Cartas de lectores

12 Jul 2017

Dos escenarios

Caminando en la plaza Independencia en las horas previas al festejo patrio, mi hijo disparó la pregunta letal: ¿por qué dos escenarios, papá? Desprevenido, tardé unos cuantos segundos buscando la respuesta... y no la encontré. Se supone que medio siglo de vida me daría la sabiduría mínima para responder a las dudas de alguien que recién comienza a transitarla: sin embargo, no podía hacerlo. Una frase de circunstancia me sacó del trance, sabiendo que la respuesta obvia (uno es municipal y el otro provincial) no respondía a su inquietud. Parado en el lugar de los hechos, y reflexionando sobre la cuestión, aparecían más preguntas: ¿acaso 200 años de historia no fueron suficientes para evitar este bochorno? ¿No alcanzaron todas las luchas fratricidas, la sangre derramada, los sacrificios personales y colectivos y los renunciamientos de nuestros prohombres para evitarnos llegar a esto? ¿Quizás la inmensa grandeza de los padres de nuestra patria es todavía poca? Si no hay consenso para organizar el festejo de nuestra máxima fecha patria, ¿se pondrían de acuerdo para sancionar leyes o solucionar los graves problemas de inseguridad, pobreza, salud, etcétera? Me resulta inimaginable un 14 de julio de cualquier verano francés con un acto en el Arco de Triunfo y otro en la Torre Eiffel para celebrar la independencia francesa. O, yendo más cerca, donde lo de nuestros hermanos porteños, un escenario al lado del Cabildo y otro en Plaza de Mayo, para conmemorar el 25 de Mayo. Quizás la única certeza es que, si estos gobernantes que supimos conseguir estuvieran en las botas de nuestros próceres de hace 201 años, todavía seríamos colonia, y seguiríamos bajo la tutela de la madre patria. Esperemos que pocos turistas hayan pasado por estas horas por aquí, para evitar la humillación de que se hable mal de nosotros, una vez más, en todos lados. Una última reflexión: suerte que nuestra querida Casa Histórica no es un bien ganancial para estos dirigentes, porque no tardarían en repartirse el aljibe para uno, la mesa y las sillas de la jura para otro, las puertas y ventanas para otro. Y así con todo... como dirían los chicos hoy en día... “estamos en el horno”.

Ricardo Rearte

Congreso 395

Monteros


Miradas sobre la política

Política: arte, doctrina referente al gobierno de pueblos. El neoliberalismo, con su ideología, la combate. Coloniza neuronas. Interesados comunicadores sociales y humoristas de TV direccionan un pensamiento que busca desprestigiarla. En ese andar, un lector (23/6) dice: “la clase política argentina es la fórmula secreta del mal”. Pone en igualdad de condiciones a la política con la no política, a la paz con la guerra, a la verdad con la mentira, al amor con el odio. ¿Qué puede o debe hacer un gobierno nacional ante Aranguren que compra U$S y los paga al doble de su valor en plaza, ante ruralistas (hoy con tasas cero) que secuestran cosechas en sus silobolsas hasta que suba el U$S? Angurrientos, no dan puntada sin hilo. Con jueces que dictan cautelares a leyes favorables al pueblo (Ley de Medios, Ley en Defensa del Consumidor, Ley de Democratización de la Justicia, etcétera). Otro lector (27/6) -no sé sí reír o llorar- dice: “soy por convicción afiliado justicialista y voté a Macri, hastiado de la corrupción K”. Si está tan seguro, pídales a los señores jueces que fallen de una vez y sanseacabó. Si hay pruebas, están en el planeta Tierra, no en Urano ni en Plutón. También deseo conocer la verdad. Sufrimos ante un poder judicial con penosa e irritante lentitud. Continúa con: “como un iluso más caí en la patraña hipócrita y falsa de un presidente aniquilador”. Pero... a los ceos gobernantes los conocemos todos. Por los medios de información sabemos hasta lo que consumen. Enfermo y para colmo necio (21/6) pero con indomable e inquebrantable fe en políticos, estadistas y chamanes como N. K. y C. F. K., que gobernaron en la década ganada. Hermano sano, ruéguele o exíjale a su “sufrido galeno” que termine con el “si pasa, pasa”, y de conculcar derechos merecidamente logrados oír trabajadores pasivos y activos. Corrupción. Mentada palabra. Tiene sinónimos, a saber: putrefacción, podredumbre, descomposición, etcétera. Sin embargo, el capitalismo inhumano y cínico convenció a desprevenidos de que esta situación (corrupción) es exclusiva de funcionarios públicos surgidos de la política. De seguro, hombres o mujeres dedicados a la política, al sindicalismo o a las luchas sociales son infinitamente más sensibles y con mejores sentimientos que un rico empresario de aquí u otro lugar del mundo. ¿Hay más podredumbre que fabricar armas de daño masivo, o no, y reunirse en Ginebra (primer mundo) para convenir qué hacer con los despojos de las guerras? O mantener paraísos fiscales con dinero bien o mal obtenido, en secretas cuentas bancarias. Modo de nutrición económica de naciones corruptas. Mi cerebro, una suerte de arenero escolar, recibe descargas de mascotas, pero también fresca agua de lluvia.

Hugo Vallejo

Manuel Estrada 3.850

San Miguel de Tucumán


Whipala

El 19 de mayo se publicó la noticia de que la Legislatura dio sanción a un proyecto de ley mediante el cual se designa como bandera ceremonial de la Provincia de Tucumán, y por lo tanto de uso obligatorio en actos oficiales y escolares, juntamente con las banderas nacional y provincial, a la enseña multicolor conocida como Wiphala, que utilizan algunos pueblos indígenas de Sudamérica para identificarse. Llama la atención que el mismo Poder Legislativo de Tucumán, que con el propósito de evitar el sectarismo y las divisiones entre tucumanos que ello pudiera producir, dejara sin efecto años atrás la anterior enseña provincial, por incluir una cruz que podía ofender a no cristianos, se embarque ahora en esta aventura. Es claro que la Wiphala no representa a todos los tucumanos, sino tan sólo a grupos que reivindican su ascendencia indígena, es decir, aquello que los distingue y separa del resto de los tucumanos. No se entiende entonces por qué dicha enseña deba ser de uso obligatorio en ámbitos en los que participarán necesariamente indígenas y no indígenas. ¿Con qué derecho imponerles a unos la enseña o colores de otros; o, más bien, a muchos, los colores de pocos? Con la experiencia ya adquirida con la primera Bandera de Tucumán, no es de extrañar que grupos que no se sientan representados con la nueva enseña multicolor protesten próximamente, en forma airada, y con toda razón, contra la nueva imposición. Queda en manos del Gobernador remediar este exceso, mediante el uso de sus facultades constitucionales de veto.

Javier López de Zavalía

[email protected]


Populismo versus popular

Populismo no es lo mismo que popular: popular es lo concerniente al pueblo, sin connotaciones que tengan que ver con los valores. Los populismos no constituyen una ideología, son una metodología, cuyo resultado es el “cainismo” se circunscriben a los manejos aviesos y no son sanctos direccionados a la manipulación de las comunidades, es decir, lo que se hace, omite u oculta para conducir a porciones amplias de un pueblo, con el fin de obtener y mantener un poder totalizante; en síntesis, el Estado populista está donde no debe y no está donde debe. Del populismo, como rasgos identificables y comunes, pueden destacarse: 1) El sistema republicano y de democracia real es un obstáculo para su modelo de progresismo discursivo. 2) Es fundamentalista, totalitario y corporativista. 3) Avasalla y somete a las instituciones públicas. 4) Manipula a los ciudadanos, principalmente en los actos electorales. 5) Los organismos de control sólo lo son de forma. 6) Las responsabilidades se diluyen. 7) El “salvador de la Patria” que refunda el país, es indispensable. 8) Abominan de la alternancia en el Poder. 9) Se asienta en el “relato”, la propaganda cuidadosamente usada y las fantasías grandilocuentes. 10) En el complejo de las relaciones no hay términos medios: se es amigo y obsecuente o se es enemigo (que si no existe se lo construye). 11) Se tiene en cuenta sólo el corto plazo. 12) Las libertades individuales son acotadas y dificultadas. 13) Asistencialismo generalizado y empleo público desmesurado. 14) Consolidación de la pobreza estructural con dádivas dinerarias y ampliación de la brecha económico-social. 15) Utilización política de símbolos como los D.D.H.H., el nacionalismo, la lucha contra los ricos, neoliberales y la dominación imperialista. 16) Impunidad generalizada. 17) Inexistencia de un sistema educativo de calidad, eficaz y moderno. 18) Propicia el fanatismo, el periodismo militante y mercenario, la imposición del pensamiento único y la uniformación de este, con gran atención en el adoctrinamiento a temprana edad. 19) Se exacerba el nepotismo, el amiguismo, el clientelismo y la falta de escrúpulos; en suma, la ética para nada aflige. 20) Se concibe como beneficioso el aislamiento y el autoritarismo. 21) En la economía se privilegia el consumo y se ningunea la producción eficiente, las inversiones, la eficacia y rectitud administrativa así como la preservación del valor de la moneda. 22) Se ve al mundo tal como este se quiere que sea.

Mario Alberto Ricci

Pasaje Thames 4.472

San Miguel de Tucumán


Desagües pluviales

Ya han transcurrido desde el 11 de marzo de este año casi cuatro meses desde que el arquitecto Luis Lobo Chaklián, subsecretario de Planificación Urbana de la Municipalidad capitalina, efectuó un pormenorizado informe (en una entrevista que le realizara LA GACETA) sobre el problema de las tremendas inundaciones a las que somos sometidos en principio los vecinos del conurbano capitalino y como lógica consecuencia los de los barrios suburbanos por el exceso de agua de lluvia caída; y así sucesivamente, hasta llegar al Canal Sur o al Río Salí. Sabemos que se pidió apoyo a universidades, entre ellas la UNT, para consensuar tareas a fin de presentar un plan coherente. Lo que no sabemos es si esta inquietud ya se ha concretado, y si hay algún criterio definido para la puesta en marcha de estas obras. Obras harto necesarias, a pesar de los $3.500 millones que costaría su realización. Al tratarse de una obra pública, no podemos los vecinos tener una información cierta acerca de si este anhelo de urgente realización inmediata habrá tenido eco favorable, a pesar de las disputas entre la Provincia y la Municipalidad. Con tiempo, aunque no mucho, insisto en el tema, antes de que comiencen las lluvias. Porque para octubre y noviembre podrían producirse desagradables situaciones que podrían afectarnos a todos, de acuerdo a los cambios climáticos que se vienen operando en toda la región.

Carlos Mario Gutiérrez

Avenida Independencia 102

San Miguel de Tucumán

Comentarios