Nada que ver con el mundo de los rockstars

Nacho Rodríguez explica qué música hace el grupo que tanto éxito tiene entre los más jóvenes y por qué les cantan a la tierra y a los amigos

21 Jul 2017
1

ANIVERSARIO. El grupo, que se inició tocando en asados entre amigos, cumple una década y para celebrar presentará su nuevo disco “OV IV”. prensa

ACTÚA HOY

• A las 21.30, en el teatro Alberdi (Jujuy y Crisóstomo Álvarez).

“Punk sin micrófono, rock sin sponsors, candombe propio de tango alegre”; “Hippies con OSDE” y “fogoneros”. Estos son algunos de los calificativos y frases (no despectivas) con las que tratan algunos medios a Onda Vaga, que muchos ubican en la cultura indie o pop-folk. Y aunque no los ofende, responden: “¿porque le cantamos a la luna y al sol? ¿A los amigos? ¿A quién no le gusta eso? No somos hippies”. Es que en el famoso tema “Mambeado”, efectivamente la letra pide cántale a la luna y al sol, a las estrellas, a la tierra, a los amigos; qué lindo es estar aquí, poder amarte y mirarte. Bastante claro.

La historia de Onda Vaga se conoce: nació en la playa de Cabo Polonio (Uruguay), tocando en fogones y en reuniones y asados de amigos; y pasados algunos años, abriendo el concierto de Manu Chao en el Luna Park y vendiendo miles de discos.

El grupo presentará su cuarto álbum en el espectáculo “OV IV” (Onda Vaga Cuatro). Luego de un sólido crecimiento en 2016 con giras por Argentina, los principales festivales de América Latina y Europa, la banda conformada por Germán Cohen, Nacho Rodríguez, Tomás Justo Gaggero, Marcelo Blanco y Marcos Orellana confirma su originalidad, que ya lleva 10 años: toca con instrumentos acústicos y arreglos vocales, nada de enchufes; y mezcla ritmos.

Por sobre todo: “no somos una banda de género”, le responde Nacho Rodríguez a LA GACETA durante una entrevista. El músico cuenta los comienzos: “nos juntábamos, comíamos un asado, tocábamos un par de temas, nos divertíamos, íbamos a las fiestas y las levantábamos. La banda, de base, era divertida: no nos exigía nada y la pasábamos muy bien. Ni plata poníamos, todo era muy divertido”.

- Lejos del rock se los escucha.

- Es que no somos ni fuimos una banda de rock, no pertenecemos a los pura sangre rockeros, por lo menos. Ni siquiera hacemos canciones con los instrumentos típicos del rock. Mezclamos mucho los géneros, por eso es difícil definir. Nos gusta mucho la música en general. Y mezclamos como nos va saliendo. Tenemos una canción que sí puede tener cierto color de algún ritmo: candombe, samba, no necesariamente hacemos el proceso al revés. No es que esto es un candombe y lo vamos a transformar. Me parece que el proceso es al revés. De lo que tenemos, le vamos agregando cosas que pueden ser de candombe o lo que sea. Es difícil definir qué es Onda Vaga. Nos vemos a través de colores, voces, instrumentos acústicos, y mezclamos ritmos latinoamericanos. No somos una banda de género, eso debe quedar bien en claro, nunca nos propusimos eso.

- ¿Cómo componen?

- Somos cinco compositores en realidad y con temáticas muy variadas, pero nos vamos contagiando entre nosotros respecto de las inquietudes y de lo que vivimos a diario. Nos interesa la vida, los sentimientos, contamos relaciones y situaciones. Hablamos de nuestras emociones.

- ¿Se emocionan con sus temas, buscan que eso le suceda al público?

- Muchas veces nos emocionamos con la canción, porque tenemos un compromiso muy grande con ella: le ponemos mucha onda, y eso creo que es lo que hace que todo se vuelva emotivo. Hay un trabajo muy fuerte por detrás. Lo que hacemos es tratar de dar lo mejor de nosotros. No buscamos desde afuera emocionar a la gente, nuestro trabajo es interno, con la canción; confiamos en lo que creemos verdadero. Se compone lo que se puede y por necesidad, para expresar y para comprender. Muchas veces, componiendo se comprenden muchas cosas.

- Hace un tiempo aseguraste que la música grabada en vivo con instrumentos perdura.

- ¿Viste que hay algunos sonidos que son muy particulares de una época? Un tema de Virus es muy de su época. Y un tema de Dylan, que está con la acústica cantando, puede ser un tema de ahora, de un pibe con la acústica cantando. El sonido de una voz y de una guitarra acústica no cambia nunca.

- ¿Qué público tienen?

- El público se renueva. A veces es familiar y otras, más juvenil, depende de la hora que toquemos. Nos interesa sí que nuestra música se escuche y se comparta más, pero no buscamos la popularidad. Nunca imaginé que llegáramos a tocar para miles de personas, pero nada que ver con pensarnos como rockstars o algo así.

Comentarios