El parque Los Alisos sigue sin puente de acceso

24 Jul 2017 Por LA GACETA

Hay comunidades que tienen la suerte de que la naturaleza los haya premiado con una vegetación imponente y variada, y una fauna acorde a esa flora. Como conocida es la mente destructiva del ser humano, se busca preservarla de los depredadores, transformando estos vergeles en parques provinciales y nacionales. Pero al mismo tiempo se crea una infraestructura para que el visitante pueda disfrutar de la belleza de los árboles, las plantas, los pájaros, los animales, y se han convertido en una gran atracción turística. Tucumán es uno de los lugares bendecidos con estos dones, pero siempre se ocupa de su cuidado y de su promoción. Ello sucede con el parque nacional Los Alisos, ubicado a 12 kilómetros de Alpachiri, cuyo puente de acceso permanece roto desde marzo de 2015, cuando la correntada del río Jaya lo derrumbó.

Antes de la inauguración del puente -a mediados de 2013-, visitaban Los Alisos alrededor de 300 personas al año. Luego de su habilitación la cantidad de visitantes trepó a 12.000. Y desde su caída el flujo de visitantes mermó notablemente. Se improvisó un vado que permite atravesar el río a caballo o en un vehículo. “No sólo los turistas; los mismos tucumanos necesitan el acceso a ese territorio. Por eso seguimos, sin cansancio, viendo las vías posibles para la concreción del proyecto; hay que darle accesibilidad al parque y estamos trabajando en eso”, dijo el intendente del parque; señaló que aún no hay presupuesto estimado. Se están buscando alternativas. Durante el verano el río aumenta su caudal y no pueden ingresar los vehículos.

La reserva, ubicada al oeste de Alpachiri (departamento Chicligasta), entre los ríos Las Pavas y Jaya, fue creada en 1995 con el objetivo de proteger una vasta zona de la selva y bosque montano y del bioma altoandino y contaba con 17.600 hectáreas. Se halla un sitio arqueológico de gran importancia para el estudio de los asentamientos y actividades incaicas en el noroeste argentino, tales como las Ruinas de la Ciudacita o Pueblo Viejo que se encuentran a 4.300 metros sobre el nivel del mar. En agosto de 2010, ley nacional 26.630 dispuso que se ampliara en 7.600 hectáreas la reserva. Y ahora se encuentra incluido en el proyecto del parque nacional Aconquija (Bicentenario), para el cual se necesita una ley provincial. El parque Los Alisos se caracteriza por su enorme diferencia de altitud entre el este y el oeste: comienza en los 800 y llega hasta los 5.314 metros de altura, récord de altura en el sistema de parques nacionales del país. Allí viven especies amenazadas en otros lugares, como la taruca y el guanaco. La fauna característica de las yungas está conservada (pumas, ocelotes, gatos del monte, hurones, zorros).

Sería muy importante que para la reconstrucción del puente se tuviera en cuenta la opinión de los lugareños que habían advertido durante su construcción que la obra de arte estaba destinada a caerse. “En verano, cuando llueve, como todo río de montaña crece que da terror y baja furioso, como un toro... Nunca entendí por qué construían el puente por debajo del nivel del camino y con columnas huecas... lo de las columnas huecas no se puede creer. No deben haber sabido la fuerza que tiene el río cuando crece”, dijo un hombre que hace cuatro décadas vivía en el lugar.

A más de dos años del derrumbe del puente, es lamentable que la reserva permanezca aislada. Ello refleja el escaso interés de las autoridades por potenciar esta joya de los tucumanos.

Comentarios