“Hay que fortalecer la figura del cooperativismo en el país”

Según el titular del Inaes, debe erradicarse prácticas que desvirtúan la figura jurídica. El funcionario indicó que la meta es apuntalar el desarrollo local respetando el arraigo de asociados y mutualistas.

15 Jul 2017
1

ANCLAJE TERRITORIAL. Collomb sostiene que las cooperativas contribuyen a mejorar la economía social. youtube.com

La economía social aporta millones de dólares al país. Pero no tiene tanta visibilidad como las grandes empresas. Sencillamente porque el espíritu original de una cooperativa o de una mutual ha sido desvirtuado en los últimos tiempos. Esa introducción es lo que Marcelo Collomb considera como una de las claves de su gestión al frente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes). Collomb habló telefónicamente con LA GACETA, luego de entregar, en Buenos Aires, subsidios por más de $ 9 millones a cooperativas tucumanas.

-¿Cree que se ha ligado al cooperativismo con el asistencialismo en los últimos años?

-Estamos batallando desde siempre para que se preserva la identidad cooperativa y mutual, que sean integradas por personas que, por decisión propia y voluntaria, fijen objetivos para salir adelante y resolver -a través del cooperativismo- determinadas situaciones en la vida. Y creo que ese concepto se está entendiendo con el mejor uso de la economía social y solidaria. Desde el Estado, lo que intentamos hacer es fomentar el desarrollo de las economías regionales. Algunas cooperativas vienen con sus propios trabajos y sus propios aportes, pero también necesitan nuestra presencia. Por eso les ofrecemos proyectos. Y creo que este es el camino.

-¿Hacia dónde conduce ese camino?

-Hacia el fortalecimiento de las economías regionales. Y creo que, en este tiempo, hemos recorrido un buen tramo, aunque siempre quedan cosas por hacer. Una de las cooperativas me decía hoy que, para mejorar la siembra y la cosecha de las hectáreas donde trabajaban, requerían la asistencia nuestra en las primeras semanas. Y creo que estamos fortaleciendo, además, el federalismo. Por caso, el año anterior, nuestra asistencia había llegado en el primer semestre a 13 provincias, administrando los mismos fondos que aportan las cooperativas y mutuales. En el mismo período de este año, nuestra acción ha avanzado hacia 18 distritos, con más proyectos y con una atención económica que ha crecido en torno de un 350% interanual.

-¿Cuál es la meta que se han fijado desde el Inaes?

-Preservar la figura de las cooperativas y de las mutuales. Sabemos que muchas veces se vinculó el cooperativismo con lo que nada tiene que ver con su esencia. La idea, insisto, es que la participación de los asociados y mutualistas sea libre y voluntaria. La idea es fortalecerlas y que se corran del camino aquellas entidades que nada tienen que ver con el sistema cooperativo y mutual.

-¿Qué diferencias hay entre una cooperativa y una pequeña y mediana empresa?

-Muchas cooperativas se han convertido en pequeñas y medianas empresas, pero la diferencia fundamental es que una PyME persigue un fin lucrativo, mientras que las cooperativas generalmente apuntan hacia el trabajo asociado. Son diferentes formas de encarar la resolución de situaciones.

-¿Cómo se reflota el espíritu del cooperativismo?

-Creo que el cooperativismo puede contribuir con la educación a través de los valores que está relacionado a lo que digo del voluntarismo. Administrar recursos que no son propios y que son de todos los asociados de buena manera es un mecanismo de desarrollo y de crecimiento en armonía en comunidades locales, con anclaje territorial.

-¿Cuántas cooperativas hay en la Argentina?

-En nuestro país, son alrededor de 34.000 cooperativas activas y 4.200 mutuales. Estamos hablando entre 10 millones y 14 millones de personas que se consideran dentro del sistema. Por ejemplo, las cooperativas agropecuarias aportan al país U$S 9.000 millones al año, mientras que las exportadoras casi 4.500 millones. En el agro hay 120.000 productores asociados. Y 300.000 entre trabajadores asociados, entre permanentes y transitorios. El 91% de las cooperativas trabajan en tierras de hasta 500 hectáreas y el 54% en menos de 100 hectáreas.

-¿Por qué no tienen tanta visibilidad?

-Es una de las tareas pendientes para el sector. Creo que esa visibilidad puede darse a través de los resultados y de los servicios que prestan, que se vean más allá de la comunidad local. En eso estamos trabajando, en mostrar lo bueno que es el sistema cooperativo y erradicar todo aquello que se ha desvirtuado de la figura jurídica de una cooperativa.

Comentarios