De Vido negó haber amenazado al Gobierno con un “carpetazo”

Habría dicho que aportaría datos sobre vínculos del macrismo con Jaime y José López. El ex ministro respondió a una requisitoria judicial. El fiscal Stornelli reclamó su detención por el caso de la mina de Río Turbio

14 Jul 2017
1

LAS OBRAS “K”. Julio de Vido enfrenta varias investigaciones federales.

BUENOS AIRES.- El ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional Julio de Vido le respondió ayer al fiscal federal, Carlos Rívolo mediante un escrito presentado en Comodoro Py, en el que aseguró que no tenía información para revelar sobre cuentas de funcionarios del actual gobierno. La aclaratoria llegó tras el oficio que el magistrado judicial le envió el miércoles para que explique la publicación del diario Clarín. Y, en caso de que la respuesta sea afirmativa, aporte las explicaciones correspondientes.

“Que el Gobierno siga jodiendo y yo voy a dar a conocer las cuentas”, publicó este lunes el matutino, tomando las palabras que dijo De Vido según diputados de la oposición que escucharon al ex ministro en los pasillos del Congreso, después de una reunión de la Comisión de Energía que preside.

Fue luego de que se conociera que el fiscal federal, Carlos Stornelli había pedido su desafuero y detención en el caso de la mina de carbón de Río Turbio, lo que fue rechazado por el juez Luis Rodríguez.

No dijo eso

De Vido desmintió haber aludido a la entrega de información comercial vinculada al macrismo y solicitó al fiscal Rívolo que investigue si lo publicado en la prensa al respecto se trató de una “operación” (política o judicial) en su contra.

El actual diputado nacional y ex funcionario del kirchnerismo respondió por escrito al oficio enviado por Rívolo para que “ratificase o no la frase que se le atribuyó”, en la que supuestamente amenazaba con brindar información (conocido como “carpetazo” en la jerga político-judicial) sobre presuntos vínculos entre los detenidos ex funcionarios Ricardo Jaime y José López, y los empresarios Franco Macri (padre del presidente, Mauricio Macri) y Nicolás Caputo (empresario amigo del mandatario) según informaron fuentes judiciales.

A través de sus abogados, De Vido señaló -como lo hizo en la denuncia que presentó contra la diputada Elisa Carrió- que hay una persecución del Gobierno y de la Justicia.

Camino fiscal

Ante la respuesta, el fiscal tiene algunas vías para tomar. Una es citar a declarar al periodista que escribió la nota -Marcelo Cantón- para que cuente qué diputados le dijeron que De Vido amenazó con un “carpetazo” al Gobierno. Pero esa posibilidad está descartada porque los periodistas no tienen la obligación de revelar las fuentes de información de sus trabajos.

Otra es que el fiscal indague en los legisladores que asistieron el lunes a la reunión de la Comisión de Energía y citarlos como testigos. En la Fiscalía también esperan que alguno de ellos declare por propia voluntad.

Hay una cuarta opción. Que Rívolo remita su investigación a una denuncia formal que presentó el abogado Denis Pitté Fletcher -un habitual denunciador de causas varias– contra De Vido por los delitos de encubrimiento, amenazas e incumplimiento de su obligación de denunciar hechos delictivos por ser funcionario público. (Télam/infobaecom/lanacion.com.ar)

En Esta Nota

Julio de Vido
Comentarios