Una jueza, fuera de un caso contra De Vido

18 Jul 2017

BUENOS AIRES.- La Cámara Federal de Casación apartó a uno de sus miembros, la jueza Ana María Figueroa, de la causa en la que debe resolverse si se reabre una investigación al diputado nacional Julio de Vido, por presuntas dádivas en la entrega de equipos de video e informáticos al máximo tribunal penal del país cuando el legislador ocupaba el cargo de ministro de Planificación Federal.

La decisión respondió a un pedido de la Oficina Anticorrupción para que se aparte a Figueroa por su presunta participación en los hechos investigados y dado que la jueza integra la sala del tribunal que tiene que decidir si deja firme un fallo que cerró la causa. Figueroa presidía la Cámara de Casación Penal cuando recibió el equipamiento entregado por De Vido, según la resolución de las juezas Liliana Catucci y Angela Ledesma.

De Vido fue sobreseído por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, a cargo de investigar la denuncia de otro miembro de Casación, Juan Carlos Gemignani, en un fallo que fue apelado y revocado luego por la Cámara Federal porteña y ahora está en Casación.

La entrega de los equipos fue parte de un convenio entre el ministerio a cargo de De Vido y el Poder Judicial, pero su hallazgo en una sala del tribunal por Gemignani derivó en una denuncia, porque el juez interpretó que pudo haber sido un intento para que se favoreciera al funcionario en causas.

El equipamiento fue hallado en enero de 2016, cuando en plena feria judicial Gemignani quiso inventariar las cajas enviadas desde Planificación y ordenó hacerlo a una secretaria que se negó y por ello quedó demorada. Por ello, fue abierta una causa penal contra Gemignani, imputado por “privación ilegítima de la libertad” por su decisión de dejar demorada a una secretaria del tribunal. (Télam)

En Esta Nota

Julio de Vido
Comentarios