Definen la nueva tasa de política monetaria

Desde hace 13 semanas, y ante la alta inflación, el BCRA sostiene la cifra en un 26,25%

25 Jul 2017

BUENOS AIRES.- El Banco Central de la República Argentina (BCRA) definirá hoy una nueva tasa de política monetaria, que desde hace 13 semanas se sostiene en 26,25%, a raíz de la imposibilidad de encauzar la inflación hacia la meta de 17% fijada para 2017.

El BCRA endureció su perfil el martes 11 de abril cuando elevó la tasa de referencia en 150 puntos básicos, debido a que todos los indicadores de inflación apuntaban sobre la banda propuesta por la autoridad monetaria.

Incluso las expectativas del mercado se sostienen por encima del 21%, lo que obligó a la entidad que comanda Federico Sturzenegger, a subir los rendimientos de los instrumentos que utiliza para contener la inflación.

Las Lebac

Durante las últimas semanas el BCRA operó en el mercado secundario de Lebac donde también propició una suba en los rendimientos.

Estas decisiones se adoptan además en medio de una escalada del tipo de cambio, que durante la jornada llegó a cotizarse a $ 17,70 por dólar, para desinflarse en el cierre de la rueda y quedar en la zona de $ 17,50.

Si bien para el BCRA el proceso de desinflación se sostiene, no logra ubicarse en la banda de 12% a 17% indicada para este período. Incluso la situación se agravará si como prevén los analistas la inflación de julio se ubica en el orden del 2%.

En baja

En la presentación del último Informe de Política Monetaria (IPOM) Sturzenegger, destacó la tendencia descendente de la inflación interanual, que bajó 14,9 puntos en seis meses, pero a su vez advirtió que persiste una inflación núcleo que no baja desde agosto del año pasado. Asimismo, en tono autocrítico, admitió que en el BCRA “nos entusiasmamos” en noviembre del año pasado cuando a raíz de la baja de la inflación aplicaron una reducción de la tasa de Política Monetaria, que a partir de abril debieron rever. Precisamente, el 11 de abril se resolvió subir la tasa en 150 puntos básicos (1,5 punto porcentual) del 24,75% al 26,25%.

Más allá de desarmar su posición en Lebac cortas, el organismo conducido por Sturzenegger busca ofrecer tasas reales positivas aún para quienes no confían en sus metas de inflación y esperan que el avance de precios termine el año en 21,6%, tal como señaló el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM). “El BCRA se dio cuenta de que no puede hacer política monetaria sobre sus expectativas sino que debe actuar sobre las del mercado”, aseguró un operador de mercado. (DyN)

Comentarios