En San Martín consideran que para enderezar el barco deben estar más unidos que nunca

Hoy, el “Santo” jugará la primera de cinco finales donde deberá hacer bien los deberes para asegurar su permanencia en la primera categoría de ascenso de nuestro fútbol.

07 Jul 2017
1

FOTO LA GACETA/ ANTONIO FERRONI.

El último esfuerzo imploran todos en La Ciudadela. San Martín ingresó en la parte más importante del torneo, en la recta final de una desgastante e interminable temporada de la B Nacional. Y lo hace con la fría y penetrante mirada del fantasma del descenso siguiéndolo a lo lejos.

En Bolívar y Pellegrini son conscientes de que no llegaron a esta instancia como querían o como hubieran preferido. Pero no hay tiempo para lamentos.

Hoy, el “Santo” jugará la primera de cinco finales donde deberá hacer bien los deberes para asegurar su permanencia en la primera categoría de ascenso de nuestro fútbol.

“Es una final y debemos estar todos unidos para poder sacar a flote la situación. Jugamos en nuestra casa y tenemos que aprovecharlo; acá nuestra gente siempre nos apoya y tenemos que tomar eso como algo a nuestro favor”, dice Ramón Lentini, la carta goleadora de un equipo que no quiere llegar a la última fecha con la soga cuello.

Durante la semana, el presidente Roberto Sagra le dio un espaldarazo al plantel y al cuerpo técnico dejando en claro que en este momento la unión de todos los que forman parte del “Mundo San Martín” es casi un tema de estado. Y así lo entendieron todos. “Siempre es importante que haya apoyo de todos los sectores. Más allá de eso nosotros debemos hacer bien las cosas y volver a ganar en casa, algo que necesitamos urgente”, explica Diego Cagna, antes de explicar la receta para poder salir de perdedor. “De acá al final tenemos que dejar todo en todos los sentidos. Que la gente venga y aliente como siempre y que los respondan dentro del campo. Entre todos juntos vamos a sacar esto para adelante”, agrega el entrenador.

Agustín Briones quiere dejar el sufrimiento de lado cuanto antes. Que en San Martín si no se sufre, no vale parece una regla impostergable, pero el volantel central pide dejarla de lado; por lo menos en esta ocasión. “Acá todos queremos que a San Martín le vaya bien y trabajamos para eso. En este torneo tuvimos rachas buenas y rachas malas. Hace algunas fechas parecía que estábamos salvados y ahora estamos sufriendo. A partir de este partido tenemos que recuperar nuestra mejor versión y terminar bien el torneo”, implora, pidiendo jugar con el corazón el duelo contra Flandria. “Es una final para nosotros. Si ganamos, vamos a respirar mucho más tranquilos. Entonces no debemos cometer errores, hay que matar en cada pelota”.

San Martín comienza a jugar las finales para mantenerse en la B Nacional y el pensamiento común es que deben tirar todos juntos. La unión hace la fuerza, por eso todos en La Ciudadela al duelo de esta noche lo jugarán todos juntos.

Comentarios