Ahora, la Provincia dice que desde Nación no le envían leche

El gobernador Manzur y funcionarios provinciales alzaron su voz contra las políticas sociales que impulsa el macrismo. Afirman que llegan menos lácteos para niños y embarazadas

21 Jul 2017
1

FONDOS PROPIOS. Manzur, acompañado por Chahla, ratifica que la continuidad de la cobertura está garantizada. secretaría de estado de comunicación pública

El gobernador, Juan Manzur, estaba parado en el escalón de la entrada de uno de los trailers sanitarios del Siprosa y sobresalía medio metro por sobre la pequeña multitud de trabajadores de la salud. Su discurso en el patio de las oficinas de mantenimiento de Italia al 1.900 incluyó felicitaciones por el Día del Amigo; críticas a la Nación y el pedido para que voten por la lista de precandidatos a diputado que encabeza el vicegobernador Osvaldo Jaldo. Pero también un reclamo con un alto contenido social. El mandatario aseguró que la Nación envía la mitad de leche que en 2015. “No importa que no nos manden leche, Juan Manzur va a comprar la leche para las criaturas”, bramó envalentonado el mandatario hablando en tercera persona sobre sí mismo.

“Son momentos un poco difíciles, están pasando cosas con las que no estoy de acuerdo y lo digo para que se modifiquen. No quiero pelearme con nadie, quiero ayudar. Hay mucha gente que la está pasando mal y le han subido mucho las cosas. La política que está llevando adelante el presidente, Mauricio Macri, tiene que modificarse; está errada”, cuestionó.

“Hubo disminuciones y falta de envíos. La Provincia se tiene que hacer cargo de todo esto; lo compensamos”, explicó Manzur.

La ministra de Salud Pública, Rossana Chahla,precisó que en los hospitales y CAPS de Tucumán se distribuyen 130.000 kilos de leche por mes y que esto implica una inversión de $ 1,56 millón al año. Explicó que el Gobierno federal envió 780.000 kilos en casi dos años y que las partidas llegaron recién después del segundo semestre de 2016. La funcionaria destacó que el reparto de leche está garantizado. “La gente tiene toda la cobertura, jamás discontinuamos. Lo que no mandan, lo compramos. La Nación dice que no puede cubrir el total, solo una parte”, lamentó.

Aseguró que lo mismo sucede con algunos medicamentos como amoxiclavulánico, deltisona y metformina, que son repuestas por la Farmacia Oficial del Siprosa y o adquiridos por el Gobierno. La Provincia, para cubrir la falta de asistencia nacional, destina $ 13 millones mensuales.

Los lácteos se distribuyen en los centros de atención primaria a niños menores de dos años, embarazadas y niños discapacitados de los sectores más vulnerables de la ciudadanía. La Provincia viene reclamando el recorte en partidas, sobre todo de las áreas de Desarrollo Social y de Salud. Las autoridades solicitaron en varias oportunidades que se refuercen los recursos. En el Gobierno consideran que la merma responde a los roces políticos con la Casa Rosada, que se incrementaron durante este año electoral.

Comentarios