La historia del tucumano cuadripléjico que pasó ocho meses internado y, a fuerza de amor, volvió a mover el cuerpo

Juan Francisco Álvarez conmovió a los usuarios de las redes. Pide ayuda para continuar con su recuperación.

26 Jul 2017
1

Juan Francisco, durante una de las sesiones de rehabilitación. FOTO TOMADA DE FACEBOOK.

Juan Francisco Álvarez Gómez solicita un andador para poder caminar por sí mismo. Detrás de ese pedido está la historia durísima de un joven de 28 años que comienza con un intento de suicidio que derivó en la inmovilidad total de su cuerpo.

El 30 de diciembre de 2014, a unas horas de recibir el año nuevo, Juan se sintió muy deprimido. Según le contó a LA GACETA, su familia no le demostraba afecto y estaba alejado de su ex pareja y de su hija.

Tomó una decisión extrema: intentó suicidarse. Pero sobrevivió y pasó cuatro días en coma en el hospital Padilla. En ese período sufrió un paro cardíaco y otras complicaciones. Cuando salió del coma, sólo podía mover la cabeza. 

Antes de que todo esto ocurriera, Álvarez mantenía una relación con una joven. Fue quien lo cuidó durante los ocho meses y 20 días que estuvo internado. A fuerza de ejercicios y de mucho amor, a los 30 días empezó a mover el brazo derecho. Un tiempo después, el izquierdo, y a los cuatro meses, las piernas. 

Álvarez trabajaba en una casa de celulares con su amigo, Cristian Alejandro llauhra. Él decidió ayudarlo y le ofreció un lugar en su hogar. 

Dos veces por semana, un vehículo del hospital Avellaneda lo busca y lo lleva rehabilitación, según relató el director del centro asistencial, Luis Medina Ruiz

Juan no tiene ingresos económicos y, según detalló, comparte todo con la familia que lo hospeda. Por eso, necesitá un andador para continuar con su recuperación.

"Cualquier donación me viene bien. Escribí en Facebook para pedir ayuda porque era lo único que me faltaba hacer", finalizó.


En Esta Nota

Hospital Avellaneda
Comentarios