El porcentaje de llamadas falsas al 911 se mantiene en el 66%

No hay normas para castigar a los bromistas.

28 Jul 2017
1

El servicio 911 de la Policía fue noticia a nivel nacional el martes por haber actuado en un asalto. Ese día, una menor de 13 años, llamó para avisar que en su casa habían ingresado tres hombres armados y que estaban golpeando a su padre. Los agentes llegaron rápido. Esta fue una historia con final feliz. Pero desde su creación, en octubre de 2013, año a año se fueron incrementando las llamadas. Lo único que se mantuvo fue el porcentaje de denuncias telefónicas falsas, que llega al 66%.

Desde que el servicio se puso en marcha, se recibieron unas 4,2 millones de llamadas, las cuales 2,7 millones (66%) fueron falsas. La Policía intervino en unas 919.766 (22%), según los datos aportados por la Secretaría de Seguridad. “Este es un problema que no pudimos terminar de resolver con el paso del tiempo”, explicó el comisario Diego Brandán, Director del Servicio de Monitoreo.

El comisario cuenta que buscaron recurrir a la Justicia para tratar de frenar el accionar de los bromistas. “Se identificaron a unos 40 0 50 números. Se hizo una denuncia en la Justicia y estamos esperando que se resuelva el tema. No es una tarea sencilla y lleva a su tiempo”, destacó.

Brandán dijo que esta no es una situación que sólo se da en nuestra provincia. “Esta tendencia es general en todo el país. Y ello ocurre porque hay un vacío legal. No existen normas que permitan castigar a estas personas. Mendoza, si no me equivoco, modificó su sistema contravencional para poder sancionarlos”, destacó.

“Otro de los problemas -agregó- es que ahora están utilizando teléfonos que no son registrables. Por ejemplo, llaman desde una cabina o utilizan chips descartables que compran en quioscos por $10. En los últimos meses descubrimos que el 40% de las llamadas falsas fueron realizadas con este teléfono”, explicó.

El funcionario destacó además que encontraron el método para frenar las bromas que realizan los menores. “Una vez que los tenemos identificados, les devolvemos las llamadas. Pedimos hablar con un adulto y les decimos qué estuvieron haciendo sus hijos y les explicamos cuáles son sus consecuencias”, aseguró.

Los operadores del servicio 911 también se ven obligados a atender las consultas que realizan los ciudadanos. Desde que se implementó el sistema, se han atendido a 229.774 (5%) personas que querían sabe si se estaban pagando los sueldos, si hay cortes de ruta o si ya estaba listo el cronograma de pagos a jubilados. “En estos casos, si está a nuestro alcance, les respondemos su inquietud y les avisamos que el servicio no está para cumplir con esa tarea”, destacó Brandán.

Preocupación

Paul Hofer, secretario de Seguridad, insiste que este es un problema cultural. “La gente debe entender que este es un servicio esencial. Una llamada falsa significa el desplazamiento de una unidad. Eso se traduce que se realiza un gasto innecesario de combustible y, lo que es más preocupante, se deja sin protección a una zona o directamente genera demoras en la atención de un caso real”, comentó.

El funcionario se mostró satisfecho con el número de llamadas que se recibieron hasta el momento. “Todavía falta más. La acción del 911 debe ser más fuerte aún. Vamos a insistir con los vecinos para que dejen de llamar a las comisarías. Además, como se ampliará el radio de acción en las próximas semanas, con la entrega de camionetas y motos que reforzarán la prevención en Las Talitas, Tafí Viejo, Yerba Buena, Alderetes y Banda del Río Salí”, concluyó.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios