Encuentro beagle: enamorados del demonio con patas

La movida arrancó el año pasado y ésta es la séptima cita de los animalitos.

03 Jul 2017

Ayer se realizó el séptimo encuentro de perros beagles, una movida que arrancó el año pasado; los dueños cuentan por qué eligen este pequeño y adorable destructor

Cuando algún amante de los perros conversa con Lucrecia Ruiz y le pregunta qué tienen de especial los perros beagle, ella responde con un rosario de “cualidades” que, a su entender, hacen que se destaque esta raza inglesa:

 “Destrozan todo. Sí o sí te destruyen la casa. Es una cosa generalizada: de 100 beagles, quizás uno no sea un destructor. Tienen mucha energía, no saben estar solos, sí o sí tiene que haber alguien con ellos en la casa, hay que sacarlos todos los días pero nunca sin correa, porque en la calle puede que no hagan caso”, describe la mujer, fascinada con esta raza desde que Sol, ahora de 11 años, llegó a su vida. En estos momentos la tiene a ella y a sus cuatro crías en su casa. Con tantos años de convivencia ha aprendido a encontrarle el lado bueno a esta historia: “el perro beagle te obliga a desapegarte de lo material y, a cambio, te entrega un cariño y un amor que no te lo da otro perro”, dice la mujer.

 Lucrecia es la organizadora de los Encuentros Beagle Tucumán, que ayer a la tarde tuvo su séptima edición. Alrededor de 40 “demonios de tasmania” perrunos se juntaron en el parque 9 de Julio con el triple propósito de socializar (entre perros y amos), llevar adelante un desfile de beagles disfrazados y recaudar fondos para donarlos al grupo mascotero “De patitas en la calle”. Durante el verano, el 6° encuentro tuvo también fines solidarios: juntaron 935 kilos de alimento para perros para repartirlos en La Madrid luego de las inundaciones.

 “Es como un hijo rebelde. Te hace renegar muchísimo, te hace las mil y una, pero vos lo querés igual”, compara con un amor inmenso Julio Tello.

Sillones destruidos, muebles mordidos, ropa convertida en harapos y paredes tapizadas con huellas de beagle son algunas de las situaciones que necesariamente vivirá quien adopte una de estas mascotas. Aun así son cada vez más los que las suman a sus casas y a partir de ahí hay dos opciones extremas: “o te enamoran o no te duran una semana y pedís auxilio para reubicarlos. Esa es la idea del grupo de los encuentros también, poder asistirnos entre nosotros y reubicar perros en el caso de que los dueños no puedan tenerlo”, explica Federica Remonda, otra entusiasta de la raza.


El primer encuentro se hizo el año pasado y, hasta el momento, el grupo de WhatsApp tiene 63 miembros activos. Por esa red social circulan fotos, anécdotas, payasadas y también disgustos.

“Es muy común que en el grupo alguien pregunte por un tapicero o un carpintero de confianza”, dice Federica y larga una carcajada. Tiempo para sacarlo a pasear, espacio abundante en la casa (y en la cama, porque para ellos no existe la cucha) y paciencia para criarlos son los requisitos fundamentales para tener un beagle. Y una buena agenda con carpinteros, tapiceros y pintores de confianza también...

Batman, Superman y el Chapulín Colorado fueron algunos de los “personajes” que desfilaron ayer durante el encuentro. Es que, además de compartir el amor por esos “hijos rebeldes”, los dueños organizaron un desfile de modas con sus perros. Claro que, para que les durara al menos cinco minutos el disfraz, tuvieron que llegar dos horas antes al parque para hacerlos correr y quemar energías.



Comentarios