Seis ciudades tendrán una mayor prevención policial

El servicio 911 extiende su área de acción en el Gran San Miguel de Tucumán El sistema de emergencia tendrá más vehículos y motos. Bicipolicías cuidarán parques y Yerba Buena. Nuevo grupo

14 Jul 2017
1

ARCHIVO

En poco más de un mes habrá seis ciudades que contarán con mayor presencia policial. Para mediados de agosto está previsto que se amplíe el área de cobertura del servicio 911 y de la Dirección de Guardia Urbana en la capital, Alderetes, Banda del Río Salí, Las Talitas, Tafí Viejo y Yerba Buena.

Desde el área de Seguridad del gobierno se confirmó que ya fueron adquiridas 30 camionetas, 100 motocicletas, 40 bicicletas, cuatro cuatriciclos, tres utilitarios para trasladar detenidos, unas 500 pistolas, chalecos y equipos de comunicación, entre otros elementos. La inversión que se desarrolló fue de $60 millones, la más fuerte en los últimos años, según confirmó el secretario Paul Hofer.

“Se hizo un mapa térmico donde se confirmó que el 75% de los delitos cometidos en nuestra provincia fueron registrados en esos sectores de la provincia. Por eso vamos a insistir en la prevención y estas herramientas nos ayudarán a conseguirlo”, explicó el funcionario en una charla con LA GACETA.

Los tucumanos también se tendrán que acostumbrar a nuevos cambios. Por ejemplo, el Grupo de Operaciones Motorizadas saldrá a la calle. Dos policías montados en una moto de mayor cilindrada serán los que intervendrán en persecuciones de motoarrebatadores y en situaciones de conflicto.

Los bicipolicías también comenzarán a ser parte del paisaje urbano. Personal de la Guardia Urbana recorrerá el microcentro y los principales paseos (parques 9 de Julio, Avellaneda y Guillermina) de la capital. En esos lugares también serán recorridos por uniformados a bordo de cuatriciclos.

“La idea es que los hombres de Patrulla Urbana no estén fijos. Con las bicicletas y las motos podrán moverse permanentemente y no quedarse quietos en un solo lugar”, destacó Hofer.

En la lista de adquisiciones también aparecen seis camionetas para trasladar personas. Tres de ellas, según se informó, se utilizarán para trasladar detenidos. “Esa tarea a partir de ahora será realizada por personal del Servicio Penitenciario de la provincia. Esto nos permitirá potencializar los recursos. No sólo no se destinará personal a realizar esta tarea, sino que además no se destinarán móviles de las comisarías ni del 911 para realizar este trabajo”, comentó Hofer.

Cinco de las seis localidades que tendrán mayor presencia policial cuentan con sistema de vigilancia municipal. “Se complementarán perfectamente. Trabajarán de manera conjunta en la tarea de prevención y no tenemos dudas de que disminuirán los hechos delictivos en poco tiempo”, comentó el secretario de Seguridad.

Las autoridades de Yerba Buena, que no cuentan con servicios de vigilancia, le donaron a la fuerza bicicletas que ya fueron acondicionadas para que los próximos días salgan a la calle. “Se triplicarán los efectivos que realizan recorridos por esa ciudad. También habrá más motos y, fundamentalmente, la jurisdicción contará con nueve móviles, algo que nunca antes había ocurrido”, destacó.

Hofer avisó que los policías fueron preparados para asumir esta nueva responsabilidad. “Los motoristas reciben una capacitación especial antes de salir a la calle. Los cursos fueron dictados por especialistas de la Policía Federal. Además, estimamos que en diciembre comenzarán a salir a la calle los 600 efectivos que están realizando la capacitación desde marzo”, concluyó.

“Era hora”

Los vecinos se mostraron sorprendidos por el anuncio que realizaron las autoridades. “Me parece que es una buena noticia. Cuanto más policías haya en la calle, mejor. Yerba Buena es una ciudad muy grande y desde hace mucho tiempo que se necesitaban más policías”, explicó María del Carmen de Rodríguez.

En Banda del Río Salí también respiraron un poco más aliviados. “Será muy bueno porque se complementarán con los vigías que ayudaron mucho a proteger la ciudad. Por supuesto que después se las rebuscarán en otras zonas, pero por lo menos los ‘choros’ se cuidarán un poco más”, opinó Fernando Tolaba, mecánico.

“Era hora de que se acuerden de nuestra ciudad. Estamos hartos de vivir en medio de la inseguridad. Había policías, pero no los suficientes y las calles de Villa Mariano Moreno por momentos, parecen tierra de nadie. Espero que esta medida se mantenga y que no sólo sea una promesa electoral”, aseguró Hortencia Ramírez, vecina de Las Talitas.

Pedro Gómez, de Alderetes, señaló: “en nuestra ciudad no sabemos lo que es la presencia policial. Con todo lo que me cuenta, seguro que bajarán los robos. Pero quiero más, pretendo que no haya ningún tipo de ilícito y que de una vez por todas se pueda vivir tranquilo”.

Comentarios