Argentina presidirá el Comité Administrativo de la Organización Internacional del Azúcar en 2017

El Ministerio de Agroindustria confirmó al representante oficial en el cuerpo internacional.

05 Jul 2017
1

LA GACETA / FOTO DE HECTOR PERALTA

Argentina presidirá el Comité Administrativo de la Organización Internacional del Azúcar (OIA) durante este año, tal como se había decidido en la sesión 74 del organismo realizada en San Salvador, El Salvador.

Se trata de un organismo intergubernamental dedicado a mejorar las condiciones en el mercado mundial del azúcar a través del debate, análisis, estudios especiales, estadísticas transparentes, seminarios, conferencias y talleres.

La Organización Internacional del Azúcar, con sede en Londres y en donde nuestro país participa desde 1992, cuenta con 87 estados miembro, que representan a nivel mundial aproximadamente el 82% de la producción, el 64% del consumo, el 89% de las exportaciones y el 34% de las importaciones de azúcar.

El representante del Ministerio de Agroindustria nacional, Juan Carlos Di Sciullo, ha sido designado titular del Comité Administrativo, que está dentro del Consejo Internacional del Azúcar y su Director Ejecutivo. 

Consejo Internacional del Azúcar, su
Comité Administrativo y su Director Ejecutivo, y su personal.Consejo Internacional del Azúcar, suComité Administrativo y su Director Ejecutivo, y su personal.

¿Quién es Di Sciullo? Es un técnico de trayectoria en el sector, redactor del proyecto de “Ley de Warrants”, que se encuentra en la actualidad en el Senado de la nación, y el referente de la Secretaría de Agregado de Valor en la cadena del azúcar.

Di Sciullo estará acompañado por Philemon Fana Mnisi, de Suazilandia.

¿Cómo incidirá esto en la industria argentina, en particular en Tucumán?

El titular del Centro Azucarero Regional de Tucumán (CART), Julio Colombres, resaltó la carrera profesional de Di Sciullo. “Conoce el comportamiento del mercado internacional, las normas internas del país, la Cuota Americana… tiene experiencia. Tener representación en la OIA es bueno desde el punto de vista político. Además de responder a las obligaciones propias como integrante del organismo, se puede llegar a generar contactos mundiales en el negocio del azúcar y acceder a proyecciones técnicas sobre cómo se desarrollará el mercado”, expresó el empresario tucumano.



Comentarios