La primera elección de Miss Tucumán

LA GACETA organizó el certamen de belleza que elegiría a la representante local al concurso de Miss Argentina, que organizaba el diario porteño Noticias Gráficas

24 Jul 2017

Hace 85 años se llevó a cabo la primera elección de Miss Tucumán con miras a la elección de Miss Argentina, que estaba organizada por el diario porteño Noticias Gráficas, y LA GACETA realizó la elección en nuestra provincia. Desde los primeros días de junio de 1932 nuestras páginas anunciaban el proceso de elección que se iniciaba con el envío de una foto de las damas interesadas en ser elegidas. Los tucumanos mostraron gran interés en participar ya que los lectores podían llenar y recortar el cupón que aparecía en el diario. Allí se decía “Gran concurso internacional de belleza” y agregaba organizado por el director de ‘París Midi’. En la Argentina por ‘Noticias Gráficas’. En Tucumán por LA GACETA” al final del cupón aparecía “Miss Tucumán debe ser la señorita ………”.

La expectativa de la gente crecía y los cupones eran recortados para ser depositados en nuestras oficinas. La postulante debía “ser tucumana. Tener de 17 a 24 años cumplidos de edad. No ser artista profesional. Estar en condiciones de viajar a Buenos Aires y a Europa, si resultara Miss Argentina, en compañía de su sra madre, sr padre o un hermano. Con gastos pagados por cuenta de los organizadores del concurso”. Las aspirantes crecían día a día. Enviaban sus fotos para que el público las eligiera. El certamen alcanzó 64 participantes. El voto de la gente decidió las posiciones clasificatorias para la etapa final. Las 10 elegidas fueron: Emma Granel Grunauer (34.593 votos), Encarnación Juana Caram (17.593), Elvira Corbalán Lafuente (4.362), Elena Manrique (4.032), Raquel Levy (3.911), Carolina Olga Faggioli (3.887), Teresa Rossi (3.313), María Nazar Thomas (3.263), Juana López (3.225) e Idalia Josefina Hild (3.001). Las finalistas tuvieron que presentarse ante el jurado que elegiría a la señorita que representaría a Tucumán.

El jurado

La elección estaba a cargo de un jurado conformado por los artistas Enrique de Prat Gay, Julio Oliva y Benjamín Nemirosky junto al intendente de San Miguel de Tucumán Luciano Irrazábal. Según la crónica “eran reconocidos artistas, cultos y meritorios para evaluar la belleza” de la muchacha que representaría a nuestra provincia. Sobre Prat Gay, un reconocido escultor tucumano, se decía: “ha querido la casualidad que, haciendo un alto en sus andanzas por el mundo se encontrara entre nosotros, para elegir la mujer tucumana aspirante a Miss Argentina”. Sobre Oliva se destacaba que se había formado en Roma además de estudiado y trabajado en varios países europeos y que se desempeñaba como profesor de nuestra universidad. De Nemirosky, ruso de nacimiento y argentino por adopción, se informaba que había estudiado en Rusia, en Alemania y en Francia, y que había expuesto sus trabajos en varias ciudades argentinas para luego afincarse en Tucumán donde fue profesor de dibujo en la Universidad de Tucumán. El alcalde Irrazábal, médico de profesión y aficionado a las bellas artes, era considerado un hombre “responsable y de vasta cultura con refinados sentimientos artísticos”.

La elección

Había llegado el día. En la noche del 20 de junio los salones de la Sociedad Sarmiento estaban colmados de público expectante. Se determinó que las damas iban a pasar una por una frente al jurado y luego todas juntas. La votación fue secreta. Las concursantes comenzaron a llegar poco después de las 19, “la presencia de todas ellas, fue saludada con muchas y entusiastas demostraciones de simpatía”. Una a una las jóvenes hicieron su pasada. “Cuando el jurado terminó de recibir a las diez niñas por separado entraron al salón en que aquel se encontraba, todas juntas, produciéndose entonces una avalancha de público frente a las puertas de la sala que da a la calle”. Las concursantes y los miembros del jurado mantuvieron una amena charla. Al finalizar se retiraron a sus domicilios mientras que los jueces se reunieron a deliberar. Tras más de dos horas de deliberación con un cuarto intermedio, los jurados llegaron a un veredicto, pero sólo sobre quien representaría a Tucumán y el primer premio. Los restantes requirieron más debate y algo más de tiempo.

El jurado coronó como Miss Tucumán a Emma Granel Grunauer, que había recibido la mayor cantidad de votos populares. El primer premio fue para Encarnación Juana Caram, segundo lugar en la votación de los lectores. La ganadora recibió también la medalla de oro “Gobernador de la Provincia” donada por Juan Luis Nougués. Mientras que la señorita Caram obtuvo la medalla de oro donada por LA GACETA.

Día agitado

El 21 de junio de 1932 fue diferente para Emma: recorrió la ciudad junto a nuestros cronistas. Recibió los pasajes para ella y su madre para trasladarse a Buenos Aires. “Su presencia causó sensación en todas las casas a que concurrió especialmente en los negocios a los que acudió para retirar los obsequios ofrecidos, en cuyas puertas se aglomeró una gran cantidad de público apenas se divulgaba la noticia de que había llegado”.

La flamante Miss Tucumán tenía 19 años, había nacido un 24 de enero. Dijo en referencia a su tucumanidad: “¡Mi abuelito me llama Mis Obanta! Yo vine al mundo con cierta predestinación de autoridad, tan es así, que se me ocurrió nacer en la casa del actual gobernador de la provincia”. Su padre había muerto cuatro años antes. Era maestra normal desde 1929, tocaba el piano y hablaba francés, idioma que había aprendido en su hogar, ya que tenía ascendientes franceses y suizo alemanes. Tenía dos hermanos de 10 y ocho años. En cuanto a sus gustos destacó la lectura y el cine, “el deporte no me atrae. Sólo me entusiasma la equitación. Soy buena jineta; en premio por lo de Miss, mi tío Luisito me regaló un burro”. Reconoció que no era muy afecta a las tareas domésticas. Me encanta el automovilismo… pero no tengo coche… Uso el de mi tío. Y además me gusta mucho andar en bicicleta...”, declaró.

Dos días después de su coronación Granel Grunauer partió para Buenos Aires en busca del título de Miss Argentina. En la estación del Central Argentino se congregó mucha gente para despedirla y desearle suerte. El tren Panamericano traía a Miss Salta, Alicia Nelly Paz. Ambas misses despartieron amistosamente y siguieron viaje a la metrópolis; en cada ciudad que pasaban eran reconocidas y felicitadas por el pueblo.

El título de Miss Argentina recayó en la cordobesa Alejandrina del Carmen Goni que viajó hacia Spa, Bélgica, en el buque “L’Atlantique”. La ceremonia de elección se había hecho en el teatro Cervantes.

En Spa fue electa Miss Universo Keriman Halis Ece, representante de Turquía y nacida en Estambul en 1913, el 31 de julio de 1932, de entre 28 representantes de todo el mundo.

Comentarios