Obras paralizadas y líquidos cloacales provocan trastornos en el sur de la ciudad

25 Jul 2017

En avenida Jujuy al 2.000 de la capital se observa cotidianamente imágenes como esta. Uno de nuestros lectores asegura que los trabajos de ensanchamiento y cuneteado de la calle están prácticamente detenidos desde hace un tiempo, lo que dificulta seriamente el tránsito vehicular y de peatones por la zona. Este cuadro, junto a las pérdidas de líquidos cloacales y de agua que se originan en los alrededores y derivan en pequeños lagos, conforman un panorama que inquieta al vecindario. Piden una rápida respuesta de las autoridades.

Denuncian que falta agua en el barrio Nueva Ciudad de Alderetes

Vecinos del barrio Nueva Ciudad de la ciudad de Alderetes han hecho saber que no disponen de agua desde hace por lo menos una semana, en una de sus calles principales. En un nota enviada a nuestro diario, sostienen que desde hace unos cuatro meses, cuando comenzaron a habitar el barrio, enfrentan ese problema de provisión del líquido elemento. “Con mucho sacrificio compramos el terrenos y con mucha paciencia construimos nuestra vivienda, porque somos una familia de cinco integrantes y vivimos con un solo sueldo”, señala una de los lectoras. “¿Cómo hago para mandar a mis hijos a la escuela sin bañarse? ¿Cómo hago para cocinar o para lavar la ropa? ¿Cómo hago con la higiene si falta el agua?”, se pregunta. Los vecinos reclaman una urgente intervención del intendente de Alderetes y de las autoridades de la SAT para solucionar la acuciante situación.

Piden que corten dos árboles en el barrio Soeme de Las Talitas

En la avenida San Francisco Solano, en el barrio Soeme de Las Talitas, el crecimiento y el follaje de estos árboles tiene a mal traer a los vecinos, especialmente, a quien vive justamente en frente. En el informe que remitió a nuestra Redacción, el lector aseguró que desde febrero de 2016 viene reclamando ante el área de Servicios Públicos de la Municipalidad de Las Talitas para que que, por lo menos, cortaran las ramas que comprometen el tendido eléctrico. “Con mi familia nos hemos presentado en más de 15 ocasiones en esa oficina para pedir que hagan el trabajo, y seguimos esperando”, sostiene el lector. Advierte también respecto de los daños materiales que pueden provocar la potencial caída de esos árboles o los movimientos bruscos de las ramas, además del riesgo que representan para las vidas humanas.

El parque Los Alisos, con el puente destruido y cubierto de residuos

Uno de los lectores de LA GACETA se encargó de enviar esta foto reciente del puente de acceso al Parque Nacional Los Alisos, que como se conoce a través de los informes periodísticos que publicó nuestro diario, quedó destruido en marzo de 2015, como consecuencia de una violenta correntada que atravesó el río Jaya y que destruyó todo a su paso. Localizado a 12 kilómetros al oeste de Alpachiri, departamento Chicligasta, este grandioso espacio natural está virtualmente aislado del resto de la geografía, a raíz de la destrucción del puente sobre el río Jaya, de tal forma que guardaparques y turistas tienen que atravesar el curso de agua. Además de esta imagen, el lector reveló que la zona está completamente descuidada y muchas veces cubierta de restos de residuos que arrojan los visitantes que llegan al lugar.

Reclaman una motoniveladora para Los Chañaritos

Bastante preocupado por el panorama de su barrio, un vecino envió esta foto para reclamar una pronta reparación. Pide que se pase una motoniveladora en frente a la plaza de Los Chañaritos. “Hace más de dos meses que la calle quedó así, después de que una máquina arregló una parte, limpió los costados de la plaza y tiró todos los escombros y la suciedad para el otro lado”, aseguró.

Lluvia de cenizas de la quema de caña

Prácticamente todos los días en estas semanas del año los lectores hacen llegar imágenes -como esta- que muestran los efectos de las quemas de cañaverales, especialmente, en lugares del este de la provincia. En este caso, denuncian que en la zona de El Empalme, Ranchillos, la “lluvia” de cenizas de los restos de la quema de cañaverales y los desechos que surgen desde las chimeneas de los ingenios azucareros, cubre los patios de las casas, espacios públicos y de cuanto lugar ubicado a cielo abierto, de tal forma que genera todo tipo de compilaciones ambientales y sanitarias.

Una rampa complica a los transeúntes

En la vereda norte de 24 de Septiembre al 700, se construyó una rampa con una inclinación muy pronunciada, que ocasiona problemas a los transeúntes, especialmente a los que padecen alguna discapacidad motriz, advirtió uno de los vecinos de la ciudad. Y exige que el municipio reconstruya o reacondicione esa obra.

Comentarios