Muchas mujeres conviven en la voz de Ángela Leiva

A sus 28 años, la cantante de cumbia llega con la madurez de haber construido un camino propio, alejado de la condición de “reina de la canción”

21 Jul 2017
1

ACTÚA HOY

• A las 22 en el Teatro Mercedes Sosa (San Martín 479)

En ella convergen cinco mujeres: la que sufre por el desamor, la que se siente feliz con las caricias y los besos, la correspondida por ese mismo amor, la traicionada y la amiga traidora.

Eran las 22.25 y Ángela Leiva respondía el llamado telefónico de LA GACETA. En ese momento, se ocupaba de los últimos detalles de la producción previa a un recital. Tras recorrer Rosario (Santa Fe) y localidades de Buenos Aires en su gira por los teatros del país, en la noche del jueves se encontraba en Salta (hoy estará sobre el escenario del Mercedes Sosa, con su show “Viva”). Al escucharla, su voz transmitía concentración y seguridad, propias de una persona que se ha curtido en los momentos más duros. Esta vez no era una de esas mujeres que refiere en sus canciones.

Sus seguidores y la movida tropical la bautizaron “La reina de la canción”. “Es un eslogan que pusieron los fans. No es que una se crea eso. Simplemente, es por el cariño de la gente. Hay cantantes que tienen más trayectoria de la que tengo, seguro. Siempre traté de buscar mi propio camino, de ser yo antes que ‘La Reina’”, sostuvo en el inicio de la charla con LA GACETA.

Oriunda de Tandil (provincia de Buenos Aires), surgió como promesa a través de un concurso de canto, que ganó por el voto de los oyentes de una radio porteña. Una vez ingresada al mercado se topó con ciertos códigos del negocio de la cumbia que llegaron a ubicarla enfrente de otra artista: Karina, La Princesita.

“Más allá de las diferencias que pude haber tenido con ella, nunca dejé de trabajar en Argentina y en otros países, lo que me permitió adquirir mayor crecimiento sobre esta carrera”, remarca Leiva.

Se había iniciado cantando baladas y música pop, pero eligió la cumbia y en su camino logró sobrellevar esos problemas (o “diferencias”, como los considera). Así alcanzó la aceptación de los países vecinos, aunque Bolivia fue el lugar más importante: “la segunda casa”.

“Me encantó cruzar las fronteras. Me ayudó a crecer muchísimo. Viajo a Uruguay, a Bolivia, un país que me abrió sus puertas y me ayudó a crecer de manera aceleradísima en el escenario y en la televisión”, contó.

“Es difícil ser profeta en tu tierra (como el refrán). Pero siempre disfruté el trabajo en Argentina y nunca dejé de hacerlo. Trabajé en la sombra, en silencio, y siempre mucho”, afirma.

Para disfrutar

Con toda esa experiencia encima Leiva desembarcará en un escenario muy especial, como el del Mercedes Sosa. Por allí, en poco tiempo, pasaron grandes figuras. En la previa, remarcó que el público está respondiendo a la convocatoria de cada espectáculo y que la fecha en Tucumán no será la excepción.

“Disfruté mucho en mi carrera, siempre; han sido ochos años intensos. Hoy me toca vivir una gira de teatros. Estoy eligiendo estos escenarios en las provincias y a la gente le está gustando la idea”, enfatizó.

“No es lo mismo cubrir las noches en boliches con shows más cortos. En el teatro podemos hacer presentaciones más largas, con temas que la gente te pide. El público es familiar”, añadió.

Las facetas

Leiva lleva editados seis discos en ocho años de carrera y por eso aclaró: “siempre tratamos, junto con el grupo, de hacer show largos para sumar la mayoría de las canciones. Hay material de sobra”.

En su biografía registra que en 2013 condujo un “reality” de talentos en la televisión de Bolivia y que cantó el Himno Nacional en el acto previo del partido de Eliminatorias entre las selecciones de ese país y de Argentina. En su currículum figuran también presentaciones en Europa y en Estados Unidos, así como haber grabado una canción junto con Pimpinela.

“Espero que el techo no aparezca nunca; me encanta seguir creciendo a nivel profesional -destacó-. Amo cantar, amo esta carrera, y todas las horas de mis días las dedico al trabajo. Todos tenemos un techo, aunque espero que en mi caso aparezca dentro de 50 años: me veo siempre cantando. Me encantaría hacer otras cosas. Por ejemplo, me gusta mucho la actuación... Ojalá pueda concretar esa meta”.


Comentarios