Su hijo sufre una severa enfermedad, pero ella lo hizo feliz en el desfile del 9 de Julio

Mariana y Bautista llegaron de Las Talitas y fueron espectadores de lujo al lado del palco oficial. Video.

09 Jul 2017

El tradicional desfile del 9 de Julio convocó a miles de personas que se acercaron en familia a disfrutar de un domingo multitudinario y diferente. Entre ellos estuvieron Mariana Roldán y Bautista Rivera Roldán, madre e hijo que presenciaron el show desde el mejor lugar.

Ubicados en la zona del palco oficial (repleto de autoridades gubernamentales) los oriundos de Las Talitas compartieron el espectáculo junto al resto de sus familiares, agradeciendo a la organización el poder ser espectadores de lujo. Es que "Bauti", de 10 años, sufre una severa enfermedad que no siempre le permite disfrutar de este tipo de acontecimientos.

"Él padece distrofia muscular duchenne. Muchas veces por eso no puedo sacarlo ni exponerlo, sobre todo cuando hace frío. Pero el día fue espectacular hoy y vinimos desde temprano para que Bautista pudiera ver todo", cuenta Mariana, de 34 años.


"Desde que se despertó que pedía venir y por suerte ahora estamos acá. La estamos pasando hermoso y el desfile es espectacular. Venimos cada año, pero esta vez fue mejor porque fue mucho más largo y con muchas más cosas para ver", contó Mariana, junto a su mamá, su hermana y su sobrino Agustín.

La distrofia que padece Bautista es progresiva y muchas veces le impide ser parte de actividades que le llaman la atención, como a cualquier niño de su edad. Tal enfermedad hace desaparecer células de fibras musculares y en su lugar se produce tejido adiposo innecesario. Pero "Bauti" se muestra feliz.

El desfile cívico militar fue una fiesta a puro color en el parque 9 de Julio

Esta vez, sentado en la vereda debajo de las autoridades de la provincia que lo saludaron ni bien se acercó, vio pasar a un metro suyo las carrozas, los gauchos y todo lo que el desfile cívico militar tuvo para mostrar a los tucumanos.

El espectáculo aéreo del principio y los autos antiguos del final fueron las presentaciones favoritas de Bautista, que volvió feliz a Las Talitas.

En Esta Nota

San Miguel de Tucumán
Comentarios