguiente continuó en la ruta hasta llegar al encuentro con sus amigos harleros. “Esta verde agua con crema es una Indian Chief Vintage. Estaban de moda en 1950, pero esta es una 2017 que viene con un motor de 11 pulgadas cúbicas, que es equivalente a un motor 1.800 centímetros cúbicos -explicó-; tiene una performance espectacular. Estoy muy contento con ella. La estoy manejando recién. Este el primer viaje que le hago”, remarcó. Dijo que la compró en Miami. “Para nosotros (en Bolivia) no es tan complicado como para los argentinos -resaltó-. No tenemos problemas con la importación. La compré en Miami. Las enviamos por contenedor a mi país, hicimos el trámite de aduana y las tenemos ahí. Es bien sencillo”.

- U$S 31.000 - cuesta en Bolivia. En EE.UU. está a 23.000 dólares, pero en Argentina llega a 60.000. 


> Un modelo ideal para viajes largos con su andar suave

Comenzó el viaje en Rosario, donde vive con su familia. Recorrió más de la mitad del trayecto hasta hacer noche en Frías y siguió al otro día hasta Tucumán. Alberto Beltrando tiene 60 años y no se cansa de rutear en su moto. “Es una Street Light, modelo 2102, ideal para viajes largos”, explicó. La compró hace dos años. “Lo que más me gusta de este modelo es el andar. Es algo dura de suspensión; donde hay pozos se siente un poco, pero después en el andar es bastante buena. Muy suave”, remarcó. Su primera Harley había sido una Sportster 883, modelo 2005. “Después de esa moto, uno va creciendo y agarrando modelos cada vez más grandes, más nuevas -apuntó Beltrando-. Con la política que teníamos antes no había posibilidades de comprar una más nueva, porque no había importación”.

U$S 30.000 - es el precio de este modelo que tiene un motor de 1.700 centímetros cúbicos.


> Salió desde Santa Cruz de la Sierra con su esposa en una Ultraclassic  

Sergio Ibarnegaray salió de su casa en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, con otros cuatro amigos. Tiene 57 años y recorrió los 1.200 kilómetros acompañado por su esposa, Jimena Yafar. “Esta es una Ultraclassic con algunas mejoras personalizadas, pero nada en especial, porque al motor no se necesita tocarle nada. Es una moto para viajes largos y muy cómodos, sobre todo si vas acompañado, como yo con mi esposa. La compré en 2014 -detalló-; soy un coleccionista de mis motos, no las vendo, las tengo guardadas y uso a las cinco que tengo. La primera la tuve a mis 45 años, pero manejo motos desde los 12”. Dijo que eligió ese modelo por el confort que proporciona. “La compré para viajar a eventos como este junto a mi esposa; a nosotros nos gusta salir a la ruta y conocer nuevos amigos como aquí en Tucumán”, remarcó.

U$S 35.000 - es el costo de este modelo. Claro que son valores específicos de Bolivia. 




Comentarios