La luna y el mar se funden en el segundo disco del grupo Turucuto

La banda que integran Roque Céliz, Mercedes Maiztegui y Fernando Bruno presenta su CD en el Centro Cultural Virla.

14 Jul 2017
1

UN TRÍO QUE NAVEGA. Turucuto trabaja ritmos a partir del folclore.

ACTÚA HOY

• A las 22 en el Centro Cultural Virla (25 de Mayo 265).

“Llenos de luna, bajan al mar” es más que el nombre del segundo disco de Turucuto, la banda que integran Roque Céliz, Mercedes Maiztegui y Fernando Bruno. El título remite a los ríos de montaña, que recorren distintos territorios y paisajes de los que se nutren simbólicamente, hasta llegar a su destino costero.

En síntesis, es la propia historia de Céliz, el compositor tucumano radicado hace cinco años en Buenos Aires, y su propuesta de fusionar el folclore con el rock y el jazz, que es una manera de unir su pasado de caminar cerros y su presente de transitar el asfalto.

“Este disco es una transmutación por distintos estados, como el río al que remite su nombre. Va cambiando por distintos estados: en algunas partes es más bravo y en otras, mansito; hondo o pampito. Los temas también tienen diferentes estados y tratamos de reflejarlos lo más genuinamente posible en la puesta sobre el escenario, en la energía que le ponemos y en las canciones que interpretamos. Somos honestos en nuestra aceptación de los defectos y de las virtudes que tenemos, y trabajarnos constantemente para ser un poquito mejores”, le dice el músico a LA GACETA.

Como principal defecto, Céliz menciona “todos los vicios que uno tiene como persona, que los traslada a lo que hace; hay que correr el ego, que es una lucha constante, y darse cuenta de que uno no inventó nada”. Las letras y la manera de cantar las canciones propias del CD traducen paisajes de raíz folclórica, intervenidos por otros aportes sonoros.

Así como la idea de que nadie puede bañarse dos veces en el mismo río, “nunca podremos volver a la situación anterior de haberlo grabado, porque todo pasa una sola vez en tu vida y se va”, señala. “Lo transitamos en su momento y ahora ya estamos buscando un nuevo arroyo para navegar. Fue una etapa muy satisfactoria, con todas sus cosas lindas; estamos felices y nos dio la posibilidad de seguir caminando”, agrega. Pero antes de abandonar este disco lo presentarán en el exterior. “Vamos a estar en San Pablo, México, Nueva York, Madrid, Bruselas, Berlín, Suecia y Portugal, en una gira internacional que todavía va armándose en base a las invitaciones que recibimos. Vamos a aprender de otras culturas y de cómo se trabaja afuera”, señala en la despedida, con valijas llenas de sentimientos.


Comentarios