Cartas de lectores

25 Jul 2017

Vicente

No lo había visto nunca ni oído acerca de él. Sin embargo me llegó al corazón y tocó mi límite. Tal vez porque estoy triste, tal vez porque estoy aterrada. Acaso porque tenía sólo 24 años y quiso ayudar. Se llamaba Vicente y estaba trabajando. Estaba sumando a esta sociedad y murió a manos de los que restan. Se llevaron su vida y, por detrás, la de su familia. Vivimos sin paz y con miedo pero aún estamos vivos. Qué tremenda anestesia nos pusieron que permanecemos tiesos ante la barbarie. Detrás de cada delincuente hay una historia, lo sé. Y es posible que sea brutal y cruenta; pero no podemos hacernos cargo. Los dineros públicos se reparten por millones en manos de autoridades que se suponen competentes. Los delincuentes gatillan, es cierto. Pero no están solos.... Los que actúan en connivencia son igualmente responsables... Los incapaces que no claudican son las balas, los que no dignifican a los marginales y cobran para ello son el dedo que presiona... cada peso que pagamos con esfuerzo y que ellos disfrutan es de plomo. Y somos parte de esto y me incluyo: hemos dejado mansamente que se lleven hijos, hermanos, padres, amigos... el sábado se llevaron los sueños de Vicente, sus planes su sonrisa, el latido de su joven corazón. Que Dios se apiade de todos.

Norma Nelegatti

Avenida Sáenz Peña 207

San Miguel de Tucumán


“Tucumano gato”

Dicen que todas las salas de parto de nuestra Maternidad están cubiertas íntegramente de pisos cerámicos y resbaladizos, y a medida que los bebés nacen los colocan en el piso para que aprendan a “gatear”, y cuando empiezan a escalar las paredes se les da el alta y empiezan a ganarse la vida, ja ja ja. Esto es para demostrarles que ya no nos enoja que nos traten de “tucumanos gatos”. A la batalla de Tucumán, en la Ciudadela, la ganamos porque les “choreamos” hasta los caballos a los realistas; de allí la mala fama. No nos creen cuando decimos que llevamos prestado lo que estaba abandonado o lo encontramos antes de que lo haya perdido el dueño. Nuestros pungas y mecheras dan clases por correo y cursos acelerados. En la sociedad ya está instalado que pasa un tucumano y algo se le pega. Pero como la fama cuesta, y como decía “ese”, uno puede ser tonto pero no estúpido, y aparte de gatos son “volubles”, el Consejo barrial y la hermandad “chorófila” deciden por unanimidad declarar “gatos no gratos” al que está en la sombra por andar tirando bolsos con plata en el convento y al á frustrado “motoarrebatador” que pretendió afanar en plena filmación mandándose una macana de película que nos hizo quedar como pelo duros en todo el mundo. Moraleja: “andá a laburar y dejá de chorear”.

Francisco Amable Díaz

Pedro G. Sal 1.180

Barrio 20 de Junio

an Miguel de Tucumán


Vacuna anticorrupción

Desde siempre, los investigadores de la medicina están tratando de estudiar el funcionamiento del organismo humano y con eso descubrir las alteraciones que producen enfermedades. Es así como llegaron a descubrir vacunas preventivas de todo tipo. Similar estudio efectúan los expertos en agricultura para combatir o controlar las pestes y plagas que surgen de los cultivos. Sería menester que alguien, alguna vez, en nuestro país, se dedicara a encontrar la vacuna contra la corrupción: una epidemia-pandemia que comienza en la mente, pasa a las manos y termina en los bolsillos. Por lo visto, se trataría de una peste perenne e inocua que tendría un parecido al cólera de 1876, cuando se suponía que provenía del aire que estaba infestado. En el caso de la sempiterna corrupción, les proporciono una pista a los interesados: sería producida por el uso de guantes blancos, por lo que habría que averiguar cuál es el virus o producto químico que contiene esta prenda que se usa para manejar lapiceras, calculadoras, computadoras, etcétera, que la hace imperceptible y muy contagiosa. A propósito, un gobierno del pasado se congratulaba diciendo que le cabía la hazaña de haber hecho desaparecer al “perro familiar” y extinguido a las temibles mangas de langostas y al paludismo. Es de esperar que algún gobierno democrático de esta centuria imite estas aseveraciones, y que apliquen simultáneamente la vacuna anticorrupción y la impunidad que va de la mano; la misma qué hay en países como Perú, Brasil y Ecuador, que ya cuentan con la fórmula y la están aplicando con resultados positivos.

Ysmael Díaz

Mario Bravo 247

Banda del Río Salí


Favaloro

Fue un educador y cardiocirujano argentino reconocido en todo el mundo por haber desarrollado el bypass coronario. Insto, a 17 años de su fallecimiento, a recordarlo a través de sus frases eternas: “Proceder con honestidad en aras de la dignidad del hombre es el compromiso más trascendente en nuestro corto paso”; “Debe entenderse que todos somos educadores. Cada acto de nuestra vida cotidiana tiene implicancias, a veces significativas. Procuremos entonces enseñar con el el ejemplo”; “Los progresos de la medicina y de la bioingeniería podrán considerarse verdaderos logros para la humanidad cuando todos todas las personas tengan acceso a sus beneficios”; “En cada acto médico debe estar presente el respeto por el paciente y los conceptos éticos y morales; entonces la ciencia y la conciencia estarán siempre del mismo lado, del lado de la humanidad”; “Todos somos culpables, pero si hubiera que repartir responsabilidades, las mayores caerían sobre las clases dirigentes”; “La ciencia es la expresión de una necesidad inherente al ser humano, en todo caso, está ligada a la función superior de su naturaleza inteligente: la capacidad de crear”. Con respeto y agradecimiento pues, a través de sus sabias palabras, recordemos en esta fecha nuestro querido último gran prócer, preocupado siempre por la educación de los más jóvenes.

Juan L. Marcotulio

Ayacucho 318

San Miguel de Tucumán


Ex plazoleta Bulnes al 300

El lunes 17 leí un artículo que habla sobre las visitas que programa el justicialismo para brindarle sus propuestas al pueblo de Tucumán. Sugiero que antes de venir por mi zona nos devuelvan la plazoleta, la de mi barrio, se llama “derecho adquirido “. Teníamos una hermosa plazoleta con juegos y sectores para la práctica deportiva. Hasta un hermoso aro de basket que un vecino hizo reforzar con planchas y cadenas y que él mismo costeó, pues cada tanto lo robaban. Los niños, jóvenes y adultos disfrutaban de ella. Vinieron las elecciones de octubre del 2015, y un domingo, la vida sabrá por qué, llegó a la plazoleta un camión, una topadora y personal de la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU) con la temida orden de destruir la plazoleta. Se llevaron todos los juegos y la maldad fue tan grande que derribaron los bancos y mesas de cemento que utilizaban los vecinos. Al preguntar el motivo, dijeron que había llegado una carta documento del propietario a la DAU exigiendo que en 48 horas el lugar debía estar libre, pues comenzaría una edificación. De nada sirvieron nuestros pataleos. Hasta vino un canal de televisión. En pocos días, la mitad del predio fue tapiada con chapas. A los dos meses y sin miras de construir, y con los motochorros haciendo su agosto, los vecinos tiraron abajo el chaperío. Hace tres meses el gobernador Manzur fue a inaugurar una obra en calle Bulnes y San Juan. Fui hasta allí. Hablé con él. Me contactó con alguien que dijo ser arquitecto. Vinimos al predio y la promesa fue: en un mes tendrán nuevamente una hermosa plazoleta.Tienen menos palabras que un telegrama. También desde el 2015 envío al intendente cartas pidiendo por nuestro derecho adquirido y otros temas de higiene y pérdidas de agua. Pero todo cae en saco rato. Tengo autoridad moral para exigir. Limpié y cuidé ese predio pues allí los niños eran felices. Hoy sólo es un espacio sucio.

Ana Pérez

Don Bosco 3.361

San Miguel de Tucumán


Boleta de la luz

Me intrigaba tanta generosidad de la empresa EDET en informar a todo color durante más de un mes, en este prestigioso diario, su plan de 16/20 de 2.200 millones de pesos. Y toda duda quedo despejada al llegar la boleta del cuarto período de este año, y como siempre seríamos nosotros, los cautivos, quienes pagaríamos esos anuncios con el pago de la boleta. En igual período, el cuarto del año pasado en el que tuve un consumo de 726 Kwh además de impuestos pagué un total de pesos 633. En este año por 774 Kwh con una diferencia de 48 Kwh de más y los impuestos incluido pague pesos 1.614. En un año tuve en mi boleta un aumento del 254,97% algo como 21,24% mensual; inaudito, pues en sólo un mes casi supera la inflación anual del país. Podrán justificarse que están autorizados, con las pantomimas de las audiencias públicas, que están haciendo inversiones, etcétera, pero lo real es que ese 254,97% sale de mi bolsillo. Además esta empresa recibió autorización en los últimos años, con anuencia del ente contralor de la provincia, para incrementar su tarifa. Y después debemos escuchar a los políticos, cuando les ponen un micrófono, que son los únicos capaces de luchar por el pueblo, ante el abuso de las empresas monopólicas. Prefiero, si tengo que pagar además del consumo, impuestos, etcétera, y de ser verdad lo publicado el año pasado que inauguraron obras en la estación transformadora de La Cocha con el aporte económico de la provincia, entonces convendría que pase la empresa al estado, así la ganancia queda acá y no se la llevan un pequeño grupo inversor.

Manuel Antonio Sepúlveda

Manzana G Casa 30 Bº Martín Fierro

Juan B. Alberdi

Comentarios