Investigan los contactos de los sicarios tucumanos con la justicia salteña

Dos tucumanos están detenidos por el caso

26 Jul 2017
1

Al caso de los sicarios tucumanos involucrados en la guerra narco de Orán le faltaba un ingrediente para ser más polémico aún. A través de las escuchas telefónicas que aparecen en la causa, se sospecha que los detenidos podrían haber pagado sobornos en la justicia salteña para gestionar su libertad.

Desde fines de abril y hasta mediados de mayo se produjo un enfrentamiento entre dos bandas narco en esa localidad, ubicada a unos 500 kilómetros de nuestra provincia. El grupo liderado por un tal “Coya” planeó vengarse del que conducía un tal “El Cólera”, porque este último, además de haberle robado una carga (en la jerga se conoce como “mejicaneada”), lo delató cuando traía un cargamento con cocaína.

“El Coya”, según la investigación, habría contratado a sicarios para vengarse. Entre ellos aparecen dos tucumanos, uno conocido como “El Pájaro” y otro cuyos datos no trascendieron; ambos fueron detenidos por la Policía cuando, según se cree, viajaban a Orán para atentar contra la vida del “Cólera”. La Justicia, además, los acusó por el ataque que sufrió Adrián Gerónimo (sobrevivió a los cuatro disparos que recibió) y el homicidio de Raúl Fernando “Lalo” Martínez.

Prueba clave

Las escuchas fueron claves no sólo para encontrar indicios para saber lo que estaba ocurriendo, sino también para abrir un nuevo frente de investigación. En un diálogo registrado, uno de los sospechosos le prometió a uno de los narcos detenidos realizar las gestiones necesarias para lograr que saliera en libertad. A continuación, algunos de los extractos de la conversación, a la que tuvo acceso LA GACETA:

- Sicario: no, quédese tranquilo. Escúcheme; la primera noticia se la va llevar Ud. porque es la buena.

- Narco: ¿Sí?

- Sicario: ¡Sí! Ya está confirmado. Mi abogado eh… fue con otro abogado más.

- Narco: Sí.

- Sicario: Lo conocen al fiscal y fueron a hablar. Lo único que pueden hacer, o sea lo máximo que pueden hacer por Ud.

- Narco: Sí.

- Sicario: Es poniendo; no sé lo que tienen que poner de garantía o algo. Me va a avisar él a mí… Te bajan a un año. ¿Vos cuánto llevás?

- Narco: Siete meses.

- Sicario: Ya está, yo creo que sí salís, che.

- Narco: Claro.

- Sicario: Sí salís.

- Narco: Capaz que, capaz que… Arreglando algo me da la salida, ¿me entiende?

- Sicario: No; él te hace salir, me dijo. Él me acaba de llamar por teléfono.

- Narco: ¿Sí?

- Sicario: Él me dijo que te hace salir. Hoy a la tarde él se tiene que juntar con el fiscal. Eso me dijo a mí.

- Narco: ¿Ah, sí?

- Sicario: Así que seguro que mi abogado ahí lo va estar yendo a ver a usted.

- Narco: ¡Uh... Qué bueno!

- Sicario: Si lo va a estar yendo a ver, porque él me dijo. Lo llamé por teléfono y me dijo: “mirá, yo ahora estoy en tribunales”.

Silencio

Desde el Ministerio Público Fiscal de Salta, pese a los intentos de LA GACETA, no se pudo conseguir una versión oficial sobre esta situación. Sí dijeron que la causa estaba siendo investigada y que se encontraba en secreto de sumario para no entorpecer el trabajo que se estaba desarrollando. Agregaron que una vez que se pueda tener acceso al expediente, se difundirán más detalles.

También se confirmó que la fiscala Daniela Murúa, por la complejidad de la causa, está recibiendo la colaboración de su par Mariana Torres. Entre ambas están dirigiendo la investigación. Por el momento, hay cinco detenidos, de los cuales dos son tucumanos.

Comentarios