La protesta calienta las calles de Hamburgo, a días del G20

La ciudad portuaria del norte de Alemania está en alerta para prevenir manifestaciones violentas y ataques terroristas Exigen que la cumbre se ocupe de temas como la pobreza y el calentamiento global

03 Jul 2017

HAMBURGO, Alemania.- Miles de personas salieron a las calles en una Hamburgo blindada para iniciar una semana de protestas y manifestaciones en contra de la cumbre del Grupo de los Veinte (G20), que reunirá en esa ciudad a los líderes de los países más poderosos del mundo el viernes y sábado en el norte de Alemania.

Pese a la lluvia intermitente, una larga columna de manifestantes -los organizadores calcularon 18.000, la Policía 8000- inundó las calles del centro de Hamburgo para formar una “ola de protesta”, copar la plaza central e inaugurar lo que que será una semana llena de protestas en contra de la cumbre del G20 y las políticas de las potencias que participarán de ella.

Mientras los manifestantes ocupaban el centro, unas 120 canoas y botes de remo poblaron el lago que forma el río Alster en el centro de Hamburgo en una jornada de lucha en la que participaron muchas familias con niños que llevaban carteles que pedían poner “el planeta Tierra primero” o “luchar contra la pobreza”.

Ciudad blindada

Junto con la primera movilización también comenzaron las primeras detenciones.

Desde hace varios días, el gobierno alemán advierte que no permitirá ninguna protesta cerca de la cumbre del G20, que reunirá entre otros los presidentes estadounidense, Donald Trump; el ruso, Vladimir Putin, y el turco, Recep Tayyip Erdogan.

El ministro de Justicia de Alemania, Heiko Maas, aseguró que, si bien la Constitución alemana ampara el derecho a la manifestación pacífica, el gobierno actuará con firmeza contra los manifestantes violentos que intenten interrumpir el evento internacional, según una entrevista al grupo mediático Redaktionsnetzwerk (RND).

Quien pretenda utilizar la cumbre como “vidriera para la violencia” se enfrentará con la “acción contundente y decidida” de las fuerzas de seguridad, agregó el ministro, quien advirtió que no aceptarán ataques a la Policía o gomas quemadas, según dijo a la agencia DPA.

En el operativo intervendrán unos 15.000 efectivos de distintos estados federados del país, tanto por la alarma terrorista que rige de forma general en todo el país, al igual que en buena parte de Europa, como en previsión de incidentes, informó la agencia EFE.

“El planeta, primero”

Pese a las advertencias del gobierno, muchos se han trasladado al norte de Alemania para protestar contra la agenda de las potencias mundiales. Greenpeace, una de las organizadoras de la protesta, acusó a la canciller alemana, Angela Merkel, de tener un doble discurso ya que, por un lado, critica la salida de Estados Unidos del acuerdo contra el cambio climático de París y, por otro, permite que 40% de la electricidad de Alemania sea generada por carbón fósil, explicó la gerente de Greenpeace Alemania, Sweelin Heuss.

La primera gran manifestación de ayer fue bautizada como una “Ola de protesta colorida, pacífica y creativa”, que reclama que se instauren políticas ambientalistas, una verdadera justicia social y para defender la democracia.

El centro de Hamburgo pronto quedará blindado, con miles de policías y bloqueos en casi toda la zona. Sin embargo, la ciudad ya está contagiada por el clima de protesta contra los líderes del mundo y sus políticas. (Reuters)

En Esta Nota

Hamburgo
Comentarios