Después de casi un mes, Paula Argañaraz salió de terapia intensiva

"Estamos felices y dándole todo lo que no pudimos ofrecerle en este tiempo que estuvo sedada", contó Mario, su papá.

28 Jun 2017
1

LA GACETA / ARCHIVO

Luego de varios días de angustia, los familiares de Paula Argañaraz recibieron una buena noticia. La joven que fue arrollada en la avenida Aconquija al 1.200, en Yerba Buena, salió de terapia intensiva y pasó a una habitación privada en la clínica donde está internada desde hace casi un mes.

Mario, su papá, fue quien confirmó la noticia. "Los médicos nos comunicaron ayer que a Paula la encontraban en condiciones de que salga de terapia y decidieron pasarla a una habitación de piso para que continúe con su recuperación, ya que el cambio le iba a favorecer mucho a ella", dijo el hombre, feliz, en declaraciones a radio Rivadavia.

"Estamos contentos, tratando de reanimarla y dándole todo lo que no pudimos ofrecerle en este tiempo que estuvo sedada y donde solo podíamos verla en los horarios de visita", agregó.


Días atrás, los médicos habían decidido ir bajando de a poco los sedantes de Paula para seguir de cerca su evolución. Y hoy la muchacha de 20 años se encuentra totalmente lúcida, habla y reconoce a sus familiares. Sin embargo, aún no está del todo recuperada.

Es que al no estar sedada, la joven siente un poco más los dolores de las tres fracturas que sufrió cuando la embistió un Honda Fit. Ocuparse de ellas es el próximo paso de los profesionales, que hasta el momento se habían dedicado fundamentalmente a la parte neurológica.

El caso

El domingo 4, Paula Argañaraz fue arrollada en la avenida Aconquija al 1.200, Yerba Buena. Después de varios días, un adolescente de 16 años confesó que fue quien conducía el auto en el momento del accidente. Estuvo alojado en el Instituto Roca durante casi dos semanas. La estudiante sigue recuperándose de las lesiones que sufrió.

Comentarios