Cartas de lectores

13 Jul 2017
1

Los fondos de la Anses

En estos días sería tratado en el Senado un proyecto que envía Emilio Basavilbaso, titular de la Anses, por el cual el crédito de la tarjeta Argenta se extendería de 300.000 beneficiarios que aportaron al Estado para jubilarse como corresponde a cuatro millones de beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y Jubilaciones y Pensiones no contributivas y Pensión Universal del Adulto Mayor o por Vejez. Me pregunto yo hasta cuándo saquearán los dineros de la Anses. Está claro el objetivo de fundirlo para luego privatizarlo. Hay jubilados que ganaron juicios con sentencia firme que no les pagan, y los aumentos de marzo y septiembre son de menos del 10 %. ¿Por qué les proponen a los jubilados endeudarse en lugar de mejorar sus aumentos de marzo y septiembre ? ¿Resistirá la Anses este desfalco? Vamos todos a una inminente quiebra.

Beatriz de Canela

Sáenz Peña 1.385

San Miguel de Tucumán


Reparación histórica y argenta

Expongo la situación de mi madre de 89 años relacionada con la Reparación Histórica. Concurrí a Anses (como hija y apoderada) porque al efectuar el seguimiento de expedientes, en uno de ellos (hay dos abiertos) se me pide presentarme en las oficinas. Como Anses estaba haciendo paros, concurrí munida de un turno para poder lograr atención, ya que se había informado por los medios que los turnos serían respetados. El primer “no se puede” lo recibí al preguntar por la tarjeta Argenta; el argumento es simple... debe venir personalmente el interesado (esto me parece que tiene lógica); además, como se trata de una persona de avanzada edad para recibir un préstamo, lo que le otorgan es un monto menor que a otras personas y en sólo 12 meses para abonarlo. Continué con el tema de la reparación histórica ya que su expediente no dio ni un solo paso desde su inicio. La respuesta fue que debía dirigirme al abogado que refrendó la tramitación. Mi reflexión al respecto: mi madre sí es muy anciana para recibir un préstamo, podría morir sin concluir su pago; pero pareciera que no es muy anciana para recibir su reparación. Lo que Anses le adeuda es superior a lo que le prestarían con Argenta. Al hablar con la abogada, tal como me lo indicaran, me respondió que no me dijeron la verdad, ya que los expedientes llegan a tribunales sólo cuando Anses los envía, por lo cual los abogados nada pueden hacer. Anses no puede, los abogados tampoco... ¿A quién recurrimos?

Noemí Barrenechea

[email protected]


Fallo de la Corte nacional

Qué bueno es que Manzur se refiera tan complacido, respetuoso y formal al reciente fallo de la Corte de Justicia de la Nación por las elecciones 2015. Lo malo es que por los $ 615 millones que él mismo manejó como presidente de la Legislatura en tiempos de esas elecciones no respeta la Justicia, esa que le pidió a Jaldo informes sobre los “gastos sociales” y que se los negó. “Incoherencia”, que le dicen. “Soberbia del poder” en acción..

Carlos Duguech

[email protected]


Whipala

¿Con qué derecho imponerles a unos la enseña o colores de otros; o, más bien, a muchos, los colores de pocos?, se pregunta el lector Javier López de Zavalía en su carta del 12/7, relacionada con el uso de la hermosa Whipala como bandera ceremonial en todo acto oficial y escolar de la Provincia, mediante proyecto de ley sancionado por la Legislatura. Respetuosamente, respondo a su pregunta: con el derecho y la obligación de reivindicar a quienes eran mayoría en estas tierras y que, salvajemente, fueron mutilados; asesinados y obligados a cambiar de dioses, costumbres e idioma. ¿Le parece poco?

Javier Ernesto Guardia Bosñak

[email protected]


Tragedia en la avenida

Ocurrió el 9 de julio a las 19 hs. en avenida Francisco de Aguirre al 1.500. Un señor había dejado estacionada correctamente su camioneta por acera norte y luego de adquirir un medicamento en la farmacia de la cuadra, cuando trataba de abrir la puerta de su vehículo, fue embestido por una motocicleta y falleció en el acto. Dentro de la camioneta lo esperaba una señora, creo que era su esposa, quien aterrada presenció este accidente. Fue una escena conmovedora. Este hecho desgraciado sucedió en la acera del Cenara (albergue de perros vagabundos). Hace un tiempo el suscripto había solicitado en esta sección la colocación de semáforos en la avenida y su confluencia con Lucas Córdoba, como una medida de seguridad. No fui escuchado. Desde la habilitación del megabarrio Lomas de Tafí y la nueva autopista que conduce a Tafí Viejo, el tránsito por la avenida se ha intensificado. En la cuadra señalada actualmente hay negocios que hacen a que en horas pico, digamos al atardecer, los vehículos estacionen en doble y triple fila, que ni siquiera respeten los garajes de los vecinos, menos a los peatones, sobre una avenida con tres líneas de colectivos y un tránsito intenso. Este accidente fue desgarrador. Pido que la Dirección de Tránsito municipal actúe con urgencia para organizar tanto el estacionamiento como el desplazamiento vehicular. De continuar esta situación sin duda generará nuevas víctimas. La comodidad de aquellos conductores que estacionan fuera de las normas y la pasividad municipal, son un tanto responsables de esta vida perdida. Vivimos en comunidad. Cada uno desde su lugar debe poner eso que denominamos solidaridad para con los demás. Debemos ser más respetuosos para que este hecho desgraciado no se repita.

Hugo César Navarro Avenida

Francisco de Aguirre 1.582

San Miguel de Tucumán


Fueros e inmunidades

Coincido absolutamente con la carta “Fueros e inmunidades”, de Marcelo Funes (10/6), en la que plantea un tema de tanta importancia y actualidad como el privilegio de impunidad de servidores del Estado en detrimento del concepto de igualdad que da soporte al sistema democrático. Sólo que yo ampliaría el concepto cuando expresa que “el proceso judicial y la aplicación del derecho penal debería ser igual para todos, sin excepción ni prerrogativas, fuero o inmunidades”: estoy convencida de que no debe ser igual, sino mucho más exigente, porque ellos son los representantes de la soberanía popular, y a ellos se les delega el cuidado y protección de los bienes, del honor, de sus vidas. ¿Cómo entender que cualquier ciudadano debe cumplir horario, presentismo, eficiencia, y por sobre todo una conducta ética, y los legisladores, (como comunicó LA GACETA sobre José Alperovich), que nunca fue a una votación de la Cámara y sigue en funciones, con un sueldo inalcanzable para cualquier trabajador, futura jubilación privilegiada y con fueros que lo protegen aún del fuero penal? ¿Y que la ex presidenta y tantos otros, por lo menos sospechados y/o procesados por diversas causas contra el Estado, puedan aspirar a representarnos? ¿Cómo no sospechar que lo que buscan es protegerse en los indecentes y abusivos fueros? Todos sabemos que las leyes son la contención de los abusos y la codicia de los sedientos de poder; es el sistema el que está degradando cada vez más las instituciones al permitir lo que estamos padeciendo. Y por qué no decirlo, ¿no tenemos los ciudadanos también responsabilidad en esto? ¡Hace tantos años que lo permitimos! Desde la Nación y otros espacios políticos que están haciendo campaña electoral escuchamos diversas voces que pregonan una mayor ética y responsabilidad republicana. Ojalá esas voces no se corten tras la campaña y que constituidas las cámaras legislativas se trabaje en un ambiente más enriquecedor y generoso donde el bien común sea el objetivo a privilegiar.

Florencia Aráoz

[email protected]


Fangio

A Juan Manuel Fangio le gustaban los autos, le gustaba manejar, pero el deporte en el cual se destacó de inmediato fue el fútbol. Jugaba de ocho y era muy hábil. Si se hubiera dedicado más, tal vez pudiéramos decir que el 24 de junio nacieron tres buenos jugadores: Messi, Riquelme y Fangio. También tuvo su etapa de boxeador. Pero le duró pocos rounds y muchas palizas. De manera natural volvió a su primer amor: a los autos que aprendió a manejar en el taller de Capettini. Aprendió bastante bien. Corrió en toda la provincia de Buenos Aires, luego en todo el país, después en Sudamérica, más adelante en Europa. Cinco veces fue campeón del mundo de la exigente Fórmula Uno. Estuvo en lo más alto del podio en los años 1951, 1954, 1955, 1956 y 1957. Fue el mejor de todos manejando una Maserati, dos Mercedes, una Ferrari y un Alfa Romeo. Los más grandes automovilistas lo han admirado. En 1961, diez años después del primer campeonato y cuatro del último, debido a un viaje que realizaría a Brasil, Fangio obtuvo el carnet de conductor. Sí, fue cinco veces campeón del mundo y nunca tuvo registro que lo habilitara para conducir.

Luis Salvador Gallucci

[email protected]


Guerra y barbarie

El ejército iraquí reconquistó Mosul, que estaba en manos de Estado Islámico, tras nueve meses de ofensiva brutal, destrucción, muerte, espanto y éxodo descomunal. ¿Será recuperable esta ciudad? La barbarie humana no tiene límites. Imagínense una guerra nuclear; si aquí se usaron armas convencionales, en un choque nuclear 15 minutos sobran y bastan. ¡Que Dios nos proteja!

Luis Daniel Alberto Guchea

[email protected]

Comentarios