El productor de maíz espera más apoyo estatal

Partiendo de la importancia que tiene “rotar” el cultivo de la soja con gramíneas estivales como el maíz, el desarrollo de este último cultivo sigue esperando que el Estado Provincial, en el caso de Tucumán, se haga presente y los ayude en su desarrollo, como por ejemplo, encontrar alguna solución para la alta incidencia que tiene el costo del flete.

01 Jul 2017
1

REPORTE RURAL

El cultivo de maíz debería ser tenido siempre en cuenta por los productores del NOA y sin duda se está en ese camino, no solo porque la decisión del Gobierno de sacar las retenciones a las exportaciones favorece la toma de decisiones, sino porque las rotaciones con esta gramínea estival en el sistema productivo de la región genera múltiples beneficios, que muchos productores ya conocen y las instituciones de investigación agropecuaria siempre fomentan.

Lo real es que, cuando llegó el mes de enero, los productores que habían tomado la decisión de sembrar esperaron que el agua contenida en el suelo sea la suficiente para sembrar este cultivo, no solo con la necesidad de lograr una renta que se obtendría con rendimientos adecuados a través de un eficiente manejo, sino para cumplir con rotaciones de cultivos que den sustentabilidad a sus sistemas productivos.

Hasta el cambio de la conducción política nacional (diciembre de 2015), la toma de decisión de realizar maíz por parte de los productores estaba casi dejada a un lado, debido a que los números no cerraban y porque el endeudamiento que debían afrontar era muy grande hasta ese momento.

Esta es la segunda campaña (2016/2017) en que la situación es diferente, por lo que los productores y los técnicos que están dedicados a la actividad pueden cumplir con la necesidad de rotar y cumplir con las recomendaciones que se dan desde diferentes estamentos técnicos.

Cuidados

El suelo es un recurso muy sensible y el ambiente que lo circunda deben ser cuidados y manejados adecuadamente para tener un equilibrio productivo en el tiempo, y los productores de granos, y especialmente el propietario, ya entraron en esa variante y saben que si cumplen con esas pautas pueden generar un proceso de degradación muy difícil de parar y aún de cambiarlo.

Es por ello que el manejo adecuado de la rotación de cultivo empieza y debe tener un papel fundamental a la hora de sembrar un cultivo, que rote adecuadamente con la soja. Por suerte, el productor dispone de herramientas como la siembra directa, la biotecnología y la fertilización bien balanceada, que ayudan de sobre manera a mantener en una adecuada fertilidad los suelos de muchas zonas, sobre todo de nuestra zona productora de granos.

Suelos y medio ambiente

Sabemos que en el NOA y en la provincia hay suelos que van desde una alta fertilidad a suelos con baja fertilidad de acuerdo, principalmente, a la zona en que se encuentran y también a la forma en que fue manejado.

Son suelos que sufren las inclemencias del tiempo con muchas lluvias durante el verano y parte del otoño, y una escasez muy grande durante el invierno y primavera.

Por desgracia para los suelos, desde el punto de vista de los resultados económicos observados últimamente, estos señalan a la soja como el mejor de los cultivos de granos y se lleva generalmente valores cercanos al 90% del área cultivada como cultivo estival en las zonas aptas y no tan aptas.

Por suerte esta tendencia del gran negocio de la soja viene cambiando, por lo que el maíz empieza a ser visto con otros ojos. Igualmente, para nuestra región y para el cultivo de maíz, la distancia y el costo del flete siguen siendo limitantes y es uno de los parámetros que el actual gobierno analizó y está trabajando para lograr aliviar la alta incidencia de estos factores.

Casi todos los estudios realizados por diversas instituciones de investigación agropecuaria indican que una rotación bien balanceada, entre soja y gramíneas estivales, obtienen en conjunto un margen bruto mayor con respeto al monocultivo de la soja, lo que debe ser siempre considerado.

Es por ello que no solo debe pensarse en el rédito económico que brinda el maíz cosechado, sino la ventaja económica que trae al predecesor, al brindar al suelo y al ambiente las ventajas de la rotación.

Valor agregado

La siembra de gramíneas estivales (como el maíz) puede tener otro destino que no sea su venta directa a acopio, y es que sea dirigida a la transformación de otros productos de más valor agregado, como por ejemplo, la producción de carne de diferente tipo.

Lo fundamental es que la rotación colabora con mejorar las aptitudes físicas y químicas de los suelos, y a mejorar la actividad microbiológica del mismo y, sobre todo, ayuda a cortar los ciclos de plagas, enfermedades y malezas que son muy perjudiciales para el monocultivo de soja, por lo que cumplir con un plan de rotaciones adecuado que ayude al sistema productivo de nuestra zona es un deber que los productores deben afrontar.

Esperamos que los técnicos e instituciones vinculados a la producción de granos sigan fomentando esta práctica y que las autoridades nacionales sigan en el camino de afianzar la actividad agropecuaria nacional y regional y generar políticas que fomenten las rotaciones, por el bien del ambiente y del suelo dedicado a la producción.

Comentarios