Tucumán hace pie en el mapa literario argentino

Ese es el objetivo del encuentro, que tendrá lugar desde el jueves con la participación de numerosos escritores invitados. Habrá entrevistas públicas, debates y mesas de lectura, entre otras actividades

02 Jul 2017

El entrecruzamiento de voces promete ser intenso y muy rico entre el jueves y el domingo, cuando se desarrollará la tercera edición del Festival Internacional de Literatura Tucumán (FILT). A los prestigiosos escritores que llegarán desde distintos puntos del país se sumarán autores de la región -más de 50, según los organizadores-. Juntos debatirán acerca de la actualidad del campo literario argentino, por medio de entrevistas públicas, paneles y mesas de lectura, entre otras actividades programadas en el MUNT y en la sede de la Facultad de Derecho.

Daniel Guebel, Hebe Uhart, Mariana Enríquez, Alicia Genovese, Ramiro Sanchíz, Máximo Chein, Eduardo Muslip, Martin Felipe Castagnet, Beatriz Vignoli, Matías Moscardi, Francisco Garamona, Daiana Henderson e Inés Acevedo son algunas de las figuras que le otorgarán al FILT un lustre que coloca al encuentro entre los más importantes del calendario nacional.

“La idea del festival es poner a Tucumán en el mapa de lo que está pasando y abrir la discusión sobre eso que pasa. Para eso vienen escritores con obras nuevas y vigentes. No queremos traer el busto de autores que ya no producen”, apunta Blas Rivadeneira, integrante de la comisión organizadora junto a Sofía de la Vega y Ezequiel Nacusse. ¿Un par de ejemplos? “El absoluto”, de Guebel, se publicó el año pasado; “Este es el mar”, de Enríquez, vio la luz hace pocas semanas.

El giro hacia los géneros que viene registrándose en la producción literaria argentina será una de los cuestiones centrales de esta edición del FILT y el abordaje a esas temáticas es un rasgo distintivo del perfil de algunos escritores invitados. Otro de los ejes pasa por la circulación de nuevas estéticas en la poesía y para eso cobra interés el contrapunto que puede generarse con la participación de autores como Vignoli, Moscardi y Henderson.

El FILT discurre entre “conversaciones” con los escritores (con algún especialista que opera como entrevistador público), los paneles de discusión y las mesas de lectura, en las que se combinan la narrativa y la poesía. “El festival siempre fue pensado para el público en general, el objetivo es acercar la literatura en un formato accesible. Por eso las actividades son dentro y fuera del salón. No es un encuentro reservado para expertos”, apunta Nacusse. En ese sentido, los lectores disfrutarán el espacio en el que los escritores hablan de la “cocina” de su trabajo: cómo arman sus textos, su 3x3 (los libros que atesoran, los que no quieren tener y los que les gustaría encontrar), su lado B (lo que no pudieron publicar), el álbum de autor (con las “fotos” de su carrera) y una mirada sobre el oficio (qué hacen cuando no están escribiendo).

Promete ser interesante la “mesa de editores”, cuyo objetivo será sumergirse en la lógica editorial que se impone hoy en la Argentina. Entre los invitados figuran EDUNT y representantes de sellos emergentes locales. “El fenómeno de las editoriales independientes se registra desde hace 15 años en Buenos Aires, pero acá se está dando en muletas”, sostiene Rivadeneira. Otra mesa estará dedicada a la crónica, con la participación del colectivo Tucuman Zeta.

Como es habitual, en los jardines del MUNT funcionará la feria independiente, con una amplia oferta de libros del NOA, y no faltarán espacios para la gastronomía y la música. En cuanto a la actividad programada en la Facultad de Derecho, tendrá lugar el viernes y estará dedicada a la poesía.

La organización del FILT es una empresa compleja, pero los responsables sienten que la calidad y la continuidad de los encuentros van dando frutos. “Hay una respuesta, una referencia, nos conocen -destaca De la Vega-. Por ejemplo, nos llamaron de la editorial para que se presente el libro de Hebe Uhart”. La mezcla de escritores y trayectorias es una de las fortalezas del festival, y gracias a esa diversidad es que construye una identidad. El camino sigue.

Comentarios