Casi el 60% de los menores de 18 años vive en la pobreza

Según la UCA, son cerca de ocho millones de niños y adolescentes

11 Jul 2017

BUENOS AIRES.- El 58,7% de los menores de 18 años en la Argentina era pobre a fines de 2016, lo que representa unos 7,6 millones de niños y adolescentes con carencias estructurales, según un estudio de la Universidad Católica Argentina (UCA).

El informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la UCA, una entidad muy cercana al papa Francisco, sostiene que no hubo variación en los niveles de pobreza en los menores respecto de 2015, pero descendió en comparación al 63,7% que se midió en 2010, cuando comenzó con la serie de encuestas sociales y económicas.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), a fines de 2016 la pobreza entre los niños de 0 a 17 años, medida sólo por ingresos del grupo familiar, era del 45,8%.

“La evolución es muy lenta a lo largo del tiempo. Son aspectos que son menos sensibles que el ingreso y que requieren transferencias más estructurales”, declaró Ianina Tuñón, coordinadora del estudio de la UCA.

El Observatorio detectó que “las privaciones en 2016 llegan al 15,4% en estimulación y educación, 18,8% en acceso a la información, 22,7% en acceso a la salud, 25,2% en vivienda, 17,8% en saneamiento y 8,7% en acceso a los alimentos”.

Entre 2010 y 2016 hubo avances en las áreas de acceso a la información y en la educación, pero no se registraron progresos en lo relativo a la vivienda, a una mejor calidad de salud y al acceso a los alimentos, según el informe. En tanto, la tasa de jóvenes con privaciones extremas bajó, entre 2015 y 2016, de un 15,9 al 14,8%, según la UCA.

Sobre el tema, el arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martín, advirtió que si seis de cada diez niños de la Argentina urbana es pobre, queda demostrado que en los últimos 30 años no se resolvió la cuestión con equidad.

“Todos somos responsables de una manera u otra, ya que si bien tenemos 30 años de democracia, que es una conquista muy grande, aún nos falta resolver el tema de la equidad”, sostuvo. “Lo que le decimos a la dirigencia es que hay que tener mucha humildad, y hay que buscar los acuerdos a través del diálogo”, agregó.

Monseñor Martín manifestó que “la Iglesia hace años que lo viene diciendo en distintos documentos y es necesario un llamado a la responsabilidad social con seriedad. Es decir, es un llamado al que tiene el capital para dar trabajo y al que tiene el dinero, no para especular, sino para dar fuentes de trabajo”. (DPA-DyN)

Comentarios