Un ladrón quedó encerrado en un jardín

Hizo un boquete en el techo para entrar, pero se le cortó la cuerda y no pudo salir

21 Jul 2017
1

Los planes le salieron mal. Había hecho toda una logística para lograr entrar por el techo al jardín de infantes y cometer el robo. Pero la cuerda que lo sostenía se cortó y quedó encerrado en una oficina sin poder salir. Lo terminó sacando la Policía.

El delincuente había aprovechado que el movimiento es casi nulo durante las vacaciones de invierno para ingresar al Jardín maternal de la escuela Nueva Pompeya con fines de robo. Pero sabía que no sería fácil ingresar. Fuentes policiales indicaron que el edificio escolar, ubicado en la zona de Américo Vespucio y autopista, cuenta con portones reforzados, rejas en todas sus ventanas y tapias altas.

Aún se desconoce cómo hizo para trepar hasta el techo y hacer un boquete, justo sobre una de las oficinas. Sí se supo que usó una cuerda, fabricada con varios trapos, la cual amarró a los tirantes de las chapas y se ayudó con ella para bajar hasta el piso. Pero la tela no aguantó el peso y se cortó antes de que concretara el robo y pudiera subir. Alguien lo sorprendió allí dentro y llamó al 911 para que interviniera la Policía. Los uniformados llegaron al establecimiento alrededor de las 6.30; sin embargo, tuvieron que esperar la llegada de la directora del jardín para que abriera la puerta y poder sacar al intruso, que terminó aprehendido en la seccional 4°.

Al revisar el interior vieron que el ladrón había roto un vidrio, un armario, el baño para discapacitados y un ojo de buey. Además, había acumulado tazas, una manguera y juguetes cerca de una ventana para llevárselos en la huida.

Comentarios