Un supuesto ex espía ruso agrava la sospecha sobre una reunión

El hijo mayor de Trump organizó el encuentro

15 Jul 2017
1

WASHINGTON.- Rinat Akhmetshin, un lobista ruso-estadounidense acusado de ser un ex espía soviético, reconoció haber participó en la reunión que Donald Trump (h) sostuvo en junio de 2016 con una abogada rusa que le había ofrecido información comprometedora sobre Hillary Clinton.

Además de Akhmetshin y el hijo mayor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asistieron al controvertido encuentro Jared Kushner, yerno del mandatario; Paul Manafort, entonces jefe de campaña del candidato republicano, y la abogada rusa Natalia Veselnitskaya. Según trascendió, la reunión había sido promovida por Rob Goldstone, agente de Emin Agalarov, una estrella de pop en Rusia que conoce a Trump a raíz del concurso de Miss Universo que se celebró en Moscú en 2013.

El supuesto ex espía ruso Akhmetshin confirmó a la agencia Associated Press su presencia en la reunión celebrada en la Torre Trump de Nueva York, pero no especificó cuál era su función, según reflejó el diario españo El País. De acuerdo con la cadena NBC, el lobista trabajó como analista de inteligencia de la Unión Soviética antes de emigrar a los Estados Unidos. Akhmetshin negó pertenecer a los servicios de inteligencia del país de Vladimir Putin.

Encuentro “insustancial”

La presencia de Akhmetshin en el encuentro del entorno de Trump con la abogada rusa Veselnitskaya alimenta la hipótesis sobre la conexión rusa de la campaña de Trump. Un fiscal especial y dos comités del Congreso investigan si el equipo del republicano se coordinó con el Kremlin en la injerencia rusa durante la campaña electoral, cuyo objetivo era ayudar a Trump a ganar las elecciones presidenciales del pasado noviembre mediante la difusión de información comprometedora sobre la demócrata Clinton. El mandatario republicano niega la versión y dice ser objeto de la “mayor caza de brujas” de la historia estadounidense.

Según los correos electrónicos difundidos el martes por Trump (h), Goldstone lo contactó el 3 de junio de 2016 para contarle que, a través del fiscal general ruso, disponía de información sobre Clinton. “Esto es obviamente información de muy alto nivel y sensible pero es parte del apoyo de Rusia y de su Gobierno por el señor Trump”, escribió Goldstone.

Trump (h) se mostró encantado de recibir la información y organizó un encuentro el 9 de junio con Veselnitskaya, que el agente describió como una “abogada del Gobierno ruso”, condición que ella niega. Según Trump (h), la reunión fue un fracaso porque no se le ofreció ninguna información relevante sobre Clinton y acabaron hablando de otros asuntos.

Akhmetshin explicó a Associated Press que Trump (h) le pidió a la abogada si tenía pruebas de fondos irregulares de dinero hacia el Comité Nacional Demócrata, pero ella dijo que no disponía de esa información. El lobista aseguró que Veselnitskaya llevó a la reunión una carpeta con documentos, pero que desconoce cuál era el contenido, quién se los había dado y si se los entregó al equipo de Trump. Como han hecho todos los implicados en el caso, Akhmetshin alega que el encuentro “no fue sustancial” y que esperaba una discusión “más seria”. (Especial)

En Esta Nota

Donald Trump
Comentarios